Category Archives: Cuidados

Que son y como tratar las alergias en los bebes

Una alergia es una respuesta especifica de nuestro sistema inmunológico a una sustancia que se encuentra en el ambiente y que, para el resto de las personas, es inocua y no produce ninguna reacción. Las alergias suelen producirse por un contacto repetido con esa sustancia, denominada comúnmente como alérgeno. Este alérgeno es un invasor peligroso, y el cuerpo reacciona liberando histaminas y otras sustancias químicas para rechazarlo.


Esta respuesta inmunológica es perjudicial para el organismo, y los síntomas pueden ser leves o severos, dependiendo del órgano o tejido donde se desarrolle la repuesta inmunitaria anómala. La mayoría de las alergias no se desarrollan por completo hasta los primeros años de vida, sin embargo, cada persona tiene un umbral de tiempo diferente que debe alcanzar para que se produzca la reacción. Por ello, la alergia puede darse en los primeros meses de vida del bebé, o aparecer durante su infancia.
Alérgenos comunes
La alergia más común en los niños es la alimentaria, entre un 5% y un 8% de ellos la padecen. Los alimentos que producen más reacciones inmunitarias dependen de los hábitos alimenticios, aunque frecuentemente suelen ser los lácteos, el huevo y el pescado. Los ácaros del polvo, el polen y los animales son otros de los alérgenos más comunes al hablar de las alergias de los pequeños.

¿Se trata de una enfermedad hereditaria?
Respecto a las causas de la alergia, podemos hablar de factores genéticos y hereditarios. En este último sentido, no se hereda la alergia en sí, sino la predisposición a contraerla, lo que denominamos “atopía”. Sin embargo, aunque el niño presente esa disposición, no necesariamente va a padecer esa enfermedad alérgica. Esto dependerá del nivel de contacto al alérgeno que tenga durante su vida.
Los médicos recomiendan extremar las precauciones si uno de los padres presenta alguna patología alérgica, ya que entonces el niño tiene entre un 40% y un 50% de posibilidades de tener algún tipo de alergia. Y esta probabilidad aumenta hasta un 80% si ambos progenitores son alérgicos. Sin embargo, es posible que, dentro de una misma familia, los miembros presenten alergias a distintas sustancias.
Síntomas frecuentes
Para detectar una enfermedad alérgica en un bebé, es necesario que observemos su reacción ante las distintas sustancias del ambiente y ante los distintos alimentos, aunque a veces es imprescindible un estudio médico que la determine con exactitud.
La reacción anómala a los ácaros del polvo y a los animales suele producir congestión nasal por la mañana, durante todo el año. Mientras que si observamos que estos síntomas aparecen en primavera, verano y otoño puede tratarse de alergia al polen.
Asimismo, pueden aparecer lesiones en la piel como vesículas, hinchazón o rojeces, que provoquen picores y escozor al pequeño. El sistema respiratorio también puede verse afectado, presentando pitidos al respirar, sensación de ahogo, insuficiencia respiratoria o, incluso, rinitis.
¿Alergia a los alimentos o intolerancia?
Es importante señalar que alergia e intolerancia alimenticia son dos conceptos distintos. La alergia a los alimentos es una reacción inmunológica que se produce ante el contacto, la ingesta o la inhalación de un alimento o ingrediente, incluso, de una traza. Pero, a diferencia de lo que se cree, lo que produce la respuesta inmunitaria son las proteínas que forman parte del alimento, no éste en sí mismo. Por su parte, la intolerancia hace referencia a la reacción que tiene el metabolismo, no el sistema inmunológico. Normalmente, la intolerancia impide la adecuada digestión de un determinado alimento, así como, la asimilación y el aprovechamiento de sus componentes.
Prevención
Existen una serie de pautas recomendables a la hora de evitar la exposición prematura del bebé a las sustancias causantes de las alergias. En primer lugar, hay que prestar atención a la higiene. Asear al niño con jabón neutro y vestirle con ropa de algodón que permita la ventilación de la piel, es una medida a tener presente. Asimismo, debe vigilarse la habitación del pequeño, y mantenerla bien limpia, sin polvo y ácaros que puedan causar reacción en el bebé.
Las infecciones respiratorias predisponen a padecer asma, por lo que es importante evitar que el niño las tenga. Asimismo, respecto a lo medicamentos, existen algunos específicos, como los antihistamínicos, las vacunas o la inmunoterapia, que se utilizan como tratamiento preventivo de base. En este sentido, es importante recordar que no debemos medicar al bebé sin la recomendación del especialista, ya que podría desarrollar hipersensibilidad a los fármacos.
En cuanto a la alimentación, hasta los 2 años de edad, se recomienda que el niño no consuma huevos (sobre todo las claras), pescado y nueces, que son los alérgenos más potentes. Además, es importante incorporar los alimentos de uno a uno, ya que, en el caso de que el pequeño tenga alguna patología alérgica, será más sencillo identificar el alimento que la produce. La alimentación de la madre también debe cuidarse, y es aconsejable no consumir cacahuetes y otros frutos secos durante la lactancia.
Para finalizar, os recordamos que la mejor opción ante los primeros síntomas de reacción alérgica es acudir al especialista, en este caso, al alergólogo, para que proceda a realizar una exploración exhaustiva, que defina exactamente el tipo de alergia y las medidas a tener en cuenta.

Conoce más del reflujo en los bebes

Hay muchos mitos y realidades sobre el reflujo, se da mucho en bebés y también en adultos, y aunque ahora se llama así, ha existido desde siempre porque se trata de un proceso absolutamente natural del organismo. Las mamás de antes contaban con efectivos remedios para aliviar sus molestias y, de acuerdo con expertos, lo mejor es recuperar estos tratamientos. Si tienes dudas en cuanto a este tema checa lo que nos dijo el doctor Salvador Villalpando que también te da sus mejores recomendaciones.



