Category Archives: Consejos

Aprende a cambiar el pañal de tu bebe

Una de las dudas que tienen muchos padres primerizos es cómo deben limpiar los genitales así como el ano o culito de su bebé, ya que el cambio de pañales será, por lo menos en los dos primeros años de vida del bebé, una de las tareas que más tendrán que realizar.

A la hora de limpiar al bebé durante el baño o para cambiarle el pañal lo primero que tenéis que hacer es considerar su sexo. Tanto los niños como las niñas necesitan en general cuidados muy parecidos. La limpieza sólo se distingue por género, es decir, si se trata de un niño o una niña. Los genitales infantiles deben ser cuidados con mucha delicadeza y atención. Como no están expuestos, pueden presentar alguna infección por falta de higiene.

En el caso de las niñas, para evitar que la vagina se infeccione con los gérmenes provenientes de los restos de las heces en el ano, siempre se debe limpiarlas de delante hacia atrás, es decir, de la vulva al ano. No es necesario abrir sus genitales para limpiar los labios mayores y menores. Limítese a lavarle y a secarle la zona cubierta por el pañal o braguita, desde delante hacia atrás. Una vez limpios, pasar la esponja o toallita por el abdomen, muslos, pliegues y nalgas. Cuando esté todo bien seco, aplicar una fina capa de la crema protectora solamente en las partes externas, en los pliegues y alrededores del ano.

En cuanto a los niños, como la orina se esparce por todas partes, es necesario limpiarlo muy bien para evitar escoceduras en el pene. Ten cuidado antes de retirar el pañal sucio. Los bebés varones suelen orinar en el momento en que quitas el pañal. Por esta razón, es aconsejable sujetar el pañal por unos segundos. Hecho eso, abrir el pañal y arrastrar las heces con toallitas y tirarlas en el pañal. Pasar la toallita o la esponja por el abdomen, ombligo, pliegues, muslos, testículos y debajo del pene, para no quedar restos de orina o heces. No es necesario retraer ni limpiar la piel del prepucio de su pene. Se limpia mejor durante el baño. Los que no tienen circuncisión deben bajar o echar hacia atrás el prepucio y lavar con abundante agua y jabón esta parte del glande. Levantar sus piernas para limpiarle el ano y las nalgas. Cuando toda la zona esté bien seca, aplicar la crema protectora generosamente sobre el pene y alrededor de los testículos, ano y nalgas.

Cómo y cuándo cambiar el pañal del bebé

Cuánto más pequeño sea el bebé más veces tendréis que cambiarle el pañal. Al principio, una ocho veces al día, ya que en esta etapa el bebé evacua y orina más veces. Por su piel delicada el bebé también estará más propenso a tener asaduras o eczemas en la zona del culito, por eso es tan importante mantener la higiene en esta zona.

Es recomendable cambiar el pañal cuando el bebé se despierta y antes de dormir. También es importante que lo hagas después de cada toma de leche o cuando observen que el bebé se encuentra molesto por estar mojado o sucio.

Para el cambio de los pañales de un bebé se debe seguir algunos consejos:

– Lavarse las manos con agua y jabón

– Tener a mano todos los productos que vas a necesitar: un pañal de una talla adecuada (de tela o descartables), toallitas desechables y sin perfume o una esponja natural, crema protectora para evitar irritaciones, una toallita seca, y un cambiador. Si estáis fuera de casa, conviene llevar siempre una bolsa con todos los productos.

– Al quitar el pañal sucio, es conveniente dejar la piel del bebé al aire libre, o permitir que el bebé se quede un rato sin pañal en casa.

– En caso de que el bebé presente alguna irritación o eczema en la zona del culito, no se debe olvidar de ponerle una crema para tratar la zona. Si la dermatitis sigue aumentando, mejor consultar al pediatra del bebé.

– No es aconsejable utilizar polvos de talco. Los expertos dicen que pueden resecar mucho la piel del bebé. Las pastas al agua son más recomendables porque realmente van a proteger a los pliegues del bebé. Siempre se debe consultar al médico antes de aplicar algún producto en la piel del bebé.

Por lo demás solo queda, a medida que el bebé o el niño va creciendo, que les enseñen a limpiarse solo. A lavarse las manos siempre después de evacuar u orinar, y tirar de la cadena del wáter y comprobar que todo ha quedado limpio. También es importante cambiar las prendas íntimas todos los días, después del baño, o en caso de que se hayan manchado. Y en caso de dudas, pregunte al pediatra del niño o de la niña.

Como prevenir y diagnosticar la otitis

Para cada diagnóstico de la otitis existe un tratamiento específico. De un modo general, se trata la otitis con analgésicos, con paracetamol o ibuprofeno para calmar el dolor inicial. Para eso también se suele utilizar las gotas analgésicas. El tratamiento de la otitis media debe empezar inmediatamente después que se confirme el diagnóstico médico. Los antibióticos y anti inflamatorios son el tratamiento más efectivo para este tipo de infección.

Cómo prevenir la otitis

Antes de saber cómo prevenir la otitis es necesario considerar algunos factores de riesgo que pueden provocar una inflamación en el oído: Humedad ambiental, la natación, la sudoración excesiva, exposición a una temperatura ambiental elevada y al agua contaminada, tener una inadecuada higiene de los oídos o intentar sacarse la cera con movimientos indebidos con el bastoncillo. También están propensos a sufrir una otitis los niños que sufren de enfermedades crónicas como eczemas, dermatitis, etc.

En los primeros años de vida del bebé, aunque con menos riesgo, los pequeños pueden padecer una otitis por el humo de tabaco, el uso desenfrenado del chupete, los constantes y repetidos resfriados, la asistencia a una guardería inadecuada en cuanto a los cuidados y a la higiene, e incluso la lactancia artificial (en raros casos).

En algunas de estas situaciones, se puede prevenir la otitis. Para eso es recomendable utilizar gorro o tapones para nadar, evitar la humedad en el oído, evitar una limpieza enérgica y no abusar de los bastoncillos. Es bueno recordar que a los bebés no se les debe usar los bastones ni algodón. Lo más aconsejable es que se lave el oído del bebé durante el baño, en días alternos, inclinando la cabeza del pequeño para permitir que el agua entre en el oído y suavice el cerumen. Eso evitaría la acumulación de cera y el taponamiento del oído, sin tener que aplastar o empujar la cera para el interior del oído.

Cuando el bebé o el niño presentan otitis con frecuencia, es aconsejable considerar la época del año en que eso más ocurre, para aplicar medidas de prevención más correctas en este sentido. Los niños muy afectados por la acumulación de mocos, infecciones repetidas de oídos o sordera, deben acudir al médico, ya que pueden ser necesarios los drenajes en el tímpano para que salga el moco acumulado, no se infecte y no produzca una sordera.

Por otro lado, solo una exploración médica del canal auditivo y una valoración del tímpano, pueden dar un diagnóstico preciso sobre el tipo de otitis que padece un niño. El niño que presenta fiebre, mocos, pérdida o no de audición, debe ser sometido a un tratamiento que suele durar de una a dos semanas. La cirugía sólo es recomendada en los casos de que no haya respuesta a los antibióticos y que la inflamación alcance un estado grave.

Existen también tratamientos naturales para curar la otitis, à base de aceite de oliva y ajo, así como ungüentos que en algunos casos funcionan positivamente. En este caso, conviene consultar primero con el pediatra del bebé o del niño.

