Algunos nombres romanticos para tu bebe

Como el día de San Valentín está cerca no podemos dejar pasar la oportunidad de traer a colación algunos nombres de leyendas cinematográficas que nos han hecho llorar de puro romance y que puedes ponerle a tu bebé si está por llegar.


Los expertos en nombres de bebés Belly Ballot realizaron una encuesta con el público para descubir los nombres más románticos que las películas nos han dejado para la posteridad y aquí está el top 10:

1. Tristan (Leyendas de Pasión o Legends of the Fall): Este personaje lo encarnó el galán de Hollywood Brad Pitt en 1994 y en el filme, Brad representó a un apasionado y romántico hombre de familia. Sin duda un nombre emblemático.

2. Rose y Jack (Titanic): Una historia de amor que cautivó a personas de todo el mundo por el drama de las clases sociales en un barco de proporciones inimaginables. Rose (Kate Winslet) y Jack (Leonardo DiCaprio) protagonizaron una filme épico del romance y esto los ubica dentro de los nombres más románticos para tu bebé.

3. Oliver (Love Story): En la década de los 70 este filme llenó de esperanza e ilusión a todas las chicas y es que el protagonista Ryan O’Neal enamoró al instante con su personaje de Oliver.

4. Scarlett (Gone with the Wind o Lo que el viento se llevó): La actriz Vivien Leigh llevó a la pantalla a una chica bella y engreída al final de la década de los treinta y pese al paso del tiempo, el nombre de su personaje sigue inspirando a futuras madres.

5. Westley (The Princess Bride o La princesa que quería soñar): Un clásico del drama americano en el que se muestran las tragedias y trabas de un amor imposible. El nombre de Westley podría irle bien a un bebé aventurero y muy decidido.

6. Juliette (French Kiss o Beso francés): Ese es el nombre de la rival de Meg Ryan en el filme, y aunque no es un personaje principal el nombre está dentro de los preferidos por el público.

7. Edward (Pretty woman o Mujer bonita): El galán madurito Richard Gere interpretó al millonario que encontró el amor en una mujer de la calle. Entre los atributos de este guapo están la caballerosidad, el romanticismo y la distinción.

8. Liesl (The sound of music o La novicia rebelde): El nombre del chico mayor de los Von Trapp nos hace sentir nostalgía por aquellos amores de la infacia, llenos de ilusión y sueños.

9. Viola (Shakespeare in love o Shakespeare enamorado): El nombre de la joven que en al ficción cautivó y enamoró al escritor inglés es uno de los preferidos. La dulzura que proyecta Gwyneth Paltrow sin duda ha sido determinante para posicionar a Viola como uno de los nombres más románticos.

10. Henry (50 First Dates o Como si fuera la primera vez): La comedia romántica que fue protagonizada por Adam Sandler y Drew Barrymore en el 2004 muestra a un romántico casanova que conquista diariamente a su amada, porque ella lo olvida cada noche mientras duerme. Un nombre perfecto para un bebé curioso y tierno.

La contaminación y el recién nacido

Cada vez más niños nacen bajos de peso debido a los altos niveles de contaminación en todo el mundo. Ésta es la conclusión de un estudio sin precedentes sobre la relación entre la contaminación del aire y los recién nacidos.
El trabajo publicado en Environmental Health Perspectives revisó más de tres millones de nacimientos en nueve países de todo el mundo.



“Estamos hablando de una contaminación de partículas más finas que un cabello, que emiten los autos, algunas calefacciones y plantas generadoras de energía”, dijo Rachel Morello-Frosch, una las autoras del trabajo.

Los niños que nacen bajos de peso tienen más riesgo a morir en el primer año. Si bien la mayoría sobrevive, éstos son más propensos a desarrollar enfermedades de alto riesgo -cardiovasculares y diabetes- al alcanzar la adultez.

El equipo de investigadores estudió los datos proporcionados por las agencias de contaminación en Norteamérica, Suramérica, Europa y Asia. A partir de estas cifras estimaron la contaminación a la que pueden estar expuestas las embarazadas en cada región, lo que compararon con los registros de nacimientos, según explicó la especialista de la Universidad de California.

Estudios previos ya han determinado la relación entre la contaminación del aire, las mujeres embarazadas y los riesgos en bebés.

Consistencia mundial

Esta investigación determinó que hay una consistencia en los datos a nivel mundial que apuntan a que la relación entre el peso del recién nacido y la contaminación es directamente proporcional: a más exposición, menor es la media de peso en bebés.

“Lo que más me sorprendió de los resultados es la relación consistente entre la contaminación del aire de las partículas finas y el alto riesgo de nacer bajo de peso”, señaló Morello-Frosch.

Según el estudio, por cada incremento de 10 microgramos de partículas por metro cúbico hay un aumento del riesgo de entre el 3% y el 10%.

“Desde el punto de vista individual puede parecer una diferencia insignificante, pero cuando estamos hablando de una población expuesta, entonces se trata de un posible cambio general en el peso de neonatos, con un aumento en el número de bebes bajos de peso”, advirtió la especialista.

Por su parte, el profesor Tracey Woodruff, co-autor del estudio, informó que lo “realmente significativo de la investigación es que se trata de niveles de contaminación del aire a los que prácticamente todo el mundo está expuesto”.

“En regiones como China, que tiene los niveles de contaminación más altos en el mundo, los partos se podrían estar viendo afectados”, explico Rachel Morello-Frosch.

Efecto en millones

La investigadora señaló que si bien se ha comprobado una relación entre el feto y la contaminación, todavía no se sabe con certeza cómo las partículas finas afectan al bebé.
Morello-Frosch especula que se podría deber al estrés oxidativo que afecta tanto a la madre como al feto.

Los especialistas sugieren la implementación de regulaciones que busquen disminuir los niveles de contaminación en todo el mundo
Este tipo de estrés se origina por un desequilibrio entre las especies reactivas al oxígeno y la capacidad del sistema biológico a desintoxicar esos reactivos con rapidez.

“Pero esto es sólo una teoría que no ha sido probada”, aclara la investigadora.