Este ‘padecimiento’ es muy natural en los bebés cuando su alimentación se compone sólo de líquidos y sobretodo, de leche materna natural. Existe la creencia de que el bebé que más reflujo tiene es aquel que crece más y es cierto, porque el bebé que toma más leche es aquél que tiende a engordar más rápido. El experto explica que lo mejor en estos casos es tratar de no dar medicamentos al bebé, salvo en los casos en los que el pediatra lo indique y se necesite realizar más estudios.

A las mamás primerizas puede causarles mucha preocupación ver que en ocasiones la cantidad de reflujo en los bebés es profusa, pero el doctor afirma que esto no tiene por qué ser motivo de alarma.

Existe un tratamiento que se administra a los bebés, una especie de leche para determinar si el bebé tiene reflujo o gastritis, esto puede sonar alarmante, pero Villalpando asegura que se trata de un medicamento que es utilizado por los pediatras para ver el funcionamiento del sistema digestivo del bebé.

Cinco señales

Sin embargo, si el bebé no está subiendo de peso adecuadamente, se enferma frecuentemente de las vías respiratorias, siente mucha irritabilidad, no quiere tomar leche y su tez toma una tonalidad morada, puede ser muy preocupante, en esos casos sí puede estar indicando la presencia de una enfermedad grave. En este caso es preciso acudir con el pediatra y nunca, bajo ninguna circunstancia, recurrir a suministrar medicamentos sin prescripción médica.

Después de la sexta semana y los tres meses de edad, los bebés vomitan más frecuentemente, aquí se debe poner especial atención porque el niño corre el riesgo de deshidratarse y entonces se presenta la llamada hipertrofía del píloro, que sucede porque, según el experto, crece la salida del estómago y se obstruye la salida del píloro y puede ser tan grave como para necesitar de una intervención quirúrgica. En este periodo lo más recomendable es consultar al médico antes de asumir cualquier sospecha.

Salvo estas cinco condiciones citadas por el doctor, todas las demás son completamente normales y van desapareciendo conforme el bebé va creciendo. Lo más importante es saber cuándo es preciso acudir a un experto, nunca medicar al bebé si el tratamiento no fue recomendado por un médico y optar siempre por lo natural porque aparte de ser más barato, es lo mejor para los pequeños.

Evitando las infecciones urinarias durante el embarazo

Según la ginecóloga obstetra Julie Salomón, cuando una mujer está embarazada, su sistema inmunológico es más débil, por lo tanto, se vuelven más susceptibles a las infecciones respiratorias, pero también urinarias y vaginales. Aprende a prevenir estas complicaciones durante este importante periodo con los siguientes ‘tips’.



El primer consejo de la doctora es lavarse constantemente las manos y, en esta época del año, hacerlo más de lo normal, si no lo haces con un jabón usa un gel a base de alcohol, también deben abrigarse para evitar que afecten los cambios de temperatura.

Pero hay que tener especial cuidado con las infecciones vaginales porque en este periodo se presentan más frecuentemente por todos los cambios corporales. Una embarazada se alimenta diferente, tiene que usar ropa distinta a la habitual, tiene muchos cambios hormonales y muchas modificaciones a su rutina. Por eso, la doctora recomienda usar ropa holgada, de algodón, alimentarse lo mejor posible y sobre todo, beber muchos líquidos.

Vías urinarias

La experta explica que hay que tener especial atención con las vías urinarias porque las complicaciones pueden surgir cuando no se distinguen las ganas frecuentes de ir al baño por la posición que tiene el bebé en el vientre (cerca de la vejiga de su mamá), con los síntomas de una enfermedad en esta zona. Es tan importante el cuidado que se debe tener con estas infecciones que si no se atienden y progresan, pueden ocasionar un parto prematuro con todo lo que conlleva.

Por esta razón, lo mejor según Julie Salomón, es la prevención. La experta afirma que, incluso después del embarazo, se pueden prevenir otras enfermedades como el cáncer de mama ya que, aunque no lo creas, amamantar a tu bebé reduce en gran medida las probabilidades de padecerlo pero, si hay antecedentes del cáncer en tu familia, lo mejor es que acudas a chequeos con tu médicos a partir de los 35 años. Aunque sientas que no corres peligro, nunca olvides autoexplorarte, recuerda, prevenir es mejor que lamentar.

Más preguntas que respuestas para los niños que vivieron un trauma

Un grupo de investigadores que analizó toda la evidencia científica que existe para ayudar a los niños que han vivido situaciones traumáticas, llegó a la conclusión que los psicólogos no tienen claro qué es lo que funciona en estos casos.


Si un niño vive una situación traumática, ya sea presenciar un tiroteo masivo en la escuela como en el caso de Newtown o un accidente de auto, probablemente necesitará terapia para poder superar y elaborar la situación vivida.

Sin embargo, una revisión de nada menos que 22 estudios publicados sobre el tema y 6,600 artículos, muestra que los expertos poco saben sobre qué es lo que exactamente funciona en los casos de niños que han vivido situaciones traumáticas y han descubierto que lo que funciona en estos casos es un tipo de terapia a través de la palabra. 

Las conclusiones, publicadas en la última edición de Pediatrics, apuntan a señalar que los terapeutas no tienen muy claro qué es lo que realmente funciona en estos casos. 

La contaminación y el recién nacido

Cada vez más niños nacen bajos de peso debido a los altos niveles de contaminación en todo el mundo. Ésta es la conclusión de un estudio sin precedentes sobre la relación entre la contaminación del aire y los recién nacidos.
El trabajo publicado en Environmental Health Perspectives revisó más de tres millones de nacimientos en nueve países de todo el mundo.



