Algunos consejos sobre las alergias durante el embarazo

Se suele decir que ‘la primavera, la sangre altera’ y aunque parezca mentira es un dicho que no debemos tomar muy a la ligera. Obviamente, la primavera no tiene nada especial que nos haga sentir estresados, sin embargo, es la época en la que aparecen casi todas las alergias que existen relacionadas con las plantas, puesto que es el momento del año en que se encuentran en su esplendor y, esto, nos ‘altera’ en cierta manera.

A pesar de son unos meses imposibles para algunos, la cosa se complica en el caso de las mujeres embarazadas. A todas las molestias propias del embarazo, se unen los síntomas de la alergia y el inconveniente de no poder tomar los medicamentos habituales para combatirla. ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo debe afrontar nuestras alergias durante el embarazo? En este reportaje, te lo contamos.



Factores que desencadenan las alergias
Lo primero que debe hacer una mujer embarazada que de por sí es propensa a sentir alergia por cualquier factor, es evitarlo. Sin embargo, a veces desconocemos qué es lo que nos puede provocar una alergia desconocida hasta el momento, por lo que nunca está de más recordar los principales factores que pueden desencadenar una alergia.
La mejor recomendación es evitar sustancias como el polvo, el polen o algunos olores fuertes como puedan ser el del cloro, perfumes fuertes e incluso el detergente que usamos al lavar la ropa. Además de esto, tenemos que evitar acercarnos a cosas que sabemos que ya nos dan alergia y tener mucho cuidado con la alimentación que seguimos. El marisco es el alimento que más alergias produce en el cuerpo y sus reacciones pueden ser bastante graves en lo que respecta al sistema respiratorio.

Cómo afecta la alergia al feto
Normalmente, las alergias no afectan directamente al feto. Sin embargo, los medicamentos que se suelen utilizar para paliar los síntomas que de ellas se desencadenan sí pueden causar algún efecto en el futuro bebé. Lo mejor que puedes hacer, en este sentido, si ya de por sí eres alérgica, es comunicar tu estado al ginecólogo y al alergólogo para que tengan controlada tu alergia durante estos meses. La mayoría de expertos coinciden en que no tienen por qué haber complicaciones ni para la futura mamá ni para el bebé que espera.

Qué hacer para sobrellevar la alergia

Aunque normalmente tengas una medicación establecida durante la primavera, para combatir tu molestia alergia, no uses estos fármacos por tu cuenta durante el embarazo. No todos los antihistamínicos pueden tomarse sin que repercuta en el feto, por lo que los mejor es que consultes con el médico.
Existen algunos rutinas que pueden ayudarte a sobrellevar mejor la alergia. En primer lugar, evita salir o ventilar las habitaciones a primera hora de la mañana o a última de la tarde (es cuando mayor cantidad de polen hay). Mantén limpios los ambientes de la casa e intenta no estar presente durante las limpiezas generales, sobre todo en cuanto al polvo se refiere.
Cuida tu dieta y continua con los hábitos de ejercicio en tu rutina. Por supuesto, evita la automedicación y la exposición al humo del tabaco. No bastan con que la mujer embarazada no fume, la exposición pasiva puede ser tan perjudicial como la activa y está demostrado que puede provocar futuras alergias en el niño.