Category Archives: Consejos

Como calmar a un bebe que llora

Aunque a menudo los padres se lamentan de que su bebé llora sin razón, la verdad sobre el llanto es que es la manera del bebé de decir que algo ha ido mal en su pequeña palabra perfecta. Antes de discutir algunos métodos útiles de calmar a un bebé que llora, echemos un vistazo a las razones más comunes detrás de la protesta llorosa.


Las razones más comunes por las que lloran los bebés

Una de las razones principales detrás de los estallidos de lágrimas repentinas es molestia o dolor. Los bebés, especialmente los bebés muy pequeños, son muy sensibles. Sus sentidos y otros sistemas del cuerpo aún están en desarrollo y lo que tienden a responder a los estímulos del entorno diferente. Ellos todavía no tienen los sistemas adaptativos y flexibles de los niños mayores. Todavía no han aprendido a auto-calmarse. Cuando perciben que algo sea incómodo, anuncian a todo el mundo. Dado que los niños muy pequeños no son capaces de habla inteligible, se comunican a través del llanto.

Una de las cosas que le causan malestar es una enfermedad. Algunas enfermedades no se presentan con síntomas que son fácilmente visible o palpable. Los bebés que se sienten dolor, picazón, y otros signos recurrirán a llorar. Otra fuente de malestar es ropa apretada. Algunos padres tienden a demasiada ropa a sus hijos, no teniendo en cuenta que el sistema de regulación de la temperatura de un bebé no es similar a la de ellos. Los bebés se ven muy lindos cuando se lían con varias capas de ropa, pero pueden ya estar sintiendo congestionada y sudorosa.

Los padres también tienen que darse cuenta de que los bebés pueden sentir cuando hay tensión en el hogar. Cuando los padres están discutiendo y gritando el uno al otro, muchos niños se unen a la refriega por berrear sus ojos.

Cómo calmar a un bebé que llora

Una de las soluciones más básicas para bebés llorando es crear un ambiente relajante. Esto no sólo deja a los bebés de llorar, sino que también disminuye la frecuencia e intensidad del llanto. Por ejemplo, los padres que conscientemente hacen el esfuerzo para hablar con calma cuestiones informan de que el bebé no llora tanto.

El ambiente en el hogar también debe promover un efecto calmante. El nivel de actividad no debe ser demasiado alto, y no debe haber ninguna fuente agravantes de ruidos repentinos que podrían asustar al bebé.

Debido a que muchos bebés experimentan una incomodidad extrema por causa de gases, es mejor hacer eructar al bebé con frecuencia. También es importante comprobar la velocidad de flujo del biberón para que el bebé ingiere menos aire mientras bebe leche. Para disminuir el riesgo de desarrollar alergias que pica (que pueden no ser fácilmente evidente ), examinar los productos para el bebé antes de que se compran y se compruebe que se utilizan materias primas hipoalergénicas.

Los padres pueden estar desconcertados cuando los bebés lloran, pero el bebé no va a llorar sin motivo legítimo. Recuerde que el llanto es el medio de un bebé de comunicarse. En lugar de entrar en pánico y ser figura estresado por qué el bebé está llorando. Con este enfoque, también promover un ambiente tranquilo que se contagia a la pequeña.

Que son y como tratar las alergias en los bebes

Una alergia es una respuesta especifica de nuestro sistema inmunológico a una sustancia que se encuentra en el ambiente y que, para el resto de las personas, es inocua y no produce ninguna reacción. Las alergias suelen producirse por un contacto repetido con esa sustancia, denominada comúnmente como alérgeno. Este alérgeno es un invasor peligroso, y el cuerpo reacciona liberando histaminas y otras sustancias químicas para rechazarlo.


Esta respuesta inmunológica es perjudicial para el organismo, y los síntomas pueden ser leves o severos, dependiendo del órgano o tejido donde se desarrolle la repuesta inmunitaria anómala. La mayoría de las alergias no se desarrollan por completo hasta los primeros años de vida, sin embargo, cada persona tiene un umbral de tiempo diferente que debe alcanzar para que se produzca la reacción. Por ello, la alergia puede darse en los primeros meses de vida del bebé, o aparecer durante su infancia.
Alérgenos comunes
La alergia más común en los niños es la alimentaria, entre un 5% y un 8% de ellos la padecen. Los alimentos que producen más reacciones inmunitarias dependen de los hábitos alimenticios, aunque frecuentemente suelen ser los lácteos, el huevo y el pescado. Los ácaros del polvo, el polen y los animales son otros de los alérgenos más comunes al hablar de las alergias de los pequeños.