“Estamos hablando de una contaminación de partículas más finas que un cabello, que emiten los autos, algunas calefacciones y plantas generadoras de energía”, dijo Rachel Morello-Frosch, una las autoras del trabajo.

Los niños que nacen bajos de peso tienen más riesgo a morir en el primer año. Si bien la mayoría sobrevive, éstos son más propensos a desarrollar enfermedades de alto riesgo -cardiovasculares y diabetes- al alcanzar la adultez.

El equipo de investigadores estudió los datos proporcionados por las agencias de contaminación en Norteamérica, Suramérica, Europa y Asia. A partir de estas cifras estimaron la contaminación a la que pueden estar expuestas las embarazadas en cada región, lo que compararon con los registros de nacimientos, según explicó la especialista de la Universidad de California.

Estudios previos ya han determinado la relación entre la contaminación del aire, las mujeres embarazadas y los riesgos en bebés.

Consistencia mundial

Esta investigación determinó que hay una consistencia en los datos a nivel mundial que apuntan a que la relación entre el peso del recién nacido y la contaminación es directamente proporcional: a más exposición, menor es la media de peso en bebés.

“Lo que más me sorprendió de los resultados es la relación consistente entre la contaminación del aire de las partículas finas y el alto riesgo de nacer bajo de peso”, señaló Morello-Frosch.

Según el estudio, por cada incremento de 10 microgramos de partículas por metro cúbico hay un aumento del riesgo de entre el 3% y el 10%.

“Desde el punto de vista individual puede parecer una diferencia insignificante, pero cuando estamos hablando de una población expuesta, entonces se trata de un posible cambio general en el peso de neonatos, con un aumento en el número de bebes bajos de peso”, advirtió la especialista.

Por su parte, el profesor Tracey Woodruff, co-autor del estudio, informó que lo “realmente significativo de la investigación es que se trata de niveles de contaminación del aire a los que prácticamente todo el mundo está expuesto”.

“En regiones como China, que tiene los niveles de contaminación más altos en el mundo, los partos se podrían estar viendo afectados”, explico Rachel Morello-Frosch.

Efecto en millones

La investigadora señaló que si bien se ha comprobado una relación entre el feto y la contaminación, todavía no se sabe con certeza cómo las partículas finas afectan al bebé.
Morello-Frosch especula que se podría deber al estrés oxidativo que afecta tanto a la madre como al feto.

Los especialistas sugieren la implementación de regulaciones que busquen disminuir los niveles de contaminación en todo el mundo
Este tipo de estrés se origina por un desequilibrio entre las especies reactivas al oxígeno y la capacidad del sistema biológico a desintoxicar esos reactivos con rapidez.

“Pero esto es sólo una teoría que no ha sido probada”, aclara la investigadora.

Los especialistas sugieren la implementación de regulaciones que busquen disminuir los niveles de contaminación en todo el mundo.

Tony Fletcher, del departamento de Epidemiología Ambiental de la escuela de Medicina Tropical del Londres, declaró que “el estudio es de excelente calidad y las conclusiones son claras”.

“Si bien el efecto promedio en cada bebé por separado es pequeño, y no debe alarmar a futuros padres, para toda una población estos pequeños riesgos se suman entre millones de personas”.

La vacuna antigripal y el embarazo

Un estudio realizado sobre una decena de miles de mujeres en Noruega demostró que la vacunación antigripal en el embarazo no aumenta el riesgo de muerte fetal uterina.

Aunque las muertes fetales no fueron frecuentes durante el estudio, éstas fueron más comunes en las embarazadas con gripe.
“La vacunación per sé no estuvo asociada con una mayor mortalidad fetal y habría reducido el riesgo de muerte por influenza durante la pandemia” del 2009, sostuvo el equipo de la doctora Siri Haberg, del Instituto Noruego de Salud Pública de Oslo.
El doctor Jon Abramson, del Centro Médico Bautista de Wake Forest, en Carolina del Norte, y que no participó del estudio, dijo que ya se sabía que la influenza puede ser inusualmente peligrosa en las embarazadas.
“La tasa de hospitalización es cuatro veces mayor en las embarazadas que en las mujeres de la misma edad que no están embarazadas”, declaró.
Con algunas excepciones, los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos recomiendan que toda la población mayor de seis meses de vida se vacune contra la gripe, incluidas las embarazadas.
El nuevo estudio, publicado en New England Journal of Medicine, abarcó la pandemia de la gripe H1N1 en otoño e invierno boreal del 2009 y se realizó después de la aparición en los medios de más de 30 casos de muerte fetal tras el uso de la vacuna.
Hasta entonces, a las embarazadas de Noruega no se les recomendaba vacunarse contra la gripe. Durante la pandemia, el 30 por ciento de la población noruega se infectó con el virus de la gripe.
La vacuna estuvo disponible a partir de octubre del 2009 y se aplicó durante el segundo y el tercer trimestre de gestación. No fue infalible, pero redujo un 70 por ciento el riesgo de que las embarazadas tuvieran gripe.
Entre casi 26.000 embarazadas vacunadas, hubo 78 muertes fetales (o 3/1000 embarazos), comparado con 414 muertes fetales (o 5/1000 embarazos) fetales entre las 87.000 embarazadas sin vacunar.
Al concentrarse en las mujeres con influenza, el riesgo de perder el embarazo o de tener un mortinato fue casi el doble que en las mujeres sin vacunar.
En todas las mujeres, la inmunización durante el período estudiado redujo un 12 por ciento el riesgo de muerte fetal, una diferencia que para los autores podría atribuirse al azar. El equipo no halló pruebas de que la vacunación elevara el riesgo de tener un parto prematuro o un bebé con bajo peso al nacer.
“No hallamos evidencia de que la vacunación antigripal de las embarazadas aumente el riesgo de muerte fetal”, informaron los autores. Aun así, la infección con el virus de la influenza fue riesgosa: el peligro de que el bebé muriera casi se duplicó en las embarazadas con influenza diagnosticada clínicamente”.