Los especialistas sugieren la implementación de regulaciones que busquen disminuir los niveles de contaminación en todo el mundo.

Tony Fletcher, del departamento de Epidemiología Ambiental de la escuela de Medicina Tropical del Londres, declaró que “el estudio es de excelente calidad y las conclusiones son claras”.

“Si bien el efecto promedio en cada bebé por separado es pequeño, y no debe alarmar a futuros padres, para toda una población estos pequeños riesgos se suman entre millones de personas”.

Como enseñarle a nuestros hijos a ser obedientes

La obediencia es una actitud responsable de colaboración y participación, importante para las buenas relaciones, la convivencia y las tareas productivas. La acción de obedecer es aquella en la que se acatan normas, órdenes, reglas y comportamientos.

Aunque el aprender a obedecer parece un valor a inculcar solamente a los niños, toda persona puede, y debe, procurar su desarrollo.



La obediencia no se determina por el afecto que puedas tener hacia la persona que autoriza, manda o pide, se concentra en realizar la tarea o cumplir el encargo que se te encomienda, sin pedir nada a cambio.
La obediencia forma parte del aprendizaje del control y regulación de la conducta, de la asimilación de las reglas, primero en el plano externo, haciendo las cosas como el adulto le dice para agradarlo, y ganarse su aprobación y elogio; y, posteriormente, si el niño es debidamente estimulado por el adulto, por propio deseo, aprendiendo a controlar su conducta y cumplir las reglas de manera consciente, ya no para agradar a nadie sino por la satisfacción que esto le produzca. El aprender a ser obediente consiste también en que se explique el por qué es necesario que se haga las cosas que se le pidan.

El niño puede aprender a ser obediente
– Sabiendo qué es lo que sus padres o profesores quieren

– Conociendo la satisfacción que su obediencia producirá

– Sabiendo el por qué y el valor de cada orden

– Teniendo claras sus obligaciones y deberes

– Con una enseñanza sistemática de todas sus actividades

– Teniendo reglas en casa y en la escuela

– Cuando siente la aprobación de sus padres cuando es obediente

– Con las experiencias de sus padres

– Cuando siente que con la desobediencia no consigue lo que quiere

Fuente consultada: – Cuentos y canciones para compartir valores. Ed.de la Infancia

Como transmitir valores a los hijos

Nos preguntamos muchas veces por qué es importante y necesario que eduquemos a nuestros hijos a través de los valores. Educar a nuestros hijos para que aprendan a dar valor a algunas conductas y comportamientos les ayudará a convivir de mejor manera y a sentirse bien en el ambiente en que se encuentren. 

Valores como la amistad, la comprensión, la tolerancia, la paciencia, la solidaridad y el respeto, son esenciales para un sano desarrollo de los niños.

Un niño que conoce el límite del otro, podrá vivir una vida sana y saludable, sea en su entorno familiar o escolar. Un niño que sabe respetar a los demás, será más fácilmente respetado, y así con todo.
Los valores son las reglas de conducta y actitudes según las cuales nos comportarnos y que están de acuerdo con aquello que consideramos correcto. Al nacer, los niños no son ni buenos ni malos. Con la ayuda de sus padres, educadores y de los que conviven con ellos, aprenderán lo que está bien y lo que está mal decir, hacer, actuar, vivir.

Pero, ¿cómo educar a los hijos en valores? Primero, conociendo cada uno de los valores. GuiaInfantil.com hizo una selección de los principales valores para que los padres hagan un repaso y luego se los enseñen en el día a día a sus hijos, y con ejemplos.

También es preciso recordaros que los niños aprenden con el ejemplo. El ejemplo que dan sus padres en su forma de relacionarse con los demás, de pedir las cosas, de compartir mesa, asiento, de cooperar, de ayudar a los demás, de defender, de reclamar, de tolerar y aceptar. Si los padres no tienen paciencia con su hijo, ¿qué creen que el niño va a aprender? La responsabilidad que tienen los padres en la transmisión de los valores a sus hijos es crucial.

Importancia de los juguetes en el desarrollo intelectual de los niños

Los juguetes son herramientas esenciales para el buen desarrollo del niño. Juega un papel importante en la formación de los conceptos, aptitudes, expectativas y socialización en los niños.

Desde siempre, los niños han tenido la necesidad de una actividad; de moverse, curiosear, de manipular y experimentar objetos, de crear, de relacionarse, e intercambiar acciones, vivencias y sentimientos.



El juego, además de ser una actividad, ayuda al niño a desarrollar todas sus funciones psíquicas, físicas y sociales. Los niños desarrollan las múltiples facetas de su personalidad: aprenden a relacionarse con el entorno, desarrollan sus aspectos más creativos y perfeccionan sus múltiples habilidades ayudándoles a canalizar tanto su energía vital física, como la mental y la emocional.

Todo esto es de gran ayuda en su desarrollo integral como personas completas, facilitándoles también su integración en el entorno social en el que se mueven. Es por todo ello por lo que es imprescindible buscar el juguete adecuado a cada edad y momento, y ser muy conscientes del papel que tendrá en el desarrollo del niño.

El juego cambia a la medida que el niño va creciendo. Pronto el niño estará representando personajes y podrá expresarse y comunicarse libremente; además establecerá reglas en los juegos, ejercitando su capacidad de autocontrol y autonomía.

Shakira feliz por su nuevo bebe

Shakira “se emocionó mucho y le saltaron las lágrimas” cuando le pusieron a su niño en el pecho, ha dicho su madre, Nidia Ripoll, a las puertas de la clínica de Barcelona donde se encuentra la cantante tras dar a luz el pasado martes a su primer hijo, Milan.



En declaraciones a los periodistas, de guardia delante del centro privado barcelonés, la madre de Shakira ha señalado que Milan es un “niño bello”, que “coge el pecho muy bien” y “no llora mucho”, y ha destacado que su hija se encuentra perfectamente y no tiene dolores después del parto por cesárea que le practicaron.