¿Se trata de una enfermedad hereditaria?
Respecto a las causas de la alergia, podemos hablar de factores genéticos y hereditarios. En este último sentido, no se hereda la alergia en sí, sino la predisposición a contraerla, lo que denominamos “atopía”. Sin embargo, aunque el niño presente esa disposición, no necesariamente va a padecer esa enfermedad alérgica. Esto dependerá del nivel de contacto al alérgeno que tenga durante su vida.
Los médicos recomiendan extremar las precauciones si uno de los padres presenta alguna patología alérgica, ya que entonces el niño tiene entre un 40% y un 50% de posibilidades de tener algún tipo de alergia. Y esta probabilidad aumenta hasta un 80% si ambos progenitores son alérgicos. Sin embargo, es posible que, dentro de una misma familia, los miembros presenten alergias a distintas sustancias.
Síntomas frecuentes
Para detectar una enfermedad alérgica en un bebé, es necesario que observemos su reacción ante las distintas sustancias del ambiente y ante los distintos alimentos, aunque a veces es imprescindible un estudio médico que la determine con exactitud.
La reacción anómala a los ácaros del polvo y a los animales suele producir congestión nasal por la mañana, durante todo el año. Mientras que si observamos que estos síntomas aparecen en primavera, verano y otoño puede tratarse de alergia al polen.
Asimismo, pueden aparecer lesiones en la piel como vesículas, hinchazón o rojeces, que provoquen picores y escozor al pequeño. El sistema respiratorio también puede verse afectado, presentando pitidos al respirar, sensación de ahogo, insuficiencia respiratoria o, incluso, rinitis.
¿Alergia a los alimentos o intolerancia?
Es importante señalar que alergia e intolerancia alimenticia son dos conceptos distintos. La alergia a los alimentos es una reacción inmunológica que se produce ante el contacto, la ingesta o la inhalación de un alimento o ingrediente, incluso, de una traza. Pero, a diferencia de lo que se cree, lo que produce la respuesta inmunitaria son las proteínas que forman parte del alimento, no éste en sí mismo. Por su parte, la intolerancia hace referencia a la reacción que tiene el metabolismo, no el sistema inmunológico. Normalmente, la intolerancia impide la adecuada digestión de un determinado alimento, así como, la asimilación y el aprovechamiento de sus componentes.
Prevención
Existen una serie de pautas recomendables a la hora de evitar la exposición prematura del bebé a las sustancias causantes de las alergias. En primer lugar, hay que prestar atención a la higiene. Asear al niño con jabón neutro y vestirle con ropa de algodón que permita la ventilación de la piel, es una medida a tener presente. Asimismo, debe vigilarse la habitación del pequeño, y mantenerla bien limpia, sin polvo y ácaros que puedan causar reacción en el bebé.
Las infecciones respiratorias predisponen a padecer asma, por lo que es importante evitar que el niño las tenga. Asimismo, respecto a lo medicamentos, existen algunos específicos, como los antihistamínicos, las vacunas o la inmunoterapia, que se utilizan como tratamiento preventivo de base. En este sentido, es importante recordar que no debemos medicar al bebé sin la recomendación del especialista, ya que podría desarrollar hipersensibilidad a los fármacos.
En cuanto a la alimentación, hasta los 2 años de edad, se recomienda que el niño no consuma huevos (sobre todo las claras), pescado y nueces, que son los alérgenos más potentes. Además, es importante incorporar los alimentos de uno a uno, ya que, en el caso de que el pequeño tenga alguna patología alérgica, será más sencillo identificar el alimento que la produce. La alimentación de la madre también debe cuidarse, y es aconsejable no consumir cacahuetes y otros frutos secos durante la lactancia.
Para finalizar, os recordamos que la mejor opción ante los primeros síntomas de reacción alérgica es acudir al especialista, en este caso, al alergólogo, para que proceda a realizar una exploración exhaustiva, que defina exactamente el tipo de alergia y las medidas a tener en cuenta.

Como debe ser la alimentación post Parto

Durante el embarazo, la mujer experimenta diversos cambios en su cuerpo, debido a factores hormonales, como el aumento de peso. Algunas mujeres, caen en el error de comenzar una dieta estricta cuando dan a luz, para perder cuanto antes esos kilos de más. En realidad, se debe hacer todo lo contrario. Tras el parto, la mujer necesita recuperarse del enorme esfuerzo, y tiene que elaborar nuevos hábitos alimenticios, que le den la energía necesaria para esta nueva etapa.