Consejos para buscar una guarderia para tu bebe

El bebé crece y la vuelta al trabajo es inminente, para muchos padres ésta es una clara señal para comenzar a buscar una guardería que cuide de los pequeños. En esta nota te ayudamos a encontrar la más conveniente no sólo en función del bienestar de tu bebé sino también del tuyo, como mamá.



Existen dos posturas acerca de la mejor edad para el ingreso del niño en una guardería. La mayoría de los psicólogos recomiendan anotar a los chicos antes de que cumplan los ocho meses de vida, pues el desarrollo afectivo que tienen a esta edad les permite adaptarse más fácilmente en comparación con un niño un poco mayor. Otros, en cambio, señalan como el momento óptimo los veinte meses de edad, pues el niño ya controla la mayor parte de sus movimientos y, por ende, tiene cierta autonomía favorable para incursionar y sentirse a gusto en este nuevo medio.

Claves para elegir la mejor guardería 

Sea cual fuere la edad de tu hijo, ya se trate de un bebé de pocos meses o de un niño de algunos años, hemos seleccionado para ti algunos ‘tips’ a tener en cuenta:

• Cercanía: Al optar por una guardería es fundamental que evalúes cuán cerca está de tu hogar o a tu trabajo. Ambas opciones tienen sus ventajas. Una guardería próxima a tu oficina te permite estar cerca para acudir rápidamente, ante cualquier imprevisto. Si, en cambio, eliges una vecina a tu casa, el niño se sentirá familiarizado con su barrio y te será más fácil acostumbrarlo.

• Profesionalismo: Es esencial que el personal que trabaje allí y esté a cargo de tu bebé, tenga amplia experiencia en el cuidado de niños pequeños. Sería de mucha utilidad averiguar el perfil profesional y área de formación de cuidadoras, docentes e incluso si entre ellas se encuentra alguna psicopedagoga que aporte sus conocimientos especializados. 

• Tamaño del grupo o clase: Otro aspecto importante es que te interiorices acerca de la cantidad de niños que cuida la guardería diariamente, pues si bien algunos niños se adaptan con facilidad y no necesitan atención personalizada, otros en cambio necesitan cuidado y muestras de afecto constantes. Esto es particularmente importante en niños menores de tres años.

• Seguridad: En relación directa con el número de chicos se encuentra el grado de seguridad que presenta el lugar. Sin realizar una tarea exageradamente detectivesca, observa si la puerta de entrada tiene portero y está cerrada permanentemente o no; el estado de los juegos de parque, los baños y la higiene de las salitas. No está de más entonces, hacer un recorrido por todo el espacio por el que transitará tu bebé y conversar con la directora para plantearle tus dudas.

Tarde o temprano todos los padres se hacen la pregunta ¿Qué guardería elegir? Pero no siempre se trata de tomar una decisión entre varias opciones disponibles. No todas las guarderías son buenas y de las buenas no todas tienen cupo en cualquier momento del año. 

Como todos sabemos, siempre lo mejor es lo más difícil de conseguir y este caso, no es la excepción pues las buenas guarderías suelen tener listas de espera. Para evitar llevarte una sorpresa desagradable, lo mejor es tomar la tarea de búsqueda con bastante antelación, e incluso, ir averiguando “por si acaso” aunque no tengas una fecha cercana para tu retorno al trabajo.

La importancia del botiquín en nuestro hogar

Es importante tener en casa un botiquín.  Puede sacarte de apuros. No debe contener medicamentos ni productos que no sepas utilizar, pero si: 


  • Termómetro
  • Desinfectante para pequeñas heridas 
  • Alcohol
  • Agua oxigenada
  • Algodón
  • Gasas estériles
  • Banditas 
  • Pinzas
  • Tijeras
  • Suero fisiológico para la nariz y los ojos
  • aspirador nasal de secreciones
  • Solucion oral rehidratante
  • Cuentagotas
  • Cuchara graduada
  • Pomada antiquemaduras
  • Crema de hidrocortisona al 0.5% para picaduras
  • Antitérmicos


Ademas ten a la mano el teléfono del pediatra y de los servicios de urgencia. Estos datos son vitales para que puedas reaccionar adecuadamente ante cualquier situación que se presente con tus pequeños.

Vacunas sin dolor, pronto la tendremos disponible

Muy pronto, niños y adultos podrían perder el miedo a los tratamientos y vacunas, ya que los clásicos pinchazos de las agujas de las inyecciones, podrán ser reemplazados por un dispositivo láser indoloro. 

Se trata de inyecciones indoloras microjet impulsadas por láser, creadas por investigadores de la Universidad Nacional de Seúl, en Corea del Sur.



El invento, descripto en la edición de septiembre de Optics Letters, podría reemplazar algún día a los dolorosos pinchazos de las agujas hipodérmicas, en la aplicación de vacunas anuales contra la gripe y otros medicamentos .

El dispositivo utiliza una corriente pequeña y necesita de un medicamento líquido con la cantidad justa de esa fuerza para impulsarlo. Utiliza múltiples pulsos de rayo láser de baja energía, ofreciendo una efectividad mucho más alta que las versiones anteriores que se habían probado, aseguran los investigadores.

Aunque varias técnicas se han testeado hasta ahora para diseñar nuevas maneras de crear inyecciones sin dolor, la aguja hipodérmica todavía es el instrumento elegido a nivel mundial.

Adiós a la inyecciones dolorosas

“El láser impulsado por el inyector microjet puede controlar con precisión la dosis y la profundidad de la penetración del fármaco por debajo de la piel. El control de la potencia del láser es el gran avance sobre otros dispositivos”, explica Jack Yoh, profesor de ingeniería mecánica y aeroespacial de la Universidad de Seúl.