Es bueno utilizar los esterilizadores

La pregunta del millón para los padres primerizos es, sin duda, como hacer del tiempo entre sueño y sueño del bebé más productivo. Sin duda cualquier producto que ayuda a mejorar la calidad de vida del recién nacido y de los recientes padres, a estos últimos se les hará de gran ayuda. Por eso cuando leímos en la página de Avent la siguiente frase: esterilizar 06 biberones en dos minutos nos pareció un buen consejo de padre a  padre recomendar el esterilizador a vapor de microondas modelo SCF271.

 


image
Como beneficios generales podemos señalar que este producto se utiliza en esterilización  con vapor natural, posee cierres que fijan la tapa con la máxima seguridad, el contenido se mantiene esterilizado durante 24 horas si no se abre la tapa, también es ideal para llevarlos de vacaciones, y por último podemos afirmar que permite esterilizar hasta seis biberones por vez.
Para quienes se introducen por primera vez en el fascinante mundo de serpapás, le diremos como usar este producto: sólo tiene que añadir agua, colocar los productos y meterlos en el microondas durante 2 minutos. La duración exacta del ciclo dependerá de la potencia del microondas: 2 minutos a 1100-1850 vatios, 4 minutos a 850-1000 vatios, 6 minutos a 500-850 vatios.
 

image
Ahora bien vale la siguiente pregunta: ¿Cuál es la ventaja de usaresterilizador si antiguamente nuestras madres no sabían de su existencia?. La respuesta es la siguiente: con la esterilización se trata de proteger al bebé de las bacterias de la leche especialmente dañinas hasta que su sistema inmunitario sea lo suficientemente fuerte. El esterilizador de Philips AVENT utiliza el método de los hospitales de esterilizar a vapor, un método rápido, fácil, eficaz y sin la utilización de agentes químicos de ningún tipo.
¿Què singularidad puede llegar a ofrecer este esterilizador con respecto a los demás que se encuentran en el mercado?. El esterilizador a vapor para microondas Philips AVENT se ha diseñado para adaptarse a la mayoría de los microondas del mercado. Su pequeño tamaño hace que sea cómodo para los viajes, garantizando que siempre tenga a mano unbiberón esterilizado tanto si va a hacer un viaje corto de una noche o un viaje de vacaciones más largo. También es perfecto como esterilizador adicional para la casa de los abuelos
Sin dudas Avent es una marca líder a nivel mundial en productos para niños ya que no solo piensa en sus diseños de vanguardia sino que lo hace también en la medida de ser funcionales para los padres de las pequeñas criaturitas.

Como corregir los malos hábitos en los niños

Malos hábitos en niños.¿morderse las uñas, hurgarse la nariz?

A veces los niños desarrollan malos hábitos, como morderse las uñas, chuparse el dedo. Estos hábitos puede ser una señal de ansiedad otras indican el niño necesita ser corregido como cuando dice palabrotas.  
malos habitos niños

En general, la mayoría de estos malos hábitos desaparecen con el tiempo.

Pero a veces hay malos hábitos que perduran en la adolescencia y de más mayores y pueden ser un problema. Se pueden llegar a convertir en una conducta obsesiva. Si un mal hábito continua puede ser un síntoma de un problema físico o psicológico
Si tu hijo se chupa el dedo, se hurga la nariz, se muerde las uñas o dice palabrotas. Trata de buscar solución cuanto antes, no dejes que siga el mal hábito.
A veces los niños adquieren estos malos hábitos por imitación, ven a sus padres, hermanos u otras personas hacer algo y lo imitan.
morderlasunas1

Como corregirles si tienen un mal hábito

Regañarles en exceso no funciona, es contraproducente el niño tomará una actitud defensiva. Es importante hablar con el niño y explicarle de forma clara qué es lo que hace mal y cómo queremos que se comporte.
Por ejemplo: 
No digas tal palabra –una palabrota- si quieres decir algo cuando estás enfadado puedes usar la palabra “caramba” o  la expresión “será posible”
No te chupes el dedo, si estás nervioso cógete las manitas y respira suave diez veces pero no te chupes el dedo.
De esta forma al niño le decimos qué conducta debe evitar y le damos una alternativa
Tampoco es bueno pasar del tema  y dejarle que siga teniendo ese mal hábito.
Lo ideal es tratar de animarles a corregir su mal hábito recompensando cualquier intento de evitarlo.

Que hacer si tu hijo no come?

Para todas las madres es una gran preocupación la alimentación de sus hijos. Mantener una nutrición adecuada y con las vitaminas necesarias, es imprescindible para que crezcan fuertes y sanos.

Si tu hijo presenta dificultades para comer, es muy delgado y tiene poco apetito, es muy importante ofrecerle comidas con mayor densidad energética, es decir, calorías y proteínas, para ayudarlo a prevenir la pérdida de peso.

¿Cómo aumentar calorías y proteínas?
Incorporar una cantidad extra de aceite, crema de leche, manteca ó margarina, a preparaciones calientes como purés, sopas, pastas, arroz, papas, polenta, batatas, guisos.
Incorporar crema chantilly (crema de leche batida con azúcar), a postres de leche, frutas en almíbar, ensaladas de frutas.
Agregar dulces como mermeladas, en yogures ó cereales con leche.
Utilizar dulces compactos en trozos (Ej. Dulce de batata con queso, galletitas con dulce de membrillo en rebanadas, pan con queso y dulce)
Evitar alimentos que produzcan aumento de la saciedad como ser: caldos y sopas, bebidas con gas, infusiones tipo té, café, mate, verduras crudas en ensaladas, cáscaras de frutas.
Los alimentos fritos, aportan más calorías que los hervidos ó asados.
Preparar licuados ó batidos de leche con helados ó crema de leche y/ó frutas.
Incorporar quesos tipo crema, mantecoso ó fresco, en preparaciones como soufflé, budines, omellettes, rellenos de pastas, canelones, lasañas, ravioles, tartas, empanadas, pizzas, calzones.
Agregar huevos en preparaciones como purés, budines, revueltos, salsas. Y luego cocinar bien.
Agregar huevo duro picado a carnes, pastas, pizzas, sándwiches.
Agregar leche en polvo entera a la leche fluida y a los licuados (1 cucharada sopera por cada taza de leche)
Incorporar carne vacuna, pollo, pescado ó vísceras (bien cocidas), en rellenos de budines, salsas, guisos, sopas, tartas, empanadas.
Preparar sopas y guisos con legumbres (porotos, garbanzos, lentejas).

Algunas pautas a tener en cuenta si tu hijo tiene falta de apetito:
No encender el televisor durante el almuerzo y la cena, de ésta forma vas a prevenir que se distraiga y prestará un poquito más de atención a la comida. Podrás ver algún programa entretenido junto a él una vez finalizada la comida, y así de a poco lograrás que vaya incorporando el hábito, si aún no lo tiene, de comer cuando mamá lo indica.
No permitir que consuma alimentos fuera de los horarios de las comidas principales, es decir, preferentemente intentar que no ingiera algún alimento, a modo de “picoteo” media hora antes del almuerzo ó de la cena.
No llevar la panera a la mesa, al menos hasta el momento en que los platos de toda la familia estén servidos.
No darle bebidas gaseosas antes y durante las comidas, ya que disminuye el apetito, produciendo sensación de saciedad.
Si tu hijo no quiso almorzar, y a la media hora te pide un yogurt ó un postrecito, intenta jugar con él para pasar el rato, y explicarle que esperarán hasta la hora de la merienda, para tomar la leche. Así llegará a la noche con más apetito, y al día siguiente seguramente no dejará pasar la hora del almuerzo.