Asimismo, hay que tener presente que la alimentación de la mujer debe ayudar a la cicatrización de las heridas y a recuperar todo el hierro que se ha perdido durante el parto, así como a favorecer la producción de leche, si se ha optado por dar el pecho. En esta etapa, se recomienda repartir las comidas en 5 o 6 tomas diarias, sin picar entre medias, y sin pasar más de 3 horas sin comer.
Qué alimentos tomar
La dieta de la madre en este periodo debe ser, ante todo, equilibrada, pudiendo consumir cualquier alimento, incluso aquellos que están prohibidos durante el embarazo, como el pescado crudo. La fruta es necesaria en este momento para reponer minerales y vitaminas, y si puedes tomarla con piel, aumentarás el consumo de fibra, que te ayudará a combatir el estreñimiento y depurar el organismo.
Como apuntábamos anteriormente, no hay ningún alimento prohibido, a no ser que sea por prescripción médica. Sin embargo, debe evitarse consumir ciertos productos, como los fritos, los dulces (y demás hidratos de carbono simples) y los refrescos azucarados. A la hora de tomar carne, hay que tener en cuenta que se deben elegir cortes magros y no consumirla más de 3 veces a la semana. En el caso de las carnes blancas, hay que comerlas sin piel. Y respecto al pescado, se puede incorporar diariamente a la dieta. Asimismo, es muy importante usar aceite de oliva, por su poder antioxidante,y consumirlo en crudo.
Tu dieta durante la lactancia
Por todos es sabido que la mejor forma de alimentar al bebé durante sus primeros meses de vida es con leche materna, que le proporcionará el agua y los nutrientes que necesita, además de protegerle de infecciones y alergias. Pero la lactancia no es beneficiosa solamente para el niño, sino también para la madre, ya que le ayuda a recuperarse físicamente. Está demostrado que dar el pecho al bebé disminuye el sangrado post-parto y los niveles de grasa acumulados en el embarazo, por lo que perderás peso con más facilidad.
La producción de leche supone un gasto energético importante, por lo que en esta etapa debes aumentar las calorías diarias hasta las 2500, para garantizar la cantidad de leche requerida por tu hijo. Además, deberás prestar atención a los alimentos que tomas, ya que de esto depende la calidad de la leche que produzcas.
En principio, no hay ninguna prohibición tan estricta como sucede en el embarazo, puedes tomar cualquier alimento, desde el primer mes de dar a luz. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la calidad de los alimentos influirá en los nutrientes que contenga la leche, así que se pueden seguir algunas recomendaciones. En imprescindible, sobre todo, cubrir las necesidades diarias de calcio y nutrientes, y esto lo puedes conseguir a través de los lácteos, y de las carnes, pescados, frutas y verduras.
Cabe recordar que, aunque la leche materna puede tener diferentes sabores según el día, hay determinados alimentos que se recomiendan no tomar, ya que alteran notablemente el sabor. El ajo, la cebolla, los espárragos, la col, la coliflor, y la mayoría de las especias son algunos de los productos que debes evitar.
Asimismo, las necesidades de líquidos aumentan, para mantenerte hidratada y producir la leche requerida. El agua es siempre la primera opción, pero también puedes tener como alternativa los zumos de fruta o las infusiones. El hinojo, el anís verde y el comino son una buena elección. Respecto al alcohol, puedes tomarlo ocasionalmente y con moderación, teniendo en cuenta que el mejor momento para hacerlo es después de dar el pecho, ya que, de esta forma, se consigue retirar el alcohol del organismo.
Por último, hay que tener presente que los kilos de más que se han cogido en el embarazo, se irán perdiendo de manera progresiva, por lo que no hay que desesperar si tardas unos meses en conseguir tu figura habitual. Lo más conveniente es llevar una alimentación equilibrada y realizar ejercicio moderado con cierta frecuencia.

Conoce más del reflujo en los bebes

Hay muchos mitos y realidades sobre el reflujo, se da mucho en bebés y también en adultos, y aunque ahora se llama así, ha existido desde siempre porque se trata de un proceso absolutamente natural del organismo. Las mamás de antes contaban con efectivos remedios para aliviar sus molestias y, de acuerdo con expertos, lo mejor es recuperar estos tratamientos. Si tienes dudas en cuanto a este tema checa lo que nos dijo el doctor Salvador Villalpando que también te da sus mejores recomendaciones.



Este ‘padecimiento’ es muy natural en los bebés cuando su alimentación se compone sólo de líquidos y sobretodo, de leche materna natural. Existe la creencia de que el bebé que más reflujo tiene es aquel que crece más y es cierto, porque el bebé que toma más leche es aquél que tiende a engordar más rápido. El experto explica que lo mejor en estos casos es tratar de no dar medicamentos al bebé, salvo en los casos en los que el pediatra lo indique y se necesite realizar más estudios.

A las mamás primerizas puede causarles mucha preocupación ver que en ocasiones la cantidad de reflujo en los bebés es profusa, pero el doctor afirma que esto no tiene por qué ser motivo de alarma.

Existe un tratamiento que se administra a los bebés, una especie de leche para determinar si el bebé tiene reflujo o gastritis, esto puede sonar alarmante, pero Villalpando asegura que se trata de un medicamento que es utilizado por los pediatras para ver el funcionamiento del sistema digestivo del bebé.

Cinco señales

Sin embargo, si el bebé no está subiendo de peso adecuadamente, se enferma frecuentemente de las vías respiratorias, siente mucha irritabilidad, no quiere tomar leche y su tez toma una tonalidad morada, puede ser muy preocupante, en esos casos sí puede estar indicando la presencia de una enfermedad grave. En este caso es preciso acudir con el pediatra y nunca, bajo ninguna circunstancia, recurrir a suministrar medicamentos sin prescripción médica.

Después de la sexta semana y los tres meses de edad, los bebés vomitan más frecuentemente, aquí se debe poner especial atención porque el niño corre el riesgo de deshidratarse y entonces se presenta la llamada hipertrofía del píloro, que sucede porque, según el experto, crece la salida del estómago y se obstruye la salida del píloro y puede ser tan grave como para necesitar de una intervención quirúrgica. En este periodo lo más recomendable es consultar al médico antes de asumir cualquier sospecha.

Salvo estas cinco condiciones citadas por el doctor, todas las demás son completamente normales y van desapareciendo conforme el bebé va creciendo. Lo más importante es saber cuándo es preciso acudir a un experto, nunca medicar al bebé si el tratamiento no fue recomendado por un médico y optar siempre por lo natural porque aparte de ser más barato, es lo mejor para los pequeños.

Juego para un Bebe de 9 a 12 meses

A pesar de que un recién nacido, su bebé le encantará mirando caras . Cuando su bebé tenga entre 9 y 12 meses de edad , se puede aprovechar esa fascinación para desarrollar varias habilidades: La coordinación ojo-mano, lenguaje y habilidades de escucha y la imitación, sólo para nombrar unos pocos. He aquí una actividad de juego simple niño que su bebé está obligado a amar.