Hasta ahora, los dispositivos láser son comúnmente utilizados por los dermatólogos, en particular para los tratamientos cosméticos faciales.

Con respecto a la utilización a nivel médico, Yoh explica que en esta inyección láser la presión del chorro es mayor que la resistencia a la tracción de la piel, por lo que penetra suavemente y en profundidad, sin causar dolor.

El equipo de científicos, que probó el dispositivo en la piel de cobayos, comprobó que el chorro acciona el fármaco hasta varios milímetros debajo de la piel, sin dañar el tejido circundante.

La velocidad y la estrechez del chorro es suficiente para que el procedimiento sea indoloro, dice Yoh. “Pero por el sólo hecho de que se está apuntando a una capa epidérmica justo debajo de la superficie de la piel donde no hay terminaciones nerviosas, ya garantiza que este dispositivo ofrezca un tratamiento totalmente libre de dolor”, señala el investigador.

Una compañía ya está trabajando con el equipo para producir micro-inyectores de bajo costo que puedan reemplazar a las clásicas inyecciones para uso clínico.

El profesor Yoh dice que serán necesarios más trabajos antes de que el dispositivo se pueda utilizar para la vacunación masiva de los niños, pero cree que es una solución viable.

Cuidar las caídas de bebés

Las caídas a distinto nivel de nuestros hijos son más comunes de lo que se cree. Por lo general, no pasa de un susto, pero hay algunas precauciones que debes tener para evitar un daño en la salud de tu hijo.

Que los bebés aún no sepan caminar, no significa que estén libres de una que otra caída. Debes tener en cuenta que no todos los golpes causarán graves daños en tu hijo, a veces sólo será el susto de ambos, pero no por eso debes despreocuparte. Si llega a ocurrir, lo importante es el reposo y, de ser necesario, que realices todos los exámenes de evaluación.

Generalmente, los bebés de pocos meses sufren caídas desde una altura como la de la cama, cuna, coche y los brazos.

¿Qué hacer ante una caída?

Lo primero que debes revisar es que no se haya golpeado la cabeza. Si esto sucedió, no te alarmes, pero llévalo de inmediato a un centro asistencial, porque puede existir una complicación que no se aprecie a simple vista.
La intensidad de las lesiones va a depender de la altura, del modo y de la velocidad con que se caiga el bebé. Si presenta un chichón no te alarmes demasiado, a no ser que presente algún otro síntoma.
Si pasado un par de horas observas que el pequeño está inquieto, que presenta vómitos o cualquier indicio de un comportamiento anormal en él, llévalo a un centro asistencial. Esto es porque hay algunos golpes que no tienen consecuencias de inmediato, sino que son evolutivos.
Si tu bebé respira normalmente, se ve rosadito y puede mantenerse despierto es probable que no haya problemas.

Evita que tu pequeño duerma inmediatamente después del golpe, trata que pasen algunas horas antes de que vuelva a descansar. Tampoco le des ningún tipo de medicamento, puede ser negativo en lugar de ayudarlo.
Cuando te das cuenta que tu bebé se cayó no es el momento de llorar y desesperarse, recuerda que él te necesita y ya está asustado. Si te escucha gritar nerviosa o siente una cantidad de pulsaciones demasiado altas, puede asustarse más.
Cuidados para prevenir caídas en casa:

Cuando compres la cuna, los barrotes de ésta no deben tener más de ocho centímetros de separación.

Las barandas deben ser altas, para que no alcance a subirse.

La mayoría de las camas no tienen barrotes, pero es ideal que los posean si tu bebé duerme en ella.

En caso que no tenga, pon almohadones por los bordes, para evitar que cuando se mueva llegue al piso.

Cuando camines con tu bebé en brazos, ten cuidado con las alfombras y con los desniveles del piso.

Prefiere los coches con una separación entre las piernas. En ocasiones eso no es suficiente, por lo que debes enseñar a tu bebé que los pies tienen que ir en el lugar que los ubicas.

Nunca debes dejar al pequeño solo en un sillón, en la cama, ni en el mudador.

Tampoco debes dejar al bebé en transportadores sobre mesas o sillas altas.

Durante la noche, recuerda que debe dormir con los barrotes de la cuna arriba.

Cuando bajes escaleras con tu bebé en brazos, afírmate de la barandilla.

Recuerda mantener las sillas de comer, coches,cunas y camas

Como cuidar al bebe de la diabetes

Entre el 2 y el 5 por ciento de todas las mujeres embarazadas desarrollarán diabetes gestacional, un tipo de diabetes que ocurre sólo durante el embarazo, y que las hace mayormente propensas a desarrollar diabetes tipo II luego del parto y puede afectar al bebé si no se toman las medidas adecuadas.

Con todos los tipos de diabetes el organismo es incapaz de utilizar adecuadamente la glucosa, un azúcar simple que el cuerpo convierte en energía. Las diferentes células del cuerpo utilizan la glucosa con la ayuda de la insulina, producida por el páncreas.



En la diabetes gestacional, las hormonas del embarazo bloquean la capacidad de la insulina para hacer su trabajo. Cuando esto sucede, la glucosase acumula en la sangre de la embarazada y si esta situación no se controla la diabetes gestacional puede perjudicar tanto a la madre como al feto. De ahí la importancia de realizarse los chequeos y pruebas necesarias durante el embarazo.

Normalmente la diabetes gestacional es transitoria y desaparece después del parto, pero algunos estudios indican que puede tener efectos prolongados tanto para la madre como para el bebé. Afortunadamente hay medidas de prevención eficaces que puedes tomar.