Si tu hijo tiene 6 meses ó más, y ya ha comenzado con su ablactación ó incorporación de alimentos que difieren de la leche, es muy importante que recuerdes que hasta los 2 años es un lactante, y su alimentación de base será la leche – materna ó leche de vaca modificada adaptada a cada edad -. Por lo tanto, desde los 6 meses hasta los 2 años, la alimentación formará parte de uno de los procesos más importantes de aprendizaje y juego a la vez.

Comenzará a conocer texturas y sabores. Y es fundamental que éste proceso se viva con afecto, en familia, y con mucha paciencia.

A partir de los 2 años, en cambio, el niño ya debe haber adquirido el hábito de comer en familia, su porción servida por sus papás, y aquí es donde podrás implementar distintas estrategias en caso de observar falta de apetito ó delgadez.

Es bueno Azotar a los niños? claro que no!!

Hemos hablado ya en ocasiones de las consecuencias de los azotes, tanto a nivel emocional como físico en los niños, pero dejando de un lado esto e incluso la obvia implicación moral que supone usar la imposición por la fuerza y causar daño a un niño que depende de nosotros, hay otra cuestión, de índole puramente práctica que quiero abordar: los azotes no sirven para nada.
Podemos rastrear bastantes estudios que señalan, en contra de los filósofos del llamado “azote a tiempo”, que los delincuentes han sufrido generalmente tratos violentos en la infancia, aunque no queda clara la seriedad de estos.
Sin embargo, es evidente que el uso de la fuerza como método de imposición sobre un espíritu en formación deja huella, y una de las consecuencias de esta costumbre es que se justifique el uso de la violencia para lograr fines y que el fuerte pueda imponerse al indefenso.
Seguramente los padres que usan el cachete o el azote no lo hagan con una programación educativa lógica, sino como un recurso cuando todo les supera y no saben como actuar. En mi opinión, el haber recibido azotes de pequeño hace que se entienda más facilmente su uso o se pueda repetir, sin embargo, los niños que no han recibido azotes dificilmente lo verán como algo normal hacia sus hijos futuros.
Seamos sinceros, a nadie le gusta que le peguen, todos los niños se sienten doloridos emocionalmente ante este tipo de pérdida de papeles del adulto que debe cuidar de ellos.
No, a nadie nos gusta. Aunque, si nuestros padres lo hicieron nos va a costar mucho enfrentar la idea de que hicieron mal y que hay otras formas de educar más adecuadas. Pero las hay. Pegarle a un niño un azote significa que no tenemos ya recursos educativos. Es un fallo del adulto, un impulso que, de manera responsable, debemos aprender a controlar.
Lo de que los niños hacen perder los nervios no es excusa, digamos la verdad. A todos nos dan razones sobradas para perder los nervios muchos adultos, pero a ellos no les daríamos un azote para corregirlos y dudo mucho que de niños no se los dieran y por eso se comporten de mayores mal.
Pegar no está bien, eso lo sabemos todos, y sigue sin estar bien incluso si valiera para algo, porque, si así fuera, nuestros sistemas jurídicos lo incluirian como pena por delitos o los psicólogos lo usarían para sus terapias. Pero no se hace, porque ni es moral ni sirve para nada.
Además, negadme que os hartan a veces los vecinos, el señor que toca el pito en el atasco, el que adelanta de manera indebida, el que no se para en el semáforo, el jefe, ese compañero de trabajo que es enreda y critica, el que escupe por la calle o el que deja en la acera la caquita de su perro. Pero a ellos jamás les daríamos una colleja o un azote para corregirlos, entre otras cosas, porque nos jugamos de nos partan la cara.
Algo que los niños no pueden hacer. Y esa es la clave, a los niños se les dan azotes porque no pueden devolverlos, y´de ese modo, con la justificación de educarlos, corregirlos o de que nos han hecho perder los nervios, descargamos la rabia acumulada por todo lo demás.
No es sencillo aceptarlo, los adultos no queremos afrontar nuestros errores y debilidades, pero os aseguro que tener el valor de mirarnos directamente nos hace mucho más fuertes y nobles. Y, en el fondo, es lo que todos queremos mostrar con el ejemplo a los hijos. Todos tenemos limitaciones, pero también somos capaces de aprender y de dejar brotar el enorme amor que llevamos dentro.
Volveremos a esta cuestión, pues es una de las claves para entender que los azotes no son educativos, no sirven para nada, pues siempre tenemos que tener en la cabeza que nuestros hijos no serán pequeños siempre y que, cuando crezcan, cuando tengan 12 o 15 años, van a seguir necesitando de nuestra guia pero entones igual ya no aceptan que les pongamos la mano encima.