Juego del bebé con Espejos
  1. Comience por ubicar un espejo irrompible o un espejo que sea segura y firmemente anclada.
  2. Coloque a su bebé frente a un espejo para que pueda ver tanto su reflexión y la suya.
  3. Desarrollar las habilidades lingüísticas de las partes del cuerpo por preguntarle a su bebé para que apunte a la nariz, el pelo, los ojos, etc Si necesita ayuda, puede apuntar a su propia nariz o punto de la nariz hasta que agarra el concepto.
  4. El trabajo sobre las habilidades de imitación, haciendo muecas en el espejo y le pide que haga lo mismo (nariz arrugas, saca la lengua, ensanchar los ojos, etc.)
  5. Utilice los juguetes favoritos de realizar una especie de “espectáculo de títeres” delante del espejo. Le invitamos a unirse a usted en el juego.
  6. Desarrollo de la conciencia de uno mismo


Lo creas o no, el bebé no se dará cuenta de que está mirando su propio reflejo hasta que en algún lugar alrededor de 9 meses de edad. Para “probar” para ver si él tiene el concepto, sin él saberlo colocar una pequeña pegatina o mancha de lápiz labial en su rostro. Cuando se sienta delante del espejo, si trata de borrarlo de su propia cara y no la cara del bebé en el espejo entonces tiene todo resuelto. Además, mientras se está mirando en el espejo, poner un juguete o peluche detrás de él. Si se trata de llegar a la reflexión en lugar de llegar detrás de él para agarrar el juguete, él todavía no es consciente de que él y su reflexión son uno en el mismo.

Como elegir el mejor Monitor de Bebe

Hay docenas de estilos de los monitores de bebé a la venta en las tiendas de productos para bebés. Cuando usted va a comprar un monitor de bebé, debe buscar uno que se adapte a su estilo de vida y el hogar en el que se va a utilizar. Las siguientes sugerencias le ayudarán a encontrar el monitor del bebé perfecto, así que usted puede mantener un mejor control sobre su bebé para la seguridad y la paz de la mente.



Rango 

Si sólo desea supervisar a su bebé de unas pocas habitaciones de distancia, o en una casa pequeña, casi cualquier monitor de bebé lo hará. Si usted tiene una casa grande o varios pisos, o si le gustaría ser capaz de tomar el receptor fuera a un gran patio o garaje separado, busque un monitor de bebé con un mayor alcance, por lo que puede estar seguro de que escuchar al bebé desde muy lejos.

Interferencia

Si usted tiene vecinos cercanos con niños, tenga en cuenta que otras familias pueden tener monitores para bebés que utilizan los mismos canales, lo que significa que usted puede escuchar lo que ocurre en otras casas, y se puede oír. Los teléfonos inalámbricos también pueden captar sonidos de monitores para bebés. Si la interferencia es una preocupación para usted, busque un monitor de bebé que ha añadido características de seguridad o tecnología sin interferencias.

Sonidos en el Monitoreo

Los monitores básicos para bebé le permiten escuchar lo que pasa en la habitación del bebé. Monitores modernos de bebes también te permite ver al bebé en el vídeo, e incluso para controlar la respiración y el movimiento del bebé. Los monitores con video son útiles, pero no van a querer ver la pantalla constantemente, así que asegúrese de que el monitor también cuenta con un buen sonido. Sensores de movimiento nos daría mucha tranquilidad, pero la AAP advierte que los padres pueden tener una falsa sensación de seguridad de los monitores de movimiento. Comprobar su bebé personalmente sigue siendo la opción más segura.

Monitoreo Multi-Room

La mayoría de los monitores de bebés tienen un transmisor para el vivero y uno o dos receptores que permiten a los padres escuchan bebé. Si quieres transmisores en más de una habitación, o para más de un niño, hay menos opciones. Algunos padres compran dos o más sistemas de monitores de bebé para controlar los diferentes niños, pero con esta opción debe elegir los sistemas que no interfieren, o si sólo va a escuchar chillidos electrónicos molestos. Unos monitores de bebés de hoy tienen opciones de monitoreo multi-room.

La Portabilidad

La mayoría de los receptores del monitor del bebé tiene hoy al menos un clip para cinturón que permite a los padres llevar el receptor con ellos en la casa. Si desea mover el receptor alrededor, debe comprobar el clip para el cinturón o el método de fijación para asegurarse de que es lo suficientemente resistente como para soportar el uso diario. También puedes ver la fuente de alimentación y la vida de la batería. ¿Será necesario conectarlo constantemente? Algunos de los nuevos monitores de bebés tienen ultra pequeños receptores en un cordón o correa-clip para una gran portabilidad.

Espero estos consejos te sirvan al momento de elegir tu nuevo monitor para cuidar a tu bebe.

Alimentos que mejoran la concentración de los niños

Cada vez tenemos más distracciones a mano que atentan con nuestro trabajo y el aprendizaje de nuestros niños. Hay ciertos alimentos que pueden mejorar la concentración, la memoria, la coordinación y los niveles cognitivos, y mantenerse en estado de alerta. ¡Aprende cuáles son y prepara la dieta ideal para tu cerebro y el de tu familia!



1. Pan y galletas de grano entero

Al igual que otros carbohidratos, liberan un aminoácido, denimonado L- Triptófano, que es absorbido por el cerebro para producir serotonina, un neurotransmisor que promueve la relajación y ayuda a inducir el sueño, explica el Centro de Salud para los Estudiantes de la Universidad Emory.

A pesar de sus beneficios, el exceso de consumo de carbohidratos puede afectar el desempeño de los estudiantes en un examen o de un trabajador en su empleo al sentirse demasiado cansado. En cambio, si el consumo es balanceado, te sentirás con energía para enfrentar cualquier desafío.