Cuidado con cuanto comes durante el embarazo

Muchas mujeres embarazadas creen que por estar esperando bebé deben o pueden comer todo lo que se les ponga enfrente. Sin embargo comer una dieta sana y de calorías controladas en el embarazo ayuda a prevenir el aumento excesivo de peso y a reducir el riesgo de complicaciones, informan investigadores británicos. 

De acuerdo con el estudio, las mujeres embarazadas tienen que seguir una dieta sin llegar a los excesos. Toda futura mamita pasará por la etapa de los “antojos” y más tratándose de pastelillos, frituras y todo aquello alto en calorías, lo importante es saber controlarse, aseguran los doctores.

Comer sanamente y en raciones moderadas no afecta al bebé, todo dependerá de lo que ingieras, añade la información publicada en British Medical Journal (Revista Médica Británica).

Según la doctora Shakila Thangaratinam, quien dirigió la investigación, las estadísticas muestran que tanto en Europa como Estados Unidos entre 20 y 40% de mujeres superan el peso corporal recomendado durante el embarazo.

“Cada vez estamos viendo a más y más mujeres que aumentan excesivamente de peso cuando se embarazan”, dice la investigadora.

“Y sabemos que estas mujeres y sus bebés están en un mayor riesgo de complicaciones”.

Los expertos aclaran que el estudio no está sugiriéndoles  a las mujeres  que pierdan peso cuando están embarazadas. El consejo es reducir el peso excesivo o evitar aumentarlo.

La doctora Janine Stockdale, del Colegio Real de Parteras del Reino Unido, argumenta que “si una mujer tiene el peso adecuado durante su embarazo, entonces los términos de ‘hacer dieta’ o ‘una dieta de control calórico’, no se deben aplicar a esa mujer”.

“El control de peso es difícil, pero este estudio muestra que asesorando cuidadosamente a las mujeres sobre los mejores métodos, especialmente hacer dieta, puede reducir el aumento de peso durante el embarazo”.

Si eres una futura mamita, pon atención en estas observaciones, pues tu salud y la del bebé que estás esperando, puede estar en riesgo. 

Aplicaciones para iPhone para cuidar a tu bebe

Entre tantas cosas que hay que recordar a diario, la labor de los padres con respecto al cuidado de sus pequeños puede ser un tanto complicada. ¿Te ha pasado que entre tanto ajetreo olvidas que ya llegó la hora de alimentar al bebé? ¿O has olvidado cuáles son los pañales que el pediatra te recomendó? 



El iPhone tiene para ti una gran variedad de aplicaciones que te ayudarán a tener todo en perfecto orden. Si el bebé llora tendrás modo de tranquilizarlo, si duerme podrás monitorearlo… Suena maravilloso, ¿cierto? Descubre aquí todo lo que tu iPhone puede hacer por ti y tu bebé.


Monitor para el bebé

¿Te imaginas viajar con los monitores del bebé? Aunque hay direfentes modelos y tamaños, realmente es algo más para incluir en el equipaje. Sin embargo, con el iPhone lo puedes resolver. Sólo tienes que colocarlo al lado de donde duerme el bebé y cuando el iPhone detecta ruidos, llama automáticamente al número indicado. 

Horario de lactancia

Esta función realmente es una de las más inteligentes. Permite seguir el horario de lactancia y le avisa a la mamá cuándo es la próxima sesión. También mantiene en récord cuánto duró la última.

La alimentación de tu bebé

Si eres de los que están preocupados por la alimentación de su niño, esta función te permite llevar el conteo calórico y las comidas más recomendadas. Ideal para padres que tienen pequeños con alergias.

Pañales y más

Inevitablemente, una de las primeras cosas que los pediatras preguntan a las mamás son los detalles de cómo está defecando el bebé. Texturas, colores, tamaños, etc… Toda esa información puede registrarse a través de esta aplicación.

Sonidos para relajar al bebé

Esta función ofrece 8 sonidos para relajar al bebé mientras duerme, incluso también ayudan a la mamá a calmarse después de un agitado día. Se puede ajustar el volumen y cuándo apagarlo o encenderlo nuevamente. Si 8 sonidos no son suficientes, se puede comprar la versión completa.

Un mundo de aventuras para tu bebé

Juegos con sonidos de animales, figuras, identificar objetos, etc. Una aplicación que desarrolla la inteligencia de tu bebé. Estimula la creatividad y el aprendizaje. 

Lista del mercado

Esta función es simplemente increíble. Imagínate que estás conduciendo, con el bebé en el asiento, y te percatas que has olvidado cosas en la lista de mercado. En vez de ponerte a escribir, grábalo en tu iPhone y la aplicación permite transcribir tu voz en notas.

El IQ del mercado 

En vez de tener varios papeles perdidos en tu bolso con las cosas que debes comprar en el mercado, aquí puedes tener una lista organizada con la capacidad de hacer búsquedas. Esta lista hasta permite organizar los productos por los pasillos de tu mercado favorito. 

Libro de cocina

Tiene más de 160 mil recetas. Por supuesto, ésto no sería lo que debes consultar si estás buscando una comida de último minuto.  Puedes añadir recetas a tu lista de favoritos.

Los cuidados de la boca del bebe

Los hongos en la boca del bebé son comunes a cierta edad, es por eso que la boca forma parte del cuidado de bebés, a menudo, la fuente de infección radica en las tetinas de los biberones del niño, esto sucede cuando no se higienizan correctamente o si han sido manipuladas sin haberse lavado bien las manos. Los hongos no son peligrosos si se tratan de la forma correcta, el tratamiento durará entre una semana o menos días, y consiste en mojar la zona afectada con una solución bucal cuatro veces al día. 

Se debe utilizar grasa estéril impregnada con el medicamento que el médico nos otorgue y el mismo debe aplicarse después de cada comida para obtener resultados; dicho tratamiento debe seguirse después de que el hongo haya desaparecido para evitar así una recaída. Si este trastorno involucra la aparición de granitos o irritación en el ano, puede que la infección se haya extendido por el aparato gastrointestinal.