Consejos para el bebe en Verano

Así como hemos dado consejos para la embarazada en verano, queremos hoy ocuparnos de los más pequeños, quienes también requieren cuidados especiales en esta época del año. Por eso, reunimos en estos diez consejos para los bebés en verano aquellas cosas que debéis tener en cuenta en los meses estivales.
1) Mantener al bebé hidratado
Los bebés son más vulnerables a la deshidratación que los adultos dado que la proporción de agua en su cuerpo es mayor y su equilibrio más débil. Una excesiva pérdida de líquidos puede tener graves consecuencias para su organismo, es por ello que hay que tener especial precaución en verano.
Si toma pecho no hace falta darle agua, pero es recomendable aumentar la frecuencia de las tomas. Si toma biberón habría que ofrecerle agua mineral para reforzar las tomas. Otras recomendaciones a seguir son: mantener su piel hidratada, vestirlo con ropa fresquita, cubrirle la cabeza, no exponerlo al sol durante las horas centrales del día y ofrecerle alimentos frescos, como por ejemplo las refrescantes frutas de verano.
2) Disfrutar de los juegos al aire libre
El juego es la esencia de la infancia, y si es al aire libre, además de aprender, desarrollarse y entretenerse disfrutan de todo lo que la naturaleza tiene para ofrecerles. La playa, la piscina, el parque, la montaña son los mejores espacios para el juego al aire libre de los niños.
El buen tiempo que ofrece el verano propicia momentos de esparcimiento y diversión. Aparte, siempre con precaución, la exposición al sol es una excelente fuente de vitamina D, que favorece la absorción del calcio y mejora la salud ósea de los pequeños.
3) Extremar la precauciones de seguridad
Siempre que hay agua y niños, toda precaución es poca. El riesgo de ahogamientos en verano es muy alto. No es por asustar a nadie, pero en verano hay que extremar las precauciones de seguridad en piscinas y en el mar.
Los bebés no deben quedar sin vigilancia ni por un segundo, si váis a la playa o a sitios con mucha gente es conveniente colocarles una pulsera de seguridad con el número de teléfono de los padres. También es importante tener en cuenta los riesgos de los manguitos, los flotadores y demás juguetes hinchables.
4) Flexibilizar las rutinas
El verano, especialmente las vacaciones de verano, son la época ideal para descansar en familia y olvidarse de horarios y de rutinas. Si somos más flexibles, tanto en esto como con respecto a los deseos del bebé, los días de vacaciones serán disfrutados por todos por igual. Que no pasa nada porque un día el bebé no se bañe o no duerma la siesta a la hora que lo hace habitualmente.
5) Protegerlo del sol
La piel del bebé es extremadamente sensible a las radicaciones solares. Es imprescindible protegerlo del sol con sombreros, gafas de sol para evitar problemas oculares, ropa transpirable y por supuesto, crema con factor de protección solar. Debe usarse el fotoprotector más adecuado para su tipo de piel, siendo el recomendado para los bebés una protección no menor de FPS 20 e idealmente de 40 o 50.
Tan importante como elegir la protección solar más adecuada es aplicar correctamente la crema solar al bebé, siempre 30 minutos antes de la exposición al sol y evitando las horas de sol más directo.
6) Buena alimentación
Es probable que durante la época de verano el niño tenga menos apetito o coma menos de lo habitual. Como nos sucede a los adultos, el calor no nos da ganas de grandes comilonas. Estar bien alimentado no significa alimentarse mucho, sino adecuadamente. No te preocupes si no ingiere primer plato, segundo plato y postre. Se pueden suplantar comiendo más veces al día y por supuesto, bebiendo mucho líquido.
Hay que respetar al bebé si quiere comer menos, pero es importante mantener una alimentación variada, rica en frutas, verduras y cereales que ayudarán a mantenerlo hidratado y con energía. Aprovecha las frutas de temporada para prepararle zumos o batidos y cambia las comidas copiosas por otras más frugales.
Si el bebé tiene menos de seis meses y aún no se le ha introducido la alimentación complementaria, como hemos dicho más arriba las tomas del pecho deberían ser más frecuentes y las de biberón reforzadas con agua mineral.
7) Evitar intoxicaciones alimentarias
En verano aumentan las posibilidades de sufrir una intoxicación alimentaria pues las bacterias proliferan con el calor. Por eso, hay que cuidar que los alimentos no pierdan la cadena de frío y extremar las precauciones en el transporte y almacenaje de la comida del bebé.
No es conveniente llevar el alimento del bebé a la playa o la piscina si no es en una conservadora de frío. Hay que aumentar las medidas de higiene a la hora de prepararlos, así como escoger alimentos siempre frescos y lavarlos muy bien.
8) Evitar un golpe de calor
Los bebés son más proclives a sufrir un golpe de calor debido a que su mecanismo de regulación corporal es aún inmaduro. El golpe de calor es la consecuencia de la exposición a temperaturas muy altas y necesita atención urgente para intentar bajar la temperatura corporal, además de tratamiento médico.
Para evitarlo, hay que proteger al bebé del rayo de sol directo, cubrir siempre su cabeza con una gorra, evitar las horas de más calor del día, permanecer en un lugar fresco, beber agua y tomar alimentos frescos. Y por supuesto, nunca dejar al bebé en el coche a pleno sol.
9) Prevenir una otitis
El verano es la época propicia para que el niño sufra una otitis “de piscina”, llamada así porque la humedad y el calor son el caldo de cultivo para que se produzca una inflamación en el conducto externo del oído provocada por hongos y bacterias.
Para evitarla hay que recordar algunas sencillas medidas como secar bien las orejitas después del baño en la piscina o en el mar y mantenerlas siempre limpias y secas. Si fuera necesario, porque el bebé es muy propenso a las otitis, se le pueden colocar tapones de cera para proteger los oídos del agua.
10) Dedicarles tiempo
Por úlitmo, un consejo para los padres. Disfrutad de vuestros bebés y permitidles a ellos disfrutar de vosotros. Por lo general, el ritmo frenético de la vida cotidiana desciende en verano y las familias suelen tomarse unos días de vacaciones. Ya sea que tengáis la suerte de hacer un viaje o no, aprovechad a pleno las buenas condiciones que ofrece el verano para pasar tiempo de calidad con vuestros hijos y recuperar el tiempo perdido a lo largo del año.

Estar listos para el parto

¿Recuerdan cómo Pedro Picapiedra salía apresurado al hospital dejando atrás a Vilma cuando ella le decía que había llegado la hora de dar a luz a su hija?

Luego regresaban a casa desilusionados, ya que todo era una “falsa” alarma.
Lo gracioso es cómo practicaban para estar listos (maleta, ropa, instrucciones) y cuando “rompiera fuentes” todo fuera un éxito.
La realidad es que los nervios tomaban control y no permitían que Pedro se enfocara y pensara en lo que supuestamente había practicado.
Algo similar ocurre en la actualidad cuando llega el evento. Vamos a confrontar una sensación de temor y ansiedad, la cual es muy natural y es parte del desarrollo de una nueva vida.
Toda medida de preparación para el nacimiento ayudará a los padres a tomar en cuenta asuntos de importancia como:
1. Quién estará a cargo del cuidado y supervisión de sus otros hijos.
2. Quién supervisará el trabajo escolar, si ya van a la escuela.
3. Solicitar ayuda a los abuelos en caso de que tengan que hablar con la maestra.
4. Notificar al colegio y a los maestros para que estén informados de la transición que ocurrirá en los próximos días.
5. Contar con una persona que coordine los viajes al hospital y las actividades extra curriculares para que la rutina en casa continúe.
Dejar la maleta lista como lo hacía Vilma es una buena práctica, ya que de esa manera es uno mismo quien la prepara.
No olvide: Sus camisones, la bata, las pantuflas, medias, los sostenes de lactancia, artículos de baño como el desodorante, cepillo y pasta de dientes, lociones, polvos, champú, acondicionador, toallas sanitarias y maquillaje.
La labor de parto es extenuante, así que después del nacimiento, el arreglarse el cabello y colocar algo de maquillaje te podrá hacer sentir mejor.
Hay que incluir la ropita del bebé y la ropa que la madre usará cuando tenga salida del hospital.
Si se está leyendo un libro, inclúyalo en la maleta, junto con un reproductor de discos compactos para escuchar música suave y relajante.
Compre cositas para comer en caso de que el futuro padre o los acompañantes sientan fatiga durante el a veces largo período de labor. La cámara fotográfica o de vídeo es algo indispensable en el evento.
El proceso del nacimiento incluye el embarazo, parto y post-parto y los actores principales son la madre, el padre y el bebé.
El prepararse para el nacimiento también incluye las clases de educación prenatal, las cuales pueden tomarse desde los cinco meses de embarazo. La misión de dichos cursos es:

Ofrecer información exacta para reducir los miedos y ansiedad en general.

Aumentar la confianza y control en la pareja para controlar el dolor y mejorar la tolerancia de la madre.
Refuerza la confianza y control en la pareja con técnicas de relajación, distracción, respiración y control muscular.
Desarrollar una relación productiva entre la madre que está en labor y su pareja para que luego él pueda dar el apoyo necesario.
Los beneficios son numerosos cuando la pareja decide obtener clases de preparación. El padre se involucra en el embarazo, se comparte con otras parejas que están pasando por lo mismo, se convierte en un espacio para hacer preguntas y de adquirir estrategias e ideas para manejar las dificultades. El médico le podrá recomendar los lugares donde podrá obtener dichos cursos.
Cabe mencionar la importancia de hacer una visita prenatal al pedíatra del futuro bebé, para conocerlo y hacer todas las preguntas posibles.
A medida que va avanzando el embarazo van apareciendo unas contracciones normales llamadas de Braxton-Hicks.
Es importante reconocer la diferencia entre estas contracciones y las contracciones de labor de parto. Las contracciones de Braxton-Hicks son irregulares, ocurren a diferentes intervalos, no se incrementan a medida que pasa el tiempo, se alivian al cambiar de posición o cuando la madre se relaja, causan incomodidad en la parte baja del abdomen sin presión de espalda y la parte pélvica y no causan la dilatación del cérvix.
Las contracciones de labor de parto son regulares, se incrementan progresivamente a intervalos cada vez más cortos, no se alivian con el cambio de posición, causan presión en la espalda y dolor en la pelvis y causan dilatación del cervix.
Probablemente Vilma tuvo una de esas contracciones normales asustando a su querido Pedro.
En caso de inseguridad siempre es bueno mantener un diario, podemos revisar nuestras notas y ver si encontramos un patrón. El médico se lo agradecerá y podrá así evaluar mejor la situación. En la segunda parte, incluiremos las fases del parto.