A las preguntas sobre si el niño se parece al padre, el futbolista del FC Barcelona, Gerard Piqué, Nidia Ripoll, que salía de la clínica acompañada de su esposo, William Mebarak, ha comentado que era aún “muy pequeño” para que se pueda saber.

La madre de Shakira ha asegurado que desconoce cuándo va a salir su hija de la clínica, donde ha seguido recibiendo visitas.

La lactancia

Los expertos recomiendan que las madres no desechen la idea de amamantar a sus pequeños recién nacidos ya que la leche materna puede prevenir enfermedades como asma, neumonía, diarreas, infecciones de oído y a la larga diabetes tipo 1.

Además de que resulta benéfico para reforzar los lazos afectivos por medio de todos los sentidos. El bebé puedo tocar, oler, sentir a su madre y desarrollar una acercamiento profundo con ella.

Cerca de un millón de muertes entre niños menores de cinco años podrían evitarse cada año si las madres en los países en desarrollo practicaran la lactancia materna y recibieran el apoyo de sus Gobiernos, alerta el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Unicef.

“La leche materna cumple con todas las necesidades nutricionales del bebé y es una de las mejores prácticas a favor de la supervivencia infantil, ya que el costo principal es la nutrición de la madre”, señala un comunicado de Unicef.

Comodidad en la moda infantil

A veces, es difícil vestir de una manera cómoda y divertida a nuestros bebés que rondan el año. Ya necesitan prendas que les permiten libertad de movimiento porque empiezan a gatear, a andar, a hacer alguna que otra trastada, etc… Por eso hoy os hablamos de los peleles o monos que son ideales para niñ@s de esa edad.

Atrás quedaron los peleles tipo pijama para bebés de pocos  meses, que todavía existen, pero hoy impera una tendencia que viste a bebés mayores con este tipo de monos o peleles. Una tendencia que viene de los países nórdicos, y que aunque cuesta un poco, porque aquí tendemos a vestirlos de más mayores, creemos que puede ser muy original y sobretodo hipercómoda!!


Fotogtafías de la decoración Rustica para la habitación del bebe

En la web Style Cookie encontramos este dormitorio de bebé tan especial. Como está escrito en neerlandés ha sido complicado entender bien lo que ponen,deduzco que se trata de un trabajo fruto de la colaboración con la revista Van nu ouders. ¿Cómo definir este ambiente? ¿rústico-vintage? No se, no se… lo cierto es que es muy acogedor y personal para un bebé. Un espacio para pasar horas con nuestro peque y ver como se va haciendo mayor día a día…

Los detalles son el elemento predominante en este dormitorio de bebé donde todo es especial, desde los textiles de la cuna hasta un antiguo baúl reciclado en el suelo…


La vacuna antigripal y el embarazo

Un estudio realizado sobre una decena de miles de mujeres en Noruega demostró que la vacunación antigripal en el embarazo no aumenta el riesgo de muerte fetal uterina.

Aunque las muertes fetales no fueron frecuentes durante el estudio, éstas fueron más comunes en las embarazadas con gripe.
“La vacunación per sé no estuvo asociada con una mayor mortalidad fetal y habría reducido el riesgo de muerte por influenza durante la pandemia” del 2009, sostuvo el equipo de la doctora Siri Haberg, del Instituto Noruego de Salud Pública de Oslo.
El doctor Jon Abramson, del Centro Médico Bautista de Wake Forest, en Carolina del Norte, y que no participó del estudio, dijo que ya se sabía que la influenza puede ser inusualmente peligrosa en las embarazadas.
“La tasa de hospitalización es cuatro veces mayor en las embarazadas que en las mujeres de la misma edad que no están embarazadas”, declaró.
Con algunas excepciones, los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos recomiendan que toda la población mayor de seis meses de vida se vacune contra la gripe, incluidas las embarazadas.
El nuevo estudio, publicado en New England Journal of Medicine, abarcó la pandemia de la gripe H1N1 en otoño e invierno boreal del 2009 y se realizó después de la aparición en los medios de más de 30 casos de muerte fetal tras el uso de la vacuna.
Hasta entonces, a las embarazadas de Noruega no se les recomendaba vacunarse contra la gripe. Durante la pandemia, el 30 por ciento de la población noruega se infectó con el virus de la gripe.
La vacuna estuvo disponible a partir de octubre del 2009 y se aplicó durante el segundo y el tercer trimestre de gestación. No fue infalible, pero redujo un 70 por ciento el riesgo de que las embarazadas tuvieran gripe.
Entre casi 26.000 embarazadas vacunadas, hubo 78 muertes fetales (o 3/1000 embarazos), comparado con 414 muertes fetales (o 5/1000 embarazos) fetales entre las 87.000 embarazadas sin vacunar.
Al concentrarse en las mujeres con influenza, el riesgo de perder el embarazo o de tener un mortinato fue casi el doble que en las mujeres sin vacunar.
En todas las mujeres, la inmunización durante el período estudiado redujo un 12 por ciento el riesgo de muerte fetal, una diferencia que para los autores podría atribuirse al azar. El equipo no halló pruebas de que la vacunación elevara el riesgo de tener un parto prematuro o un bebé con bajo peso al nacer.
“No hallamos evidencia de que la vacunación antigripal de las embarazadas aumente el riesgo de muerte fetal”, informaron los autores. Aun así, la infección con el virus de la influenza fue riesgosa: el peligro de que el bebé muriera casi se duplicó en las embarazadas con influenza diagnosticada clínicamente”.