 Las cremas que aplicaremos en la boca del bebé deben ser recetadas por el pediatra, no podemos automedicar al niño porque si lo hacemos podría ser fatal, los cuidados del bebé dependerán no sólo de nosotros sino también de su pediatra.

Como eliminar los piojos en los niños con vinagre

Con la vuelta al colegio, los niños vuelven a juntar sus cabezas para abrazarse tras unos días sin verse por las vacaciones, jugar, hacer los deberes y estudiar. Este es el caldo de cultivo ideal que esperan los piojos para volver a reproducirse y es el momento de tomar medidas. Una de ellas puede ser el uso de ácido acético, el principio activo que contienen muchos productos farmaceúticos para eliminar los piojos y que forma parte de la composición del vinagre.

El vinagre puede combatir de manera eficaz las liendres de los piojos que están bien adheridas al cabello de los niños. Este remedio natural no consigue matar o eliminar a los piojos adultos, ni tampoco a las liendres, pero sirve para desprender los huevos del pelo, ya que la hembra del piojo utiliza su saliva para pegar sus huevos al cabello, y esta saliva es tan potente que funciona como un pegamento o cemento para asegurar que el huevo no se desprenda hasta que eclosione.

¿Qué tiene el vinagre para que desprender las liendres?

El vinagre es un producto natural, que surge de la fermentación de las manzanas, uvas, arroz o azúcar, cuando se exponen al aire. La bacteria que convierte en la manzana en sida o la uva en vino es el ácido acético, que da al vinagre su olor característico.

Pero, además el ácido acético tiene propiedades antisépticas, que le permiten matar gérmenes, cuando se prepara en concentraciones variables. El ácido acético, en su forma pura, es sumamente corrosivo y puede ser peligroso trabajar con él, ya que requiere precauciones especiales. El vinagre, al contrario, tiene normalmente una concentración de ácido acético baja, alrededor de un cinco por ciento. No obstante, cuando se utiliza para desprender las liendres del cabello de los niños debe diluirse: una parte de vinagre por tres de agua.

El uso de vinagre para el tratamiento de la infestación por piojos tiene la ventaja de evitar una nueva infestación. Después del lavado con un champú para eliminar los piojos de la cabeza, puedes terminar el último aclarado con una solución de vinagre blanco caliente. El vinagre debe estar tan caliente como sea posible para aumentar su eficacia.

Después es muy importante pasar el peine de púas finas o lendrera por todo el cabello para deshacerse de todas las liendres. Peina todo el pelo sección por sección, tomándote tu tiempo para hacerlo bien. Repetir el tratamiento a los 7 días es esencial. El cabello queda muy brillante, pero con característico olor a ensalada que permanece a lo largo de todo el día. Por este motivo, es recomendable usar las lociones antipiojos y liendres que contienen este ácido acético. Tienen la ventaja de ser tan eficaces como el vinagre puro, pero huelen mucho mejor, si el olor del vinagre te parece desagradable.

Recuerda que para evitar otra infestación de piojos, debes lavar y secar la ropa usada a la temperatura más alta posible. Los piojos no sobreviven a una temperatura superior a 41 ºC. Y no olvides poner peines y cepillos en agua hirviendo con un chorro de vinagre durante al menos cinco minutos.

El oído de un recién nacido

Es capaz de distinguir sonidos desde el útero materno. Incluso reconoce la voz de la madre y una vez nacido reacciona ante sonidos que ha oído en el vientre.



Le sobresaltan los sonidos fuertes y repentinos y le desagradan los sonidos agudos. En cambio, disfruta con los sonidos suaves, rítmicos y repetitivos. Y no hablamos sólo de música sino de sonidos continuos como por ejemplo el ruido de la aspiradora o del secador del pelo.

Lo que más llama su atención son las voces de las personas de su entorno, especialmente la su madre, que es quien le cuida. Por cuestión de supervivencia, está programado para prestarle atención.

Le produce placer oir las palabras dulces de su madre, aunque los primeros días la función de mirar y escuchar va separada y aún no gira la cabeza hacia donde proviene la voz.

Los sentidos del recién nacido le permiten empezar a establecer una relación con las personas y con el entorno que le rodea, pero desde luego, lo que más estimula los sentidos del bebé es la cercanía de su madre, estar en contacto con ella el mayor tiempo posible y oir su voz.

El armario del bebe para el otoño


Con la llegada del otoño se hace necesario renovar el armario del bebé y cambiar su ropita para ir adaptándola, poco a poco, a los cambios de temperatura que se van imponiendo con la nueva estación. Te damos unos prácticos consejos:

1. Para tener toda la ropa del bebé en su sitio es fundamental disponer de un armario bien organizado con todas sus cositas. Así, te ahorraras tiempo cuando debas elegir la ropa que lucirá el pequeño en su día a día.

2. Utiliza cajas de almacenaje para ropa para colocar las prendas del verano del bebé allí. De esta forma, las preservaras del medio ambiente y conseguirás que se mantengan en mejor estado.

3. Al ordenar las prendas en cajas, ten presente que la ropita le irá pequeña el verano que viene. Deberías pensar qué harás con su ropa: si se la pasarás a algún otro niño para que la aproveche, si la guardarás para un posible futuro hermanito, etc. También puedes optar por dar algunas prendas y guardar aquellas que más te gustan.

4. Al organizar el armario recuerda que la ropa de la temporada otoño-invierno va a ocupar más espacio que la de verano, por la presencia de prendas de abrigo (chaquetas, gorros, calcetines, etc).