¿Estar alrededor de gente que fuma durante el embarazo es inofensivo?

Esta es una de las preguntas que muchas mujeres embarazadas deben estar haciéndose: ¿Estar alrededor de gente que fuma durante el embarazo es inofensivo?
embarazo-y-tabaco
A veces es casi inevitable evitar estar al lado de otras personas que fuman, por más que lo intentemos, en las calles o en algún lugar público podemos experimentar esa cercanía.
Incluso si no eres tu la que está fumando, algunos de los contaminantes que contiene el humo del cigarro podrían entrar a tu torrente sanguíneo si inhalas el humo de una persona que se encuentra fumando. Mientras más tiempo pases alrededor de las personas que fuman, más de esos contaminantes podrás absorber.
Los estudios han demostrado que las mujeres embarazadas expuestas a algún tipo de humo de tabaco dan a luz bebés  con menos peso que los bebes de las mujeres que estuvieron menos expuestas o que no tuvieron ninguna exposición al tabaco durante su embarazo.
Pero aquí hay un punto importante, tampoco se trata de estar encerradas todo el día en casa, se trata de estar muy atenta cuando se va por la calle, si se sale a un restaurante también será necesario que se escojan lugares públicos al salir que tengan lugares para no fumadores, por ejemplo.

Es mejor alejarse de los riesgos durante el embarazo

Son nueve meses en los cuales tenemos que cuidarnos mucho. Se tiene que prestar atención al cuidado general y físico de la madre y del bebé. En lo relacionado a la alimentación, los problemas surgen cuando queremos “hacer dietas”, ya que estamos subiendo de peso o consideramos que es el momento de hacer ejercicios en exceso cuando nunca antes se había hecho.
El ginecólogo se encarga de manejar el peso de acuerdo a la cantidad de semanas de gestación, además de aconsejarnos sobre las consecuencias del uso del cigarrillo, las bebidas alcohólicas y sobre los deportes extremos. Las citas prenatales son particularmente importantes en los casos en que la madre tenga más de 35 años, los embarazos múltiples y los embarazos con condiciones especiales o congénitas.
El tratar de estar saludables se convierte en un reto. Los cambios de temperatura son tan drásticos en Panamá, que es imposible evitar un resfriado. Un resfriado mal cuidado puede complicarse en una neumonía o bronquitis. La mayoría de los medicamentos son restringidos durante el embarazo, y la recuperación dependerá del seguimiento de las indicaciones del médico.
Muchas veces hay que recurrir a métodos caseros para ayudar en este proceso de recuperación. Por ejemplo, el uso del agua salina y el té caliente de jengibre para la congestión nasal, la limonada caliente con miel y enjuagues bucales con agua tibia y sal para aliviar la garganta irritada. Hasta se ha escuchado del beneficio de aspirar el vapor de una cebolla morada en agua hirviendo para aliviar la tos. Hay que limitar el contacto con personas enfermas de gripe y la mejor manera de prevención es el lavado de las manos constantemente.
En realidad, uno de los factores clave para prevenir enfermedades es el descanso y el sueño adecuado.
Es necesario dormir las horas recomendadas (de ocho a nueve horas) para que la madre gestante logre estar saludable. El dormir deberá ser una prioridad para la ejecución de las funciones profesionales y del hogar. No espere a que el cuerpo le presente manifestaciones de que “ya no puede más”.
Hágale caso a las señales del cansancio, como cuando no paramos de bostezar, cuando nos duelen los pies, las piernas, la espalda y cuando estamos a punto de “colapsar”. Aproveche estos meses como un “privilegio” para descansar y dormir todo lo que se pueda, ya que luego del nacimiento pasará mucho tiempo antes de que pueda dormir plácidamente.
Por otra parte, la madre embarazada tiene que hacer un esfuerzo muy grande de “impedir” caer en el Síndrome de la Mujer Maravilla.
Si bien es cierto, el embarazo no es un estado que impida seguir con nuestro estilo de vida, hay que estar consciente de los riesgos para evitar un aborto espontáneo o natural o un parto prematuro.
La “Mujer maravilla” quiere destacarse en toda sus funciones, no para de trabajar, ignorando el estado de embarazo y lo que sienta su cuerpo, lo que se traduce en un riesgo para la salud.
Debemos ser conscientes de nuestras prioridades. Por ejemplo, si no tenemos nada en la refrigeradora y son las 5:00 p.m. con un tráfico “descomunal”, es preferible ordenar la comida para la cena y solicitar la ayuda de algún familiar para que le haga las compras necesarias hasta cuando pueda hacer “el súper” el fin de semana junto a su pareja.
Debemos hacer un esfuerzo para sopesar los riesgos y los beneficios de nuestras actividades durante el embarazo. En vez de frustrarse por las cosas que no se pueden hacer por las limitaciones físicas, enfoque su atención en las cosas que debe hacer para consentirse usted misma. Ejemplos de atenciones especiales como un masaje corporal para embarazadas, un facial, un baño de burbujas en agua tibia mientras escucha música, leer un libro acostada en la cama, el poder alquilar películas que nunca pudo ver en el cine son algunas formas de evitar complicaciones en el embarazo. Hay circunstancias fuera de nuestro control, pero cuidarnos es nuestra responsabilidad.

Peligros de un bebe sin protección en el auto

¿Impresionante, verdad? Esa es la conclusión a la que han llegado los expertos después de hacer un crash-test para comprobar las consecuencias de llevar a los niños sin un sistema de retención adecuado.
Se ha realizado en el marco de la presentación de la nueva campaña nacional “La seguridad es un viaje que se inicia desde niño” lanzada por Chicco y RACE para formar y concienciar a los padres sobre las medidas que deben tomarse para garantizar la seguridad de los niños durante todos los desplazamientos.
Para causar impacto en los padres (y en mí sí que lo ha causado), nada mejor que las evidencias. En caso de un choque a 64 km/h, un bebé en el coche sin protección recibe el mismo impacto que una caída desde un tercer piso.
Por más que creamos que lo controlamos, es imposible retener a un bebé en brazos en caso de choque. En la prueba que se hizo con un Dummy (un muñeco que se utiliza para este tipo de tests), éste dió primero varios impactos contra el salpicadero para acabar rompiendo el parabrisas con la espalda. Sufrió daños graves que tendrían consecuencias mortales en un niño recién nacido.
Hablamos de un bebé recién nacido que va en brazos, una situación que se repite con frecuencia después del parto, cuando el niño es llevado a casa desde el hospital. Por lo general, son trayectos cortos en los que no se utiliza la silla de seguridad o el capazo homologado.
Claro, a uno no le parece comparable llevar al bebé en brazos en el coche que arrojarlo desde un tercer piso, pero el riesgo es equiparable.
En la misma prueba también participaba un Dummy simulando ser un bebé de 18 meses correctamente atado en su silla de seguridad del grupo I, recomendada para su edad. Al chocar, éste no sufrió daño alguno. Es impactante, pero la diferencia entre utilizar un sistema de retención o no utilizarlo puede ser la vida del niño.
Las cifras son escalofriantes y está en manos de los padres intentar reducirlas. Los datos de siniestralidad confirman que el coche es el principal causante de la mortalidad infantil, especialmente en los primeros estadios de edad, en el tramo comprendido entre el recién nacido y el primer año de edad.
Estos estudios nos hacen tomar conciencia de lo importante que es llevar siempre al bebé correctamente sujeto en el coche en su sistema de retención infantil, por más pequeño que sea, aunque vayamos muy cerca o sólo sean dos minutos.