2. Pastas

Otra propiedad de los carbohidratos complejos es que proveen al cerebro de glucosa, una fuente de energía fundamental, explican los expertos de la Universidad de Emory. Y el cerebro necesita de energía para funcionar correctamente y permitir el funcionamiento cognitivo.

3. Pollo

Las proteínas son otra de las fuentes necesarias para mantener una buena concentración. Cuando la proteína es consumida, se libera otro aminoácido: la L-tirosina, que se ocupa de sintetizar la noradrenalina y la dopamina. Ambas son fundamentales para pensar clara y rápidamente.

4. Huevos

Ayudan a que el cerebro tenga memoria a largo plazo. Al igual que las otras proteínas, consumir huevos mejora el estado de “alerta” y de estabilidad. Otras importantes fuentes de proteína con similares virtudes son: las carnes magras, el pescado y los frijoles.

5. Leche descremada y yogur

Las proteínas son digeridas más lentamente que los carbohidratos. Como consecuencia, proveen al cuerpo y al cerebro de energía durante más tiempo, incluso cuando la energía de los carbohidratos se ha agotado.

6. Nueces

Tienen las propiedades de las proteínas y también las virtudes de las grasas. Por lo que además de ayudarte a concentrar y a responder rápido en tu trabajo y estudio, ayudan a que el cerebro funcione correctamente.

7. Aceite de oliva

Además de los carbohidratos y las proteínas, el tercer grupo alimenticio que favorece las funciones del cerebro son, ¡las grasas! Pero claro, para beneficiarse, es importante que elijas “grasas saludables”. Un buen ejemplo es el aceite de oliva. También el aceite de pescado.

8. Aguacate

¿Quién se puede negar a este alimento tan sabroso? ¡Más si sabemos de antemano que nos hará más inteligentes o por lo menos que nos ayudará a que nuestro tiempo de trabajo o estudio sea más rendidor! Las grasas son elementales en la dieta. Ayudan a absorber las grasas de las vitaminas solubles y ayudan a construir las celdas de las células nerviosas.

10. Sardinas

Como todos los “pescados azules”, son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3. Pero además, contienen otros ácidos: los omega-6, que previenen distintas enfermedades. Sin embargo, su consumo excesivo podría aumentar la propensión a la depresión.

Algunos consejos sobre las alergias durante el embarazo

Se suele decir que ‘la primavera, la sangre altera’ y aunque parezca mentira es un dicho que no debemos tomar muy a la ligera. Obviamente, la primavera no tiene nada especial que nos haga sentir estresados, sin embargo, es la época en la que aparecen casi todas las alergias que existen relacionadas con las plantas, puesto que es el momento del año en que se encuentran en su esplendor y, esto, nos ‘altera’ en cierta manera.

A pesar de son unos meses imposibles para algunos, la cosa se complica en el caso de las mujeres embarazadas. A todas las molestias propias del embarazo, se unen los síntomas de la alergia y el inconveniente de no poder tomar los medicamentos habituales para combatirla. ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo debe afrontar nuestras alergias durante el embarazo? En este reportaje, te lo contamos.



Factores que desencadenan las alergias
Lo primero que debe hacer una mujer embarazada que de por sí es propensa a sentir alergia por cualquier factor, es evitarlo. Sin embargo, a veces desconocemos qué es lo que nos puede provocar una alergia desconocida hasta el momento, por lo que nunca está de más recordar los principales factores que pueden desencadenar una alergia.
La mejor recomendación es evitar sustancias como el polvo, el polen o algunos olores fuertes como puedan ser el del cloro, perfumes fuertes e incluso el detergente que usamos al lavar la ropa. Además de esto, tenemos que evitar acercarnos a cosas que sabemos que ya nos dan alergia y tener mucho cuidado con la alimentación que seguimos. El marisco es el alimento que más alergias produce en el cuerpo y sus reacciones pueden ser bastante graves en lo que respecta al sistema respiratorio.

Cómo afecta la alergia al feto
Normalmente, las alergias no afectan directamente al feto. Sin embargo, los medicamentos que se suelen utilizar para paliar los síntomas que de ellas se desencadenan sí pueden causar algún efecto en el futuro bebé. Lo mejor que puedes hacer, en este sentido, si ya de por sí eres alérgica, es comunicar tu estado al ginecólogo y al alergólogo para que tengan controlada tu alergia durante estos meses. La mayoría de expertos coinciden en que no tienen por qué haber complicaciones ni para la futura mamá ni para el bebé que espera.

Qué hacer para sobrellevar la alergia

Aunque normalmente tengas una medicación establecida durante la primavera, para combatir tu molestia alergia, no uses estos fármacos por tu cuenta durante el embarazo. No todos los antihistamínicos pueden tomarse sin que repercuta en el feto, por lo que los mejor es que consultes con el médico.
Existen algunos rutinas que pueden ayudarte a sobrellevar mejor la alergia. En primer lugar, evita salir o ventilar las habitaciones a primera hora de la mañana o a última de la tarde (es cuando mayor cantidad de polen hay). Mantén limpios los ambientes de la casa e intenta no estar presente durante las limpiezas generales, sobre todo en cuanto al polvo se refiere.
Cuida tu dieta y continua con los hábitos de ejercicio en tu rutina. Por supuesto, evita la automedicación y la exposición al humo del tabaco. No bastan con que la mujer embarazada no fume, la exposición pasiva puede ser tan perjudicial como la activa y está demostrado que puede provocar futuras alergias en el niño.