Que hacer cuando el niño hace “berrinche”

Según el nuevo Manual de Diagnósticos y Estadísticas de Enfermedades Mentales, el conocido como berrinche se llama Trastorno de Desregulación Disruptiva del Estado de Ánimo

¿Has oído hablar del Trastorno de Desregulación Disruptiva del Estado de Ánimo? Seguramente sí, pero el nombre no te es tan familiar.
Las modificaciones al Manual de Diagnósticos y Estadísticas de Enfermedades Mentales desarrollado por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) incluyen nuevos trastornos: la adicción a la comida y los berrinches persistentes en los niños.
Esta publicación es uno de los manuales de referencia más influyentes para los psiquiatras y en su quinta edición, que será publicada en mayo de 2013. Incluirá un total de 20 capítulos que, según la APA, estarán reestructurados basándose en una relación aparente entre los síntomas de las enfermedades.
Entre los cambios más importantes que presentará está una nueva definición de lo que ahora será llamado trastorno del espectro autista.
Ahora también, el llamado berrinche en los niños es conocido como Trastorno de Desregulación Disruptiva del Estado de Ánimo (DMDD, en sus siglas en inglés) con el cual se diagnosticará a niños que “exhiben episodios frecuentes de irritabilidad y arrebatos de conducta durante tres o más veces a la semana durante más de un año”.
Esta definición ha causado amplia controversia porque, según se explica, podría desembocar en el diagnóstico y medicación de los berrinches de los niños. En cambio, la APA afirma que con este nuevo término se espera combatir el potencial error de diagnosticar a los niños con trastorno bipolar y tratarlos innecesariamente con potentes medicamentos.

Como identificar los avances tu bebe

Es muy emocionante para los padres presenciar un logro de su bebé, ya sea la primera vez que su bebé sonríe, agarra algo, o se da la vuelta. ¿Pero cuáles son esos los logros y cuándo los llevan a cabo? ¿Y cómo puedes saber si tu hijo tan sólo se desarrollará tarde o si en realidad existe un retraso?



¿Qué influye en el desarrollo de tu hijo?

– Temperamento: Algunos niños son muy atrevidos subirse a la mesa para ver por la ventana y, después, saltar el trampolín. Estos niños son los que frecuentemente aprenden a caminar más pronto. Los niños más cautelosos normalmente quieren saber que pueden hacer algo bien antes de hacerlo en absoluto.

– Habilidades naturales: Piensa en tu propia familia: ¿hay alguien que sea particularmente bueno para escribir o que le encante construir cosas? Las habilidades individuales pueden aparecer tan pronto como al año, así que un niño que aprende a hablar muy pronto puede llegar a ser un escritor talentoso u orador. Pero eso no significa que los niños que tardan más en desarrollarse en estas áreas no vayan a disfrutar de ellas eventualmente.

– Hermanos: Los niños que tienen un hermano mayor a menudo alcanzan logros antes de lo esperado porque se esfuerzan por no quedarse atrás. Por otro lado, tener un hermano mayor también puede significar que los logros tarden más en suceder. Por ejemplo, si un niño tiene un hermano o hermana mayor que le trae sus juguetes en vez de dejarlo que él vaya por ellos. Así que a veces tendrás que hacerla de árbitro, recordándole a tu hijo mayor que deje a su hermano tratar de hacer las cosas por sí mismo o que no lo presione demasiado a hacer cosas para las que no está preparado aún.

– Nacimiento prematuro: Los bebés prematuros normalmente tardan más que otros en alcanzar logros, pero para la edad de2 años normalmente ya han alcanzado a sus compañeros. De hecho, los pediatras dicen que al medir el desarrollo de un bebé prematuro, los padres deben empezar a contar desde la fecha en laque el niño debió haber nacido, en vez de su fecha de nacimiento. De esta manera, un bebé nacido 3 meses antes de la fecha programada llegará al logro de un niño normal de 3 meses de edad, hasta los 6 meses.

Señales de retraso en el desarrollo

La mayoría de las veces, los niños que tardan en desarrollarse en cierta área se ponen al corriente sin problemas. Pero hay veces en que los logros tardíos pueden ser una señal de problemas. Las señales de advertencia:

– Tu niño se retrasa en más de un área. Por ejemplo, si tiene 15 meses de edad y no ha pronunciado una palabra o dado un solo paso, y parece estar perdido en su propio mundo, o no voltea a verte cuando entras al cuarto o lo llamas por su nombre.

– Si el retraso es de dos meses o más de lo normal. Si tiene 17 meses de edad y no camina, o si tiene 7 meses y no sonríe todavía.

– Si tu hijo parece no entender o responder cuando le hablas. La mayoría de los bebés apuntarán a su animal de peluche favorito si le preguntas dónde está cuando tienen entre 8 y 12 meses de edad, o por lo menos voltearán en la dirección correcta. Para los 12 a 15 meses, empezarán a responder a peticiones verbales sencillas: si le pides a un niño típico de 1 año de edad que te traiga su zapato, lo hará.

Aliviando tus preocupaciones

Los logros son frecuentemente una fuente de estrés para mamás primerizas, particularmente si se enfocan demasiado el palomear elementos en una lista de alguna tabla de desarrollo en vez de simplemente disfrutar del glorioso camino de crecimiento de sus hijos. Para detener las preocupaciones:

– Aléjate de la computadora. Impulsada por búsquedas en Internet, tu mente puede viajar por todo tipo de caminos aterradores si tu bebé no está llegando a sus logros cuando supuestamente debería. Aunque la verdad es que lo “normal” tiene parámetros muy amplios.

– Deja de comparar a tu bebé con otros. No hay ninguna indicación de que las variaciones de menor importancia en sus logros tienen alguna relación con las capacidades o discapacidades posteriores. Así que solo porque el pequeño triunfador de tu amiga aprendió a rodar más pronto que tu bebé, eso no significa que tu niño sea menos avanzado.

– Busca ayuda en casos extremos. Un retraso leve en un área de desarrollo por lo general no es una causa de preocupación, pero sí va aunada a otros retrasos, habla con tu médico. También hazle saber a tu pediatra si hay un retraso de más de algunos meses en cualquier área de desarrollo.

Algunos mitos sobre nuestros bebes

Los cambios de temporada y las temperaturas más bajas hacen que los padres estén más conscientes de proteger a sus bebés contra los peligros del resfriado común y la influenza. Sin embargo, el virus sincicial respiratorio (VSR) es un virus que contrae casi el 100% de los bebés antes de cumplir su segundo año y afecta desproporcionalmente a los bebés prematuros, dado el subdesarrollo de sus pulmones y sistemas inmunitarios. Muchos padres desconocen la existencia del virus; de hecho, una tercera parte de las madres nunca han oído hablar del VSR.