Concejos para cuando van a la escuela

Es importante recalcar las razones que recomienda el Dr. Berry Brazelton, experto en el desarrollo infantil, por las cuales darles a los pequeñines un tiempo adicional para el ingreso a la escuelita y que los padres deban conversar cuidadosamente con la directora o maestra antes del inicio de clases:
– Patrones familiares de desarrollo lento: tendencia al “florecimiento tardío”
– Si el niño fue prematuro o tuvo problemas físicos en sus primeros días.
– Retraso en el crecimiento o en el desarrollo físico.
– Desarrollo motor inmaduro: torpeza, habilidades motrices deficientes, como para atrapar y tirar una pelota, dibujar o recortar.
– Fácil distracción o períodos de concentración cortos.
– Dificultad para coordinar la mano izquierda con la derecha, los ojos con las manos, por ejemplo, al copiar un círculo o un rombo.
– Desarrollo social retrasado: dificultad para esperar turno, para compartir o jugar. Si a un niño lo dejan de lado otros de su edad, dénle importancia al problema.

 

Ayudaría muchísimo si se hace una entrevista con la directora o director, visitar la escuelita y observar cuidadosamente los detalles de esta. 
Según la conocida autora, la Dra. Miriam Stoppard, los siguientes puntos deben ser considerados como una guía:
– ¿Cuántos maestros tiene la escuelita?
– ¿Crees que los maestros les gusten a los niños?
– ¿Cuáles son las metas y objetivos de los maestros en lo que se refiere a los niños?
– ¿Qué entrenamiento previo tienen los maestros?
– ¿Qué experiencia tienen los maestros?
– ¿Algunos de los maestros tienen hijos? Y si es así, ¿asisten esos niños a esta escuela?
– ¿Te sientes identificada por los maestros?
– ¿Te sentirás feliz de dejar a tu hijo bajo el cuidado de la escuela y sus maestros?

 

Debemos tener una idea del ambiente y la atmósfera en general del centro escolar. Para ello sería adecuado saber:
– ¿Cuántos niños hay?
– ¿Cómo es el ambiente?
– ¿Se siente una atmósfera tranquila o es una atmósfera mas bien caótica?
– ¿Crees que la escuela sea segura?
-¿Funciona el aire acondicionado o abanico?
– ¿Se han hecho esfuerzos por hacer que la escuela y sus alrededores sean atractivos?
– ¿Existe algún indicio de que a esta temprana edad los niños recibirán la instrucción necesaria para leer, trabajar en sus escritorios y con sus libros?
– ¿Cuál es el currículum de la escuela, tiene ritmo, proporciona una estructura dentro de la cual haya espacio para la libertad así como para actividades más formales?
– ¿Sientes que se aprecia y alienta el uso de juegos y juguetes imaginativos?
– ¿Tienen los niños la oportunidad de jugar al aire libre todos los días?
– ¿Cómo son los juegos instalados al aire libre?
– ¿Existe evidencia de que se vea mucha televisión? 
– ¿Tiene computadoras sencillas a disposición de los niños? 
– ¿Cuánto tiempo le dedican a enseñar música?
– ¿Cuánto tiempo escuchará el niño música grabada en una cinta o en un disco?
– ¿Realizan juegos donde canten y se muevan?

Cuando se deben dejar los pañales

Uno de los pasos más importantes en la vida de tu hijo(a) es cuando puede ir al baño sin ayuda. Los pañales quedan atrás y ya puede hacerse cargo de avisar cuándo quiere ir al baño. Es un momento importante para su desarrollo y los padres deben estar preparados para saber cómo deben enseñarle a controlar sus esfínteres.
El orinarse en la cama es algo común en los niños y en las niñas pequeños que aún están aprendiendo a ir al baño. Tal vez se deba a que tuvieron un entrenamiento tardío para controlar sus esfínteres, es decir, después de los 3 años. O tal vez, sea lo contrario, que fueron entrenados cuando aún estaban muy chiquitos y todavía no han aprendido del todo a no mojar la cama.
Es que no es fácil pasar de los pañales a tener que avisar cuándo se tienen ganas de ir a orinar o a defecar. ¡Es un gran paso! Por eso, es necesario que trabajes junto con tu hijo o hija para que esta transición sea fácil y hasta divertida. Primero, tienes que responder una pregunta, y de la mano con esto, tener mucha paciencia.
Si tienes un hijo o hija pequeñitos, te estarás preguntando ¿cuál es el mejor momento para empezar el entrenamiento para ir al baño o de control de los esfínteres? La respuesta a esta pregunta es clave para ayudarles a dar este paso.
Un estudio reciente realizado por el jefe de urología del Hospital Pediátrico Bristol-Myers Squibb de New Brunswick, New Jersey sugiere que el momento perfecto es entre los 2 y 3 de edad.  Según esta investigación, si el entrenamiento para el control de los esfínteres empieza después de los 3 años, es muy probable que los niños sufran de incontinencia de urgencia, algo mejor conocido como “mojar la cama”, cuando ya han cumplido los 4 años y hasta que tienen 12.
Entonces, quizá te preguntes ¿será mejor entrenarlos antes de los 2 años? La respuesta, sin embargo, es no. Tu bebé, antes de los 2 años, está muy pequeñito(a) para entender de qué se trata dejar los pañales. El iniciar el proceso en ese momento, sólo va a alargarlo. Muchos padres que lo han hecho así, se dan cuenta de que efectivamente, el empezar más temprano no es garantía de que se entrenen rápido en el control de los esfínteres y dejen de orinarse en la cama.
Por esto, me atrevo a decir que el estar listos para ir al baño, depende más de factores físicos y emocionales particulares, y no de una edad específica. Algunos chiquitos muestran interés en dejar los pañales cuando cumplen 2 años, otros en cambio, sólo hasta que han llegado a su tercer cumpleaños. ¿Cómo puedes saber si tu hijo o hija están listos para decirle “adiós” a los pañales y “hola” a ir al baño por sí mismos? La clave está en observar a tu hijo o hija. Puede que ya sea el momento si:
  • Tu hijo(a) puede hacer preguntas sencillas y puede entender y seguir instrucciones básicas.
  • Tu hijo(a) puede bajarse y subirse los pantalones/falda sin ayuda.
  • Tu hijo(a) muestra interés en ponerse ropa interior y por la taza del baño o la bacinilla.
  • Tu hijo(a) no ensucia sus pañales por períodos de más de dos horas durante el día y se despierta seco(a) de sus siestas.
  • Tu hijo(a) muestra incomodidad cuando sus pañales están mojados o sucios.
  • Tu hijo(a) te avisa con gestos o palabras que tiene que “ir al baño” aunque sea en sus pañales.
  • Tu hijo(a) tiene horarios predecibles para defecar.
Si puedes responder afirmativamente a la mayoría de estas situaciones, puede que haya llegado el momento de iniciar el entrenamiento para ir al baño. Si no es así, dale tiempo a tu hijo(a). Recuerda que los cambios en la vida, como por ejemplo la llegada de un nuevo hermanito, pueden requerir unos meses más de paciencia. Aprender a ir al baño es uno de los pasos más importantes del desarrollo de tu bebé, así que dale tiempo al tiempo.