Consejos para los primeros pasos de tu bebe

Normalmente, los bebés comienzan a andar cuando tienen más o menos un año de vida. Es una etapa muy importante. Los primeros pasos aportan al bebé una gran autonomía, por lo que el apoyo de los padres es muy importante, tanto para enseñar al bebé como para estimularle y animarle para que logre hacerlo solo.

Es normal que los padres sientan miedo en ese momento. La autonomía de los bebés les permitirá hacer muchas más cosas solos, por lo que debemos acondicionar los espacios de la casa para reducir los posibles riesgos de accidentes domésticos. Aún así, no debes dejar que tu miedo frene los pasos de tu hijo, en este reportaje, te damos ideas para ayudar a tu pequeño a que aprenda a andar.



Cuándo comenzar con los primeros pasos
Dar los primeros pasos no significa comenzar a andar. Como todo, requiere un aprendizaje previo. Al principio, el bebé comienza a buscar apoyo en objetos para andar distancias cortas: de mesa en mesa, de un adulto a otro, pero probablemente pasarán semanas desde estos primeros pasos hasta que consiga andar sin ayuda.
¿Cuándo debemos ayudar a nuestro hijo a que comience con sus primeros pasos? Como en casi todo, depende del ritmo de crecimiento de los niños. Algunos comienzan a dar pasitos a los nueve meses, mientras que puede que otros comiencen a los 15 meses. Lo habitual es que ocurra al cumplir el primer año de vida, pero no tiene que ser en ese momento obligatoriamente.

El momento en que el bebé comienza a andar depende de varios factores. Normalmente, tiene que ver con el estado físico del bebé, sus inquietudes y las posibilidades que le demos para moverse. Si estimulamos a nuestro pequeño, tendrá más facilidades a la hora de ‘echar a andar’.

¿Cómo podemos ayudarle?
Existen algunos ejercicios que pueden ayudar a nuestro bebé a dar sus primeros pasos cuando llegue el momento. El que todos conocemos es aquel en que cogemos al niño de las manos, desde la parte de atrás y le ayudamos a andar como si fuera sólo, aunque debemos hacerlo según las ganas del pequeño, no es bueno agobiarle.
Otra buena idea es poner objetos de apoyo a largas distancias según vaya aprendiendo a dar los pasitos, no dudes en darle la mano si lo necesita, le hace sentirse apoyado. Por último, siempre podemos recurrir a los tradicionales ‘correpasillos’ que les ayudan a ponerse de pie y les dan un empujoncito para dar pasos sin darse cuenta siquiera. 

¡Protege tu casa!
Algo muy importante que debemos tener muy en cuenta cuando nuestro bebé comienza a dar sus primeros pasos es que tenemos que preparar nuestra casa para ello. Es fundamental que extrememos las medidas de seguridad en casa para que no corra ningún peligro cuando comience con los primeros pasos.
Debemos retirar cualquier objeto que pueda caer sobre el bebé cuando éste intente ponerse en pie. También es bueno proteger las esquinas de las mesas, tapar los enchufes y poner cierres de seguridad en las puertas de los muebles. Puede que tengamos todo listo desde que empezó a gatear, pero debemos revisarlo bien porque ahora llegará a lugares donde antes no llegaba y lo hará con mayor rapidez.

Por último, también es muy importante el calzado que utilice nuestro pequeño. Lo ideal es que aprendan descalzos, pero si no se puede, debemos asegurarnos de que el calzado que le ponemos protege su pie y le proporciona la suficiente establidad y equilibrio.

Algunas consideraciones si eres madre después de los 40 años

Se suele decir que la edad ideal para el embarazo se encuentre entre los 20 y 30 años. Sin embargo, la realidad es que las madres españolas, cada vez retrasan más la edad para ser madre, cuya media se encuentra actualmente en los 31 años. La crisis económica, la inestabilidad laboral, o la dificultad para comprar una casa, son las razones más habituales para retrasar el embarazo.

Lo cierto es que la naturaleza prepara el cuerpo de la mujer para ser madre joven, pero la edad ideal es aquella en que la pareja esté lo suficientemente madura como para tomar una decisión tan importante como la de tener un hijo, si puede ser antes de los 40 años mejor, pero, sino, ¿por qué no intentarlo?



Aunque lo habitual es tener una impresión bastante negativa sobre el embarazo después de los 40, no todo es tan malo como parece. Ser una madre madura también tiene sus ventajas. La mayor de ellas es precisamente la madurez. El hecho de haber esperado a tener hijos supone haber madurado como persona, tanto en los profesional como en las relaciones de pareja, lo que proporcionará muchos beneficios en la crianza del futuro bebé.

Por otro lado, algunos estudios han probado que las madres de más edad toman decisiones más inteligentes como madres. Están más preparadas para dar el pecho y tienen muy en cuenta factores relativos a la alimentación de sus hijos. Por no hablar de los beneficios económicos que reporta el hecho de haber podido ahorrar durante los años que hemos esperado para ser madre.

Tener un hijo a los 40 no implica obligatoriamente sufrir complicaciones durante el embarazo. Sin embargo, a partir de los 40, la mujer comienza a desarrollar una etapa de madurez física y psicológica en la que se pueden producir enfermedades como la hipertensión arterial, diabetes, colesterol o derivados de la alteración de la función tiroidea.
Por eso, durante el embarazo a esta edad hay una mayor probabilidad de sufrir preclampsia (hipertensión inducida por el embarazo), diabetes gestacional e incluso parto prematuro o recién nacidos con bajo peso. Por último, debemos tener muy en cuenta el riesgo de alteraciones cromosómicas. El riesgo de síndrome de Down en recién nacidos aumenta a partir de los 40 años, pudiendo variar en seis años de 1:26 a 1:98, situándose en los 30 años en 1:11.

