Mas datos para juguetes seguros

Ya les hemos contado la mejor manera de elegir juguetes según la edad y las habilidades que queramos desarrollar en nuestros hijos, hoy vamos a hablar del factor seguridad no sólo en lo que tiene que ver con los juguetes sino también con la decoración de nuestra casa. 


Entonces, ¿cómo elegir un juguete seguro para nuestro hijo? 


Lo primero que podemos hacer es ver las especificaciones de edad y hablidades que ya muchos juguetes traen en la caja.


  • Es natural que como parte de su proceso de aprendizaje y de la exploración del mundo, los niños pequeños se metan todo a la boca. Por eso los juguetes que compremos para ellos no deben tener partes pequeñas que se puedan desprender y puedan causar algún problema de atragantamiento. Ten en cuenta estas recomendaciones:
  • Revisa que ojos, nariz y adornos de los peluches estén bien asegurados y que, si el bebé los muerde, no haya el riesgo de que se suelten.
  • Si quieres darle un juguete de plástico, como una pelota, busca una que no sea del tamaño de su boca para evitar ahogamiento.
  • Evita los juguetes con bordes filosos.
  • A la hora de comprar juguetes prefiere la calidad a la economía. Muchos juguetes económicos pueden ser fabricados con materiales tóxicos como el barniz o pintura, este puede ser peligroso para el niño si lo muerde o chupa. Así que es mejor que le compres 2 buenos juguetes que 7 de dudosa procedencia.
  • No compres juguetes con algún tipo de pieza eléctrica. Aunque la carga de electricidad es mínima, para la piel de un niño puede significar una quemadura.
  • Lee las instrucciones del juguete para saber cómo se usa, o si tiene alguna prevención. Es muy importante que lo pruebes tú antes de que tu hijo juegue con él.
  • Al abrirlo, tira las bolsas de empaque, son muy conocidos los casos en los que los niños se han ahogado por jugar a meter la cabeza dentro de una bolsa.
¿Y la decoración en casa?
  • El árbol de Navidad debe estar bien sujetado al piso ya que es muy común que los bebés lo halen hacia ellos. Elige esferas de plástico (no de vidrio) y cuida que toda la decoarción inferior esté bien sujetada.
  • Asegura las instalaciones eléctricas y, no olvides, desconectarlas cada noche.
  • Evita adornos con piezas pequeñas que el niño se pueda tragar.
Si tienes estas sencillas normas se seguridad durante estas fiestas, no tendrás problemas y disfrutarás junto con tus hijos de la Navidad.