Cuidado con la columna vertebral del bebe o niño

Una buena higiene postural en la infancia es importante para evitar problemas de salud en el futuro, por tanto hablaremos de algunos consejos básicos para cuidar la columna del niño.



Nada más pensar en columna y niños, pensamos en el peso de la mochila, pero aunque es uno de los principales causantes de los problemas de espalda en los niños en edad escolar, no es el único. También hay que controlar, por ejemplo, el tamaño de la mochila, cómo se lleva, y la posición del niño al sentarse en una silla o su forma de caminar.

Además, la práctica de ejercicio de forma regular es fundamental para tener una columna saludable. Fortalecer el sistema muscular en plena etapa de crecimiento ayuda a tener una columna vertebral fuerte y sana, reduciendo sensiblemente el riesgo de sufrir dolores de espalda.

Volviendo a la mochila, su peso no debe superar entre el 10% y el 15% del peso del pequeño. Si es más pesada puede ocasionar complicaciones en el área de las cervicales y las lumbares.Tampoco debe quedar demasiado baja. La parte baja de la mochila debe quedar unos 5 centímetros por encima de la cintura y ajustarla a la altura lumbar. Se deben llevar con las dos correas sobre los hombros, preferiblemente, anchas y acolchadas.

Asimismo, también es importante la posición en la silla o en el pupitre. Ya sea que vayan al cole o sean pequeños, el mobiliario tiene que estar adaptado a su altura. Los niños deben sentarse siempre con la espalda recta y bien apoyada en el respaldo.

Debemos controlar la postura del niño al caminar y la forma en que desgasta los zapatos, ya que un desgaste anormal podría ser indicador de algún problema de columna.

Esperamos que os vengan bien estos consejos para cuidar la columna del niño y así evitar problemas futuros como escoliosis, lumbago, hernias o dolores de espalda.

El cuidado de los dientes del niño

Comience aun antes de que los dientes le hayan salido. Usted puede habituarse a limpiar las encías de su bebé con una toallita suave húmeda después de que su bebé se alimenta. Cuando los dientes aparecen, comience a usar un cepillo de dientes para niños de cerdas suaves dos veces al día. En niños en edad preescolar use un poquito de crema dental con fluoruro. No cubra el cepillo con crema dental. Una cantidad del tamaño de una arveja (chícharo) es suficiente; vea la fotografía a mano derecha. Los niños pequeños tienden a tragar la mayor parte de la crema dental y la ingestión de demasiada crema con fluoruro puede ocasionar manchas permanente en sus dientes.

Si usted vive en una área donde el agua de la llave no contiene fluoruro su médico le puede prescribir fluoruro diariamente cuando su niño tiene aproximadamente seis meses de edad. El fluoruro ayuda a edificar dientes fuertes; pero no le dé más de lo que las instrucciones indican. Si usted se salta un día o dos no le de fluoruro adicional para compensar. Del mismo modo que con la crema dental que el traga, el fluoruro en exceso puede causar manchas en los dientes de su niño.

El viejo adagio de evitar los dulces, las comidas pegajosas y los bocadillos o refrigerios entre comidas es un buen consejo. La saliva en la boca puede limpiar los dientes pero necesita tiempo para actuar. Un niño que continuamente toma bocadillos durante el día nunca le da oportunidad a la saliva para limpiar los dientes.

La leche u otros líquidos tomados a partir de biberones pueden crear problemas especiales. Cuando el líquido de la botella permanece en contacto con los dientes durante un tiempo muy largo se forman caries en los dientes rápidamente. Nunca acueste a un niño con un biberón a menos que éste contenga solamente agua. No permita que su niño camine de día de un lado a otro con un biberón y enséñele a usar una taza para tomar alrededor del primer año de edad.

Importancia del Agua en los pequeños (II Parte)

En verano es especialmente importante el consumo de agua porque hace calor y se pierden líquidos más fácilmente, pero el agua no es sólo necesaria para saciar la sed, sino que tiene un rol vital en la dieta infantil y también en el funcionamiento del cuerpo humano.

Interviene en los procesos fisiológicos de la digestión, facilitándola, por eso es tan importante para evitar el estreñimiento, una afección bastante habitual entre los más pequeños.

Además, el agua en la sangre ayuda a transportar nutrientes y energía a nuestro cuerpo. El agua también es la encargada de filtrar productos de desecho de las células, los cuales luego son eliminados a través de la orina.

Ayuda a regular la temperatura corporal, gracias a ella se mantiene la temperatura corporal adecuada a través de complejos mecanismos como la evaporación y la sudoración.

Los bebés amamantados no necesitan agua extra

Es muy habitual ofrecer agua a los bebés amamantados, sin embargo no hay que darles agua.

La leche materna está compuesta por un 88 por ciento de agua, y por sí misma, ofrecida a demanda, satisface todas las necesidades nutricionales del bebé de menos de seis meses que es alimentado exclusivamente con leche materna.

En el caso de los bebés de más de seis meses que son amamantados y han iniciado la alimentación complementaria, tampoco es necesario darles agua, ya que la leche materna, junto con el líquido de las frutas y las verduras es suficiente para cubrir las necesidades diarias.

Identificar los síntomas de deshidratación

A partir del año aproximadamente, el bebé puede decirnos “agua” o más adelante “tengo sed”, pero como ya hemos dicho antes es recomendable ofrecerles agua cada dos horas para asegurarnos de que las reservas de agua del organismo están cubiertas.

De todas formas, es interesante saber reconocer los síntomas de la deshidratación para actuar en consecuencia. En los niños deshidratados podemos observar:
  • Pérdida de alrededor del 5% de su peso sin motivo aparente.
  • Fontanelas hundidas.
  • Orina menos frecuente y de color oscuro.
  • Deposiciones muy secas y duras.
  • Piel muy seca y pálida, ojos hundidos y boca reseca.
  • Cansancio generalizado.