Consejos de seguridad para el bebe en la cocina

La cocina es una de las partes de la casa, junto con el baño, que mayor riesgo supone para los niños. En ella se producen el 70 por ciento de los accidentes que ocurren en el hogar.
Los accidentes domésticos son la primera causa de mortalidad infantil, así que cualquier precaución es poca para que nuestros hijos estén seguros en casa. Si tomamos las medidas adecuadas, la mayoría de ellos se pueden evitar.
Tenemos que estar con mil ojos cuando hay niños en la cocina y debemos tener siempre en cuenta algunos consejos de seguridad infantil para evitar accidentes en la cocina.
  • Nunca dejar a los niños solos en la cocina y mucho menos si está el horno encendido.
  • Guardar los artículos de limpieza en lugares altos y si es posible con puertas que estén trabadas. No guardarlos debajo del fregadero y en ningún caso colocar productos peligrosos en recipientes alimenticios.
  • Colocar tapas de seguridad en los enchufes.
  • Mantener lejos del alcance de los niños cuchillos, tijeras, cerillas, encendedores, bolsas de plástico, pinchos, o cualquier elemento peligroso. Lejos del alcance significa que tampoco puedan alcanzarlos si se suben a un taburete o a una silla.
  • Nunca dejar ollas o cazos calientes o pesados cerca del borde de la mesada.
  • El cubo de basura debe estar fuera del alcance de los niños en un sitio donde no lo puedan abrir.
  • Utilizar los fuegos de la parte posterior de la encimera y girar siempre hacia dentro las asas de sartenes y ollas para evitar que puedan alcanzarlas.
  • Si la cocina es a gas, cerrar siempre la llave de paso de gas después de cocinar.
  • Colocar bloqueadores de puertas y cajones para evitar que el niño pueda abrirlos.
  • Desenchufar los electrodomésticos cuando no estén en uso. Una batidora, una trituradora, una tostadora, una cafetera, un exprimidor… cualquiera de estos artefactos puede causar graves accidentes si el niño los pone en marcha sin vigilancia.
  • Al servir la comida, colocar la fuente caliente en el centro de la mesa, donde el niño no pueda llegar, y si puede llegar directamente no colocarla en la mesa.
  • Nunca dejar al bebé en el suelo de la cocina ni tenerlo en brazos mientras estás cocinando.

Consejos para usar el Cinturón de seguridad en una mujer embarazada

Usar el cinturón de seguridad en el embarazo protege al bebé.  En varios estudios se ha demostrado. El uso del cinturón se pensó podría ser contraproducente  cuando la mujer estaba embarazada. No es cierto los estudios dejan claro que una mujer embarazada debe seguir usando SIEMPRE el cinturón de seguridad. Al hacerlo protege su vida y la de su futuro bebé.  
conducir_embarazadaLos investigadores de la University of Michigan en los Estados Unidos después de sus investigaciones vieron que si todas las mujeres embarazadas llevaran puesto el cinturón de seguridad de podrían salvar de 200 a 370 fetos que
  • Los investigadores realizaron análisis detallados de 57 colisiones que involucraban a mujeres con al menos 20 semanas de gestación. Doce fetos murieron en los accidentes.
  • Las embarazadas que tenían puestos cinturones de seguridad redujeron el riesgo de muerte o lesión de sus bebés un 84 %, comparado con las participantes que no usaban el dispositivo, dijeron los investigadores.
Una mujer embarazada que usa el cinturón de seguridad reduce mucho el riesgo de que su bebé muera o se lastime. No es cierto que usar el cinturón de seguridad sea peligroso para el bebé, al contrario protege al bebé.
cinturonEl Dr Mark Pearlamn que dirigió uno de estos estudios manifestó ,que espera que los resultados del estudio eliminen de una vez por todas lo que él llama el “mito” de que usar cinturón de seguridad es dañino para el feto.
Asimismo, el experto indicó algunas pautas para el uso adecuado del dispositivo en los automóviles:
  • La correa horizontal debe ser colocada los más abajo posible del abdomen alrededor de las caderas.
  • La correa que cruza el cuerpo desde el hombro debe pasar entre los senos y por el costado de la panza.
  • Las correas no deben pasar directamente sobre el estómago y la inferior tiene que colocarse debajo de él, lo más alejada posible.
  • El cinturón debe estar ajustado, no suelto.
  

Efectos negativos de la televisión en los bebes

La televisión es negativa para el desarrollo del lenguaje del bebé, esta conclusión se  extrae de un estudio  realizado por Dr Dimitri A. Cristakis, aqui te lo contamos.
bebes_tv_flickr
El Dr Dimitri A. Cristakis del Hospital Pediátrico de Seattle junto a su equipo  estudiaron a 329 niños de entre dos meses y 48 meses de edad ,( 4 años). Lo que encontraron es que por cada hora adicional de televisión había una reducción de 770 palabras que dejaba de escuchar de un adulto. Además mientras más horas estaba el bebé viendo la televisión menos vocalizaba cuando los adultos le hablaban.
baby einstein
La televisión reduce la interacción verbal entre los miembros de la familia. Mientras se ve la tele apenas se hablan ni se comentan cosas. Esto puede afectar al desarrollo del lenguaje de los bebés. Este estudio desafía las afirmaciones de DVD pensados para niños que basaban su éxito de ventas en decir lo contrario, que verlos estimulaba el lenguaje de los bebés. La compañía Disney compro Baby Einstein y se ofreció a devolver el dinero a los clientes porque la publicidad prometía estimular el desarrollo intelectual cuando en realidad no está demostrado.
bebe_tv
En este estudio los investigadores piensan que esta reducción en las palabras que los niños  escuchan cuando están ante la tele se puede deber a que en general los niños están solos cuando ven la tele, otras veces al estar la tele puesta los adultos se distraen e interactúan menos, hablan menos con el niño.
Ya sabes si tu bebé ve la tele que sea poco rato y mejor contigo comentándole cosas, las palabras, los colores, de esta forma lo poco que vea de tele servirá para estimular el lenguaje ya que tú u otra persona le hablará mientras está viendo la televisión.

Los aparatos inhalambricos y los bebes

bebe-tecnologia01
Cada vez es más común que los niños desde edad preescolar hagan uso de celulares y laptops conectadas a Internet vía red inalámbrica (WLAN), a los niños les encanta ver series y jugar en la computadora. La comunidad científica ha alertado sobre los peligros que estos aparatos pueden significar para los niños pequeños (debido a que se encuentran en plena etapa de desarrollo) pero los estudios realizados hasta el momento no son concluyentes, debido a que se necesita de mucho más tiempo para poder realizar un estudio completo donde se evalúe a un gran número de personas a lo largo de su vida, para tener una prueba de si las nuevas tecnologías afectan, o no afectan a las personas.

bebe-tecnologia02
Inclusive, años atrás, la radio, la televisión, el hormo microondas, teléfonos inalámbricos, etc., causaron una serie de alertas por parte de la comunidad científica y hasta la fecha no tienen un estudio completado. Lamentablemente todos estos resultados de la exposición a las nuevas tecnologías mundiales sólo serán visibles después de muchos años y sería irresponsable decir que hacen daño o que no hacen daño.

bebe-tecnologia03
Por lo pronto sólo se cuentan con algunas teorías al respecto:

Trabajos científicos han encontrado que es 10 veces más probable que ocurran daños genéticos en tejidos con mitosis acelerada, es decir, tejidos en crecimiento y desarrollo (por ejemplo el sistema nervioso, incluido el cerebro en los niños pequeños, pero también músculos, huesos, órganos, etc.). Estos daños genéticos pueden derivar ya sea en atrofia del crecimiento y desarrollo de estos tejidos, o en un riesgo grande de desarrollar tumores y cáncer en el futuro.