Los pediatras son la fuente principal de información para las madres acerca del VSR, pero muchas de ellas posponen o eliminan la atención médica de sus hijos a raíz de los altos costos de los servicios médicos, con lo que disminuyen sus oportunidades de obtener la información necesaria sobre el virus. Algunos padres dependen mucho de remedios caseros y otras ideas que se han pasado en sus familias de generación en generación.
Muchos hispanos conocen bien el tema del “mal de ojo”, la creencia de que la gente, sin tener malas intenciones, puede causar daño o mala suerte a otros, generalmente a niños y bebés, con simplemente verlos o admirarlos. Alrededor de la mitad de las madres hispanas (53%) han tomado algún tipo de medida para prevenir que sus hijos sufran del “mal de ojo”. Al hacerlo, muchas de ellas hacen que sus hijos corran mayores riesgos de contraer VSR: de hecho, una de cada cinco (19%) mamás admitió haber hecho que alguien tocara a su hijo(a) para deshacerse de la amenaza del “mal de ojo”.
Los síntomas más comunes del VSR incluyen flujo nasal y fiebre. También pueden presentarse tos fuerte,silbidos persistentes y dificultad al respirar. Algunos de los síntomas posibles en casos de infecciones más graves incluyen apnea (cuando el bebé deja de respirar durante más de 10 segundos), coloración violeta o respiración tan acelerada que no puedes ni darle de comer.
No existe un tratamiento para el VSR una vez que se contrae, por lo que la prevención es crítica. El VSR es muy contagioso y puede sobrevivir durante horas en la piel y otras superficies. El VSR se propaga a través de estornudos, tos y contacto con el bebé, así es que los padres deben recordar: lavarse con frecuencia las manos, al igual que la ropa de cama, los juguetes y la ropita del bebé; y mantener al bebé alejado de grupos grandes de gente, niños pequeños y personas resfriadas. Los padres —especialmente los que tienen bebés prematuros— deben consultar a un profesional médico sobre los pasos que pueden tomar para ayudar a proteger a su bebé contra la infección del VSR.

Como elegir a una niñera

Destinar el cuidado de nuestros niños en otra persona es una tarea que no debe tomarse a la ligera y suele resultar muy estresante. A la hora de seleccionar una niñera para que trabaje ya sea de forma permanente o de vez en cuando por algunas horas semanales, que colme tus expectativas y resulte de total confianza, te preparamos algunas pautas a seguir en el momento de la entrevista que te ayudarán a tomar la decisión final.



El momento de la búsqueda: entrevista y selección 

El tiempo es tu mejor aliado. Para encarar esta importante tarea y evitar errores que pueden ser graves, es fundamental contar con varios días e incluso semanas para dedicarse a la búsqueda y no caer en una selección superficial y apresurada. 

Siempre es mejor comenzar entrevistando personas recomendadas por otras personas, especialmente otras madres, que conozcan su desempeño en el cuidado de niños. Cuando esté frente a ti una candidata al trabajo no olvides pedirle referencias ya que de éstas obtendrás información clave para evaluarla de forma apropiada. 

También es importante tener en cuenta la edad de la niñera. No es conveniente que sea demasiado joven pues la falta de experiencia es, en este caso, una desventaja difícil de saldar. Contáctate con candidatas que ya puedan probar su experiencia como niñera e incluso, como maestra jardinera para que a la hora de quedarse con tus niños sepa como interactuar con ellos. 

Su higiene personal y su lenguaje corporal no son detalles menores puesto que tendrá contacto directo con tus hijos. Fundamentalmente, debes prestar atención a su modo de hablar, su presencia y su carácter. Recuerda que los chicos aprenden e imitan a quienes los cuidan y pasan tiempo con ellos.

No te guardes ninguna duda. Debes preguntarle abiertamente todo lo que necesites saber sobre la potencial niñera. Tienes que quedarte con el espíritu tranquilo y poder brindarle toda tu confianza desde el primer día. 

Consejos para buscar una guarderia para tu bebe

El bebé crece y la vuelta al trabajo es inminente, para muchos padres ésta es una clara señal para comenzar a buscar una guardería que cuide de los pequeños. En esta nota te ayudamos a encontrar la más conveniente no sólo en función del bienestar de tu bebé sino también del tuyo, como mamá.



Existen dos posturas acerca de la mejor edad para el ingreso del niño en una guardería. La mayoría de los psicólogos recomiendan anotar a los chicos antes de que cumplan los ocho meses de vida, pues el desarrollo afectivo que tienen a esta edad les permite adaptarse más fácilmente en comparación con un niño un poco mayor. Otros, en cambio, señalan como el momento óptimo los veinte meses de edad, pues el niño ya controla la mayor parte de sus movimientos y, por ende, tiene cierta autonomía favorable para incursionar y sentirse a gusto en este nuevo medio.

Claves para elegir la mejor guardería 

Sea cual fuere la edad de tu hijo, ya se trate de un bebé de pocos meses o de un niño de algunos años, hemos seleccionado para ti algunos ‘tips’ a tener en cuenta:

• Cercanía: Al optar por una guardería es fundamental que evalúes cuán cerca está de tu hogar o a tu trabajo. Ambas opciones tienen sus ventajas. Una guardería próxima a tu oficina te permite estar cerca para acudir rápidamente, ante cualquier imprevisto. Si, en cambio, eliges una vecina a tu casa, el niño se sentirá familiarizado con su barrio y te será más fácil acostumbrarlo.

• Profesionalismo: Es esencial que el personal que trabaje allí y esté a cargo de tu bebé, tenga amplia experiencia en el cuidado de niños pequeños. Sería de mucha utilidad averiguar el perfil profesional y área de formación de cuidadoras, docentes e incluso si entre ellas se encuentra alguna psicopedagoga que aporte sus conocimientos especializados. 

• Tamaño del grupo o clase: Otro aspecto importante es que te interiorices acerca de la cantidad de niños que cuida la guardería diariamente, pues si bien algunos niños se adaptan con facilidad y no necesitan atención personalizada, otros en cambio necesitan cuidado y muestras de afecto constantes. Esto es particularmente importante en niños menores de tres años.