A pesar de las posibles complicaciones, es importante saber que muchas de ellas pueden prevenirse con un correcto control prenatal y sobre todo cumpliendo rigurosamente las indicaciones que nos de nuestro médico. Por otro lado, es vital preparar nuestro cuerpo ante el embarazo. Una buena alimentación, algo de actividad física, estabilidad emocional y un descanso adecuado son la mejor fórmula para un embarazo saludable a cualquier edad.

Muchas mujeres sienten que no deben ser madres después de los 30 años por culpa de la presión social. Sin embargo, no tenemos que tener tan en cuenta la opinión de quienes nos rodean a la hora de ser madres. Tener un hijo es una decisión muy personal que compete principalmente a la pareja, por lo que tiene que estar muy meditado y no condicionado por factores externos.
Lo principal es sentirse preparada. En ocasiones la presión provoca la llegada de un nuevo miembro a la familia que no se desea. Cuidar de los niños es una responsabilidad muy grande, por lo que no es un problema ser madre a los 40 si antes no hemos estado preparados.

Cama infantil que se puede cocer

Después del éxito de Amber, la empresa Perludi ha creado en base a la misma idea, una nueva pieza de mobiliario infantil “Flora”. Igual que Amber se puede utilizar como cama doble, con colchón en la parte superior y otro en la inferior, o también sin colchón abajo dejando una zona libre para el juego.
También como Amber, la altura es de 135 cms y el nivel superior es fácilmente accesible (recomendado para niños a partir de 5 años). La peculiaridad de esta nueva cama con respecto a Amber es que esta ¡se cose!. Es por tanto muy fácil de guardar, montar y desmontar,… También se diferencia del anterior modelo en que está realizada en contrachapado de abedul y haya maciza y disponible en color natural o en color marrón.


Algunos consejos para detectar problemas de aprendizaje

El niño con problemas de aprendizaje específicos presenta patrones poco usuales, a la hora de percibir las cosas en el ambiente externo. Sus patrones neurológicos son distintos a los de otros niños de su misma edad. Sin embargo, tienen en común algún tipo de fracaso en la escuela o en su comunidad.



Cuando un niño tiene problemas para procesar la información que recibe, le delata su comportamiento. Los padres deben estar atentos y observar las señales más frecuentes que indican la presencia de un problema de aprendizaje:

– Dificultad para entender y seguir tareas e instrucciones.

– Problemas para recordar lo que alguien le acaba de decir.

– Dificultad para dominar las destrezas básicas de lectura, deletreo, escritura y/o matemática, por lo que fracasa en el trabajo escolar.

– Dificultad para distinguir entre la derecha y la izquierda, para identificar las palabras, etc. Puede presentar tendencia a escribir las letras, las palabras o los números al revés.

– Falta de coordinación al caminar, hacer deporte o llevar a cabo actividades sencillas como sujetar un lápiz o atarse el cordón del zapato.

– Facilidad para perder o extraviar su material escolar, libros y otros artículos.

– Dificultad para entender el concepto de tiempo, confundiéndo el “ayer”, con el “hoy” y/o “mañana”.

– Tendencia a la irritacióno a manifestar excitación con facilidad.

Como combatir la influenza en la casa

En esta temporada de invierno la influenza llego antes de lo esperado y como cada año causó la hospitalización de más de 200 mil personas al año. Por este motivo la enfermera Adriana Trullo, miembro de la Asociación Nacional de Enfermeras Hispanas (NAHN, por sus siglas en inglés) y la Red de Enfermeras Hispanas, nos concedió una entrevista con consejos básicos para prevenir que esta enfermedad llegue a tu familia.




¿Qué es la influenza?

La enfermera Trullo nos explicó que la influenza es un tipo de virus que tiene diferentes cepas comoa H1N1, AH1N1, AH3N2 y la influenza B, que ocasionan gripe. La diferencia entre una gripe común y una producida por alguna de las cepas de la influenza es que los síntomas se presentan derepente y no ceden con medicamentos antigripales.

Una persona enferma de influenza puede presentar fiebre, escalofríos, tos, dolor de garganta, mucosa nasal, nariz tapada, dolores musculares, dolor de cabeza, fatiga extrema y en algunos casos se presenta con vómito y diarrea, sobre todo en los niños.

La influenza es un padecimiento que debe tener atencion médica inmediata, ataca principalmente a grupos vulnerables aunque no tengan problemas de salud. Existen grupos de personas que tienen factores de alto riesgo de padecer influenza como las personas diabéticas, con problemas renales, personas mayores de 65 años y niños. Estos grupos vulnerables están mcuho más propensos a sufrir complicaciones en caso de contagio, ya que la influenza sin tratamiento se puede convertir en neumonía, bronquitis o incluso algo más severo. Por eso resulta tan importante la prevención de contagio desde la casa.

La prevención

Para prevenir el contagio de influenza no importa que la temporada haya comenzado y esté por terminar, la vacuna contra la influenza actúa de inmediato y puede solicitarse durante el brote, aseguro Trullo. Todas las personas que se encuentran sanas y los niños mayores de seis meses pueden ser vacunados.

Algunas de las precauciones que se deben tomar es que la vacuna no puede ser aplicada a las personas que con anterioridad hayan desarrollado una alergia al huevo o a la misma vacuna. Es de suma importancia vacunarse, ya que los especialistas señalan que la vacuna tiene un 62 por ciento de efectividad, por eso es que se puede considerar bastante preventiva.

¿Cómo combatir la influenza?

1. Enseñar a los niños a lavarse las manos y realizar esta actividad también como adultos es el primer paso. Lo ideal es lavarse con agua y jabon durante unos 20 segundos. Trullo señala que una buena técnica para que los niños calculen el tiempo que deben frotarse las manos es cantar dos veces la canción de Happy birthday.

2. Desinfectar los objetos de uso común, que son propensos a tener gérmenes, como los juguetes de los niños, mesas, manijas de las puertas, el control remoto y teléfonos, pues el virus puede vivir a la intemperie hasta 72 horas, lo que representa un peligro para toda la familia.

Un arma efectiva que recomienda la enfermera Adriana son las Toallitas Desinfectantes de Clorox, pues matan hasta el 99 por ciento de los virus, incluyendo el de la influenza AH3N2, además de que son muy prácticas para realizar una rutina diaria de limpieza.

Una rutina básica de cinco minutos que incluya manijas de las puertas, apagadores de luz, el botón del timbre y las que sirvan de uso diario, es muy fácil si la realizas con este tipo de paños desinfectantes.

Una rutina de 10 minutos, además de lo ya señalado, incluiría los juguetes de los niños, la televisión y las superficies grandes.

3. Desinfecta el exterior, por ejemplo debes llevar esta rutina básica de limpieza a tu trabajo para evitar tu contagio y que lleves a casa el virus. Para controlar el ambiente de los niños puedes preguntar en sus colegios cuál es la rutina de limpieza que se sigue en el plantel e incluso inculcar en tu hijo que porte pañitos desinfectantes y él mismo haga una limpieza rápida de su entorno.

4. Otra recomendación es que al estornudar no te cubras con la mano directamente, sino con la parte interna de tu codo, asi e virus no quedará tan expuesto y tendrá contacto directo con tus objetos de uso y otras personas.

5. Cuidar el bienestar general también ayuda a prevenir el contagio. Comer bien, hacer ejercicio y dormir las horas suficientes ayudan a mantener tu sistema inmunológico más fuerte y las enfermedades no te atacarán tan fácilmente.

¿Cuándo comenzó la temporada de influenza y hasta cuándo concluye?

Trullo señaló que en esta ocasión la temporada comenzó en octubre (casi dos meses antes de lo esperado) y que se han registrado unas 3,700 hospitalizaciones, de las cuales el 43 por ciento eran personas mayores de 65 años. Entre el 30 de diciembre y el 5 de enero 47 estados reportaron casos de influenza.

Aunque la institución Centros para la Prevención y Control de enfermedades recientemente anunció que lo peor de la temporada de influenza ya pasó, pues los casos han disminuído en las últimas cuatro semanas, la temporada de frío termina oficialmente hasta mediados del mes de marzo y los contagios áun pueden presentarse.

De acuerdo con la agencia de noticias The Associate Press, el portavoz de los CDC (por sus siglas en inglés) señaló que ‘es posible que la temporada haya terminado’, sin embargo también apuntó que es difícil predecir la tendencia de la gripe pues en años anteriores, la enfermedad ha tenido repuntes en los últimos días de la temporada.

¿Cuándo es momento de acudir al médico?

Como la influenza puede ser asintomática o presentar la sintomatología de una gripe común es recomendable estar muy alertas en caso de que los síntomas como el dolor de cabeza y el flujo nasal no disminuyan con los medicamentos para la gripe normal en máximo tres días, pues es momento de acudir a Urgencias médicas, señala la enfermera.

En el caso de los niños si se presenta vómito o diarrea y existe mucha debilidad, es recomendable acudir desde el primer día, así se puede evitar que la deshidratación causada por los malestares de estomago compliquen más el cuadro de influenza, puntualizó la especialista.

Sólo se puede confirmar un caso de influenza acudiendo al médico para que realice la prueba.

Más preguntas que respuestas para los niños que vivieron un trauma

Un grupo de investigadores que analizó toda la evidencia científica que existe para ayudar a los niños que han vivido situaciones traumáticas, llegó a la conclusión que los psicólogos no tienen claro qué es lo que funciona en estos casos.


Si un niño vive una situación traumática, ya sea presenciar un tiroteo masivo en la escuela como en el caso de Newtown o un accidente de auto, probablemente necesitará terapia para poder superar y elaborar la situación vivida.

Sin embargo, una revisión de nada menos que 22 estudios publicados sobre el tema y 6,600 artículos, muestra que los expertos poco saben sobre qué es lo que exactamente funciona en los casos de niños que han vivido situaciones traumáticas y han descubierto que lo que funciona en estos casos es un tipo de terapia a través de la palabra. 

Las conclusiones, publicadas en la última edición de Pediatrics, apuntan a señalar que los terapeutas no tienen muy claro qué es lo que realmente funciona en estos casos. 

Algunos nombres romanticos para tu bebe

Como el día de San Valentín está cerca no podemos dejar pasar la oportunidad de traer a colación algunos nombres de leyendas cinematográficas que nos han hecho llorar de puro romance y que puedes ponerle a tu bebé si está por