¿QUE PUEDEN HACER LOS PADRES?
  • Mientras no se compruebe que las nuevas tecnologías son dañinas al ser humano, lo único que podemos hacer es prevenir, no podremos prescindir de todos estos aparatos pero si podríamos disminuir su uso.
  • Evitar el uso de celulares por parte de niños pequeños: a veces colocamos el teléfono en la orejita del bebé para que escuche a papá. Tal vez no es una buena idea. Procure usar el teléfono fijo para eso.
  • Mantener los equipos celulares lejos de los niños siempre que sea posible. Cuando los niños están más grandes, la familia puede tener necesidad de usar un celular para comunicarse, hagámoslo en casos estrictamente necesarios.
  • Posponer el uso de celulares el mayor tiempo posible en los adolescentes. Hay que entender que los teléfonos celulares no son un juguete ni un lujo para mostrar a los amigos, sino un aparato necesario que hay que usar con responsabilidad.
  • Evitar que los niños manipulen laptops con Internet inalámbrico, y si lo hacen, no dejar nunca que las coloquen sobre sus piernas sino en un escritorio, lo más lejos posible de su cuerpo.
  • Tenga sus aparatos inalámbricos lejos del alcance de los niños porque estos aparatos llaman la atención de los pequeños y comenzarán a manipularlos, si uno se encuentra más cerca estará más expuesto a las ondas.

Temperatura del agua para bañar a los bebes

Ante la responsabilidad que representa darle un baño de tina al bebe para mantenerlo higiénico debido a la gran cantidad de polvo que circunda todos los ambiente y hasta en nuestro propio hogar.
Hay uno de los predominantes de gran importancia y el cual se debe manejar de una forma especial, y con mucho cuidado predominando ante todo lo más valioso.
bebe9
La integridad de nuestro bebe ya que todas las acciones que representen de una manera u otra esfuerzo tales como bañar al bebe, cortar sus pequeñas uñas, darle su biberón, darle papillas entre muchas más.
Sin embargo la acciones cotidiana es el baño, y para tal caso debemos tener en cuenta que la temperatura del agua debe ser considerada en base al clima y el estado del bebe.
bebe-en-el-bano
En muchas ocasiones los padres debido a las practicas que ellos utilizan como ducharse con agua caliente que en algunas veces excede latemperatura, quieren de una manera u otra implementar en los bebes esta misma característica lo cual se denomina como una de las fallas criticas para los bebes, ya que no toleran bajas temperaturas y por las superiores también expresan en llanto su molestia.
4641tummy350
La temperatura ideal para que bañes al bebe se puede controlar bajo una de las acciones caseras más conocidas, simplemente el padre ó la madre toma en un recipiente el agua y la vierte en la parte superior de su mano.
Siendo esta una parte sensible a las temperaturas medias ó elevadas y bajo este predominante podrás elegir cuál es el punto especial para bañar a tu bebe sin que reporte síntomas de estrés, así mismo, lo maravilloso de los bebes es que, cuando cuentan con una edad promedio de seis meses les atrae el baño de tina el cual debemos acompañar con juguetes de goma.

Efectos que causa en un bebe dormir con os padres

Que los bebés duerman en la misma cama con sus padres al principio no causa inconvenientes, los padres por su parte sienten que es una oportunidad para estar más cerca de los hijos y así los pueden proteger más.
Sin embargo, estas situaciones -que parecen normales- con el tiempo pueden traer efectos negativos para el desarrollo de los niños.
Según la pediatra Helen Lowe se dan casos en que estas conductas provocan sentimientos de dependencia de los hijos hacia sus progenitores.
El lugar correcto

MCT/Direct

Lowe dijo que lo más apropiado es que los bebés duerman en sus cunas “desde que son trasladados del hospital donde nacieron a su nuevo hogar”.
Para la especialista, los padres primerizos son los más propensos a caer en la falta de llevarlos a su cama. No obstante, recalcó que “dejarlos en su cuna es lo mejor para evitar dificultades en el futuro”.
Asimismo resaltó que en la cuna los hijos estarán más sanos, ya que no se exponen a elementos en el ambiente que puedan afectar su salud.
¿Cómo terminar con estas manías?
Entre más temprano los padres comiencen a quitarles esta costumbre a sus hijos será mucho mejor y menos traumático, comentó la doctora.

MCT/Direct

“Si el pequeño llora desde su cuna porque quiere dormir con sus padres, éstos tienen la responsabilidad de ir a consolarlo, sin caer en el error de llevarlos con ellos”, advirtió.
“Llorará dos o tres noches, pero poco a poco entenderá la lección que le están dando”, añadió.
Otra técnica que podría ser útil es acercar la cuna del bebé lo más que se pueda a la cama de los padres. De esta forma ninguno de los integrantes de la familia sentirá que está solo, comentó.
Lo que no se debe hacer
Entre las cosas que los padres no deben hacer está dejarlos dormir en sus camas, pero llegada la madrugada -cuando el bebé está profundamente dormido- regresarlo a su cuna, expresó Lowe.
La pediatra aclaró que se dan situaciones en las que los bebés lloran mucho o simplemente les es difícil conciliar el sueño y por lo tanto, los 
padres quieren traérselos a sus camas. “Lo más recomendable ante estos hechos es estar vigilantes de sus acciones y no ceder”.
Lowe advirtió a los padres que “tienen que ser firmes y seguros de los lineamientos que se han impuesto”.
Consecuencias

MCT/Direct

De aceptar las situaciones anteriormente mencionadas podría crearse un nivel de dependencia o la necesidad de la presencia de los padres para dormir siempre.
También los niños podrían correr el riesgo de ser en el futuro personas inseguras, reprimidas e indefensas, aconsejó, por su parte ,el pediatra Carlos González.
Lo que se debe tomar en cuenta
Para asegurarse de que toda la familia podrá dormir sin problemas en la noche es necesario evaluar las horas de sueño que los bebés toman en el día.
Lowe explicó que los recién nacidos duermen más, pero que con el paso del tiempo las horas que lo hacen van disminuyendo. “Es a partir de los ocho 
meses cuando el bebé debe descansar menos horas en el día para estar en su 
cuna a las 8:00 p.m. y levantarse hasta el día siguiente”, detalló.

MCT/Direct

Por su parte, González consideró que es preciso que se revise si los bebés o niños cuentan en sus cunas o habitaciones con las condiciones necesarias para conciliar el sueño.
El pediatra citó como ejemplos que los bebés quieran dormir en sus cunas con su peluche favorito o un chupón y no los tengan a la hora de descansar.Además, los mayores deben cerciorarse de que el lugar esté libre de ruido y con la iluminación adecuada, concluyó González.