• Seguridad: En relación directa con el número de chicos se encuentra el grado de seguridad que presenta el lugar. Sin realizar una tarea exageradamente detectivesca, observa si la puerta de entrada tiene portero y está cerrada permanentemente o no; el estado de los juegos de parque, los baños y la higiene de las salitas. No está de más entonces, hacer un recorrido por todo el espacio por el que transitará tu bebé y conversar con la directora para plantearle tus dudas.

Tarde o temprano todos los padres se hacen la pregunta ¿Qué guardería elegir? Pero no siempre se trata de tomar una decisión entre varias opciones disponibles. No todas las guarderías son buenas y de las buenas no todas tienen cupo en cualquier momento del año. 

Como todos sabemos, siempre lo mejor es lo más difícil de conseguir y este caso, no es la excepción pues las buenas guarderías suelen tener listas de espera. Para evitar llevarte una sorpresa desagradable, lo mejor es tomar la tarea de búsqueda con bastante antelación, e incluso, ir averiguando “por si acaso” aunque no tengas una fecha cercana para tu retorno al trabajo.

Alimentación a los 8 meses de edad

Hacia los 8 meses de edad, los bebés están listos para alimentarse con trocitos de comida sólida. 



Comienza con:
  • Cereales infantiles de arroz inflado o en forma de O
  • Banana picadita
  • Batata cocida y cortada en cubitos
  • Cubitos de aguacate


Luego incorpora:
  • Tofu en cubitos
  • Trocitos de pan suave, integral (sin la corteza)
  • Cubitos de pera y durazno muy maduros
  • Pastas pequeñas (tornillitos o macarrones)


Y finalmente
  • Pedacitos de pollo o carne suave
  • Trocitos de sándwich de queso a la parrilla
  • Galletas Graham
  • Yema de huevo cocida y picadita

Puntos importantes sobre la lactancia

Diez puntos importantes que debes tener en cuenta si le estás dando el pecho a tu bebé en los primeros doce meses. 



1. La leche materna es el alimento ideal. La naturaleza te ha dado la forma perfecta para alimentar a tu hijo durante su primer año de vida dado que contiene la combinación correcta de grasas, proteínas y anticuerpos para ayudarlo a desarrollarse y protegerlo de las enfermedades.

Es por eso que un número cada vez mayor de mamás optan por darles de lactar a sus niños. De hecho, según los datos más recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 77 por ciento de los bebés son lactantes, por lo menos brevemente, en comparación con apenas 60 por ciento de una década atrás. 

2. Dar de mamar es algo natural, pero no siempre es fácil. Muchas madres primerizas esperan que lactar sea muy fácil y se frustran cuando no logran hacerlo debidamente de inmediato. Sin embargo, puedes aumentar significativamente tu producción de leche si usas las manos para extraer la leche inicial de tus pechos, llamada calostro, durante los primeros tres días, según una nueva investigación realizada por Jane Morton, M.D., asesora de Espera y catedrática de pediatría clínica en la Stanford University School of Medicine. 

Mientras estés hospitalizada, aprovecha para consultar con las enfermeras y expertas en lactancia, quienes te mostrarán cómo hacer que tu bebé se prenda de tu pecho, y te enseñarán las mejores posiciones para que tú y tu bebé estén cómodos durante el proceso. 

3. Se basa en la oferta y la demanda. Mientras más leche materna tome tu bebé, mayor cantidad de leche producirás. Por lo tanto, durante las primeras seis semanas, debes permitir que tu bebé tome del pecho cada vez que quiera hacerlo. Lo típico es cada dos horas, o aproximadamente 10 a 12 veces al día. No te preocupes si en realidad lo hace menos o más veces. 

Tu bebé tiene necesidades propias, y la cantidad de leche que produzcas se regulará para satisfacerlas. A medida que tu bebé crezca, pasará más tiempo entre sesiones de amamantamiento. “A medida que avance el tiempo podrás reconocer sus parámetros y tener algún tipo de horario”, dice la pediatra Laura Wilwerding, M.D., coordinadora de lactancia en Nebraska de la American Academy of Pediatrics. 

4. Te darás cuenta si tu bebé está tomando suficiente leche. Aunque es normal que un bebé pierda un poquito de peso durante sus primeros días de vida, debe comenzar a aumentar aproximadamente una onza al día después de la primera semana. Pero no hay necesidad de ponerlo en la balanza: su pediatra lo pesará y medirá durante sus chequeos mensuales. “Si tu bebé está creciendo y subiendo de peso, está tomando suficiente”, afirma la doctora Wilwerding. Entretanto, debes evaluar cuánta leche consume según la frecuencia con la que tengas que cambiarle el pañal. Debe mojar cinco a seis pañales al día y, hasta que cumpla 6 meses, generalmente debe tener una deposición cada vez que se alimente, y si no lo hace con esa frecuencia, debería hacerlo por lo menos tres veces al día. Esto cambiará cuando comience a comer alimentos sólidos. 

5. La separación requiere práctica y paciencia. Si estás planeando regresar a trabajar (o separarte de tu bebé durante un período prolongado), será necesario que aprendas a usar un sacaleches con anticipación. Inicialmente, algunas mujeres descubren que pueden sacarse sólo una pequeña cantidad de leche, pero al igual que mamar, después de un tiempo es más fácil extraerla. Planea sacarte leche una o dos veces al día, inmediatamente después de que termines de dar de lactar, y guárdala en el congelador para que la persona que cuide a tu bebé la use más adelante. También puedes usar la leche que guardes si no puedes sacarte leche durante el día tras regresar a trabajar.

6. Dar de lactar también beneficia a la mamá. Una vez que aprendas a hacerlo, el amamantamiento te parecerá conveniente, ya que no tienes que preparar ni lavar ningún biberón, y tendrás una provisión a mano dondequiera que vayas. Pero eso no es todo: algunas mamás descubren que dar de lactar las ayuda a perder peso, dice Pamela Berens, M.D., obstetra ginecóloga y consultora sobre lactancia de la University of Texas Medical School, en Houston. Además, los estudios indican que también es bueno para la salud de las mamás. La lactancia está vinculada con un menor riesgo de cáncer de pecho y ovarios. 

7. Aún estarás comiendo para dos. Es posible que a veces tu bebé tenga malestar gastrointestinal debido a algo que tú hayas comido. Tarda de dos a seis horas que algo llegue a la leche materna, o sea que si tu pequeño parece estar incómodo, piensa en lo que comiste ese día. Elimina de tu dieta el alimento que sospechas sea el culpable para ver si eso surte efecto. Puedes volver a comerlo unos días más tarde para evaluar su respuesta y confirmar tus sospechas. 

Es importante que te mantengas hidratada. Trata de tomar entre 8 y 10 vasos de agua a lo largo del día. Es normal que sientas sed mientras amamantas. Ten a mano siempre una botellita de agua cuando le das el pecho. Y la realidad es que necesitas consumir entre 300 y 500 calorías más por día, pero es preferible que las mismas sean nutritivas para mantenerte saludable y enérgica. 

8. No es necesario que te abstengas de beber. Aunque no debes tocar el licor cuando estás embarazada, está bien tomar una copa de vino o una cerveza varias horas antes de darle de lactar a tu bebé, dice la doctora Wilwerding. “Si tomas más que eso, sácate la leche y bótala”, recomienda. Pero de todos modos, cuídate de no tomar en exceso. Dos o más tragos al día pueden perjudicar el desarrollo motriz de tu bebé e interferir con el reflejo que permite que la leche pase de tus glándulas a los pezones. (Si se te acumula leche en las glándulas, te dolerá mucho). 

9. Cuidado con los medicamentos. Se considera que algunos fármacos son inofensivos (los antibióticos, el ibuprofeno y el paracetamol, por ejemplo), pero otros no (ciertos medicamentos para el cáncer, las migrañas y la psoriasis). Habla con tu pediatra sobre cualquier medicina o suplemento vitamínico que estés tomando, incluso si no se requiere receta médica para comprarlo. 

10. No es cuestión de todo o nada. Incluso si estás trabajando y no puedes o quieres extraerte leche durante la jornada laboral, es posible mantener un buen flujo de leche para dar de mamar en la mañana y en la noche. Independientemente de si trabajas o no, puedes complementar la alimentación de tu bebé con fórmula si decides dejar de dar el pecho por un tiempo. Durante ese primer año, que es vital, tu objetivo debe ser continuar dando de lactar de la forma en que te resulte más cómodo, dice la doctora Wilwerding. 

La fórmula correcta La lactancia no es para todas, la decisión es tuya y no te debes sentir culpable si optas por darle el biberón con fórmula. 

“Tu bebé percibirá tu tensión”, dice Charles Shubin, M.D., director del Family Health Center del Mercy Medical Center, Baltimore. “Es importante que la lactancia sea una experiencia relajada para ambos”. 

Si decides darle el biberón, recuerda estos puntos esenciales: La fórmula está disponible de tres formas: líquida lista para beber (la más cara), líquida concentrada (más económica) y en polvo (la más barata). 

La mayoría de las bolsas de biberón están hechas con bisfenol A (BPA, por sus siglas en inglés), una sustancia química que puede causar problemas neurológicos y de conducta en los niños.

Existen mayores posibilidades de que se pase al líquido listo para beber en latas de metal que a otros tipos de fórmula. La opción más segura es la fórmula en polvo, pues absorbe la menor cantidad de BPA. Pídele a tu médico que te recomiende una marca. 

Si estás usando fórmula en polvo o líquida concentrada, ponle la cantidad exacta de agua que dice la etiqueta: si no usas suficiente agua, tu bebé puede tener malestar estomacal o dañarse los riñones, y si usas demasiada, es posible que no consuma suficientes nutrientes. 

Siempre tapa y refrigera las latas abiertas de fórmula líquida, y úsala dentro de las siguientes 48 horas. Para determinar la cantidad adecuada de fórmula, divide el peso de tu bebé por la mitad: por ejemplo, un bebé de 8 libras necesita aproximadamente 4 onzas.

Inicialmente, lo alimentarás cada 2 horas y media o 3, pero a medida que crezca, comerá con menos frecuencia. 

Mitos de como alimentar a tu bebe

Es normal que sigas los consejos de tu mamá, suegra y amigas pero hay patrones y conductas que debes evitar para que tu bebé se desarrolle de manera sana.

Tu doctor es prácticamente la única persona a quien debes escuchar cuando se trata de la alimentación de tu bebé. Hay prácticas que han pasado de generación en generación que pueden poner en riesgo la salud actual y futura de tu hijo. Pon atención y prefiere “quedar mal” con tu tía abuela antes de creer en estos nocivos mitos.



El sobrepeso es bueno

“Un bebé gordo es un bebé sano” es el mito número uno en nuestra lista, por ser el más común y el más dañino para el futuro de tu bebé. No podemos negar que un bebé gordito es hermoso, pero no es saludable: si tu bebé tiene sobrepeso en los primeros años de su vida, lo más probable es que lo tendrá también cuando sea adulto.

El sobrepeso no es normal en los bebés, y si tu hijo sufre de éste debes consultar de inmediato a tu doctor para que te diga qué es lo que estás haciendo mal en cuanto a su alimentación.

La leche y nada más

Muy aparte de tu postura sobre la edad correcta para el destete, tienes que estar consciente que conforme tu hijo crece la leche materna se vuelve nutrimentalmente insuficiente por lo que no puede ser el único alimento que tu bebé consuma.

La ablactación (cuando combinas la leche materna con otros alimentos) debe iniciar cuando tu bebé cumple cuatro meses de edad, o tu hijo sufrirá de problemas de desnutrición que comprometerán su buen desarrollo.

Las primeras comidas deben ser dulces

Probablemente has escuchado que en cuanto inicies la alimentación distinta a la leche, las mejores papillas son las que están hechas con fruta. Sin embargo, la realidad es que debes preferir las papillas de verduras

Si las primeras papillas que tu hijo come están hechas con fruta, su sabor le encantará y comerá de lo lindo… pero cuando intentes que coma las que están hechas con verduras será muy difícil que las acepte porque estará acostumbrado al dulce. Ojo: no se trata de privar a tu bebé de papillas con fruta, sino de iniciar con las de verdura e intercalar las de fruta.

La leche adicionada con Hierro

En el mercado abundan los productos adicionados con Hierro y es importante que sepas que cuando éstos son lácteos (por ejemplo yogures o quesos) el elemento no es absorbido por el organismo, porque “compite” con la absorción de Calcio, y éste último “gana”.

Prefiere siempre productos adicionados con Hierro que contengan vitamina C, por ejemplo jugo de naranja, fresa, kiwi, etc.

No jugar con la comida

No seas demasiado estricta con tu bebé y esperes que a la hora de la comida todo sea limpieza y orden. Además de que es imposible, el caos puede traer beneficios para tu hijo.

Recordando no llegar a los extremos, debes permitir que tu bebé toque su comida y “juegue” con ésta, pues es la única forma que tiene de relacionarse en cuanto a textura, olor, forma y color con todo lo que le rodea.

Recuerda siempre consultar a tu médico antes de tomar cualquier decisión o seguir consejos de cualquier fuente.

Que es mejor, la lactancia o las vitaminas?

Yo amamanto a mi pequeñín, pero algunas madres amigas me dicen que los bebés necesitan vitaminas. ¿Tendré que darle suplementos vitamínicos? es una pregunta frecuente entre las madres modernas, aquí te decimos lo mejor para tu bebé.



Sin duda alguna la leche materna es el mejor alimento para los niños durante sus primeros meses de vida. Además de la nutrición que necesitan, también les proporciona anticuerpos. Se ha demostrado que los chicos alimentados de esta forma tienden a tener menos alergias, menos infecciones y hasta la incidencia de asma y de diabetes parece ser menor cuando son adultos.

Pero la leche materna no lo tiene todo, y desde el 2003 la American Academy of Pediatrics recomienda que los niños que reciben toda su nutrición de la leche materna, tomen una multivitamina que contenga 200 unidades de vitamina D a partir de los 2 meses de edad y que la continúen hasta que puedan tomar un mínimo de 17 onzas diarias de leche fortificada con vitamina D.

También se aconseja esta vitamina en bebés que no toman leche materna sino fórmula, sobre todo si no están bebiendo al menos 17 onzas de leche fortificada con vitamina D. La vitamina D es muy importante para el desarrollo de huesos y dientes. Ayuda, entre otras cosas, en la absorción del calcio. Su deficiencia causa raquitismo. Esta vitamina también se produce con la exposición al sol.

Consejos importantes para la alimentación de tu bebe

Pasar del biberón a la taza, de la succión a la deglución. Incorporar la cuchara y el plato, la silla, el babero y las reglas de los nuevos horarios. Lograr que un niño acepte todo esto es un gran desafío, para los padres y más que nada para el mismo bebé. Claves para que la familia enfrente este nuevo reto con éxito. 

El primer paso es lograr que el pequeño comience a reemplazar biberones o algunos horarios habituales del pecho por alimentos. Hay edades para todo. Pero la comida más firmes comienzan a aparecer en su vida entre los 4 y 5 meses.

En esta edad no se le puede exigir demasiado al pequeño. Es muy chico para comprender y aún no tiene las habilidades físicas para responder a semejante reto. La Clínica Cleveland te recomienda no apurarte ni apurarlo.

“Las comidas sólidas se suelen introducir a los cuatro o cinco meses de edad, dependiendo de lo que diga el médico de tu bebé. Si comienzas a darle comidas sólidas a tu bebé demasiado temprano, tendrás más posibilidades de que desarrolle alergias alimenticias y puede que no crezca igual de bien”, detalla el Departamento de Educación a los Pacientes y Información de la Salud, de la Clínica Cleveland. 

Si ya llegó el momento de alimentarlo, comienza con cereales especiales para bebés. En especial los fortificados con hierro. Y añade frutas y vegetales. Las carnes llegarán después. 

¿Cómo preparar la comida? Debe ser como un puré siempre. Bien triturada o machacada. Recuerda que el niño es pequeño, aún a sus 6 meses.

La cuchara puede aparecer en este momento también. Comienza con una pequeña. Dale a tu hijo la comida de a poco y en pocas cantidades. Cuando veas su respuesta, si se adapta bien, puedes aumentar las porciones.

Si tu bebé comienza a escupir la comida es momento de parar. Quiere decir que ya se llenó. En el peor de los casos, que la comida no fue de su agrado. 

La Sociedad Norteamericana de Gastroenterología Pediátrica, Hepatología y Nutrición (NASPGHAN) junto con la Asociación de Gastroenterología Pediátrica y Nutrición (APGNN) tienen otra visión. Ellos recomiendan introducir, por ejemplo el cereal, recién a partir de los 6 meses. Y dicen que lo mejor es comenzar con cereal de arroz, luego harina de avena y por último cereal de cebada. 

A partir de los 6 y 8 meses el bebé ya puede tener hambre entre 4 y 6 veces al día. En esta etapa puede comer bien. Por eso son bienvenidas las carnes trituradas, los yogures y los purés.

Truco sencillo para que tu bebe coma

A algunos niños le cuesta bastante comer determinadas cosas como la verdura, el pescado o alimentos con sabores muy específicos. Pero es necesario que coman este tipo de alimentos, puesto que los nutrientes que aportan son básicos para su desarrollo. Por eso, desde nuestro canal, intentamos cada semana proponeros algunas ideas o trucos para que coman mejor.

Hoy os propongo una de las ideas más sencilla, por si aún no se os ha ocurrido   . Se trata de realizar una rica tortilla de todo lo que se os ocurra. Podemos echarle todo lo que a los peques no les guste, pero siempre que tenga una apariencia de tortilla francesa o de patatas (en función de la que más les guste) se la comerán con muchas más ganas. Además, si véis que no les gusta, podéis optar por añadirle alguna de sus salsas favoritas, seguro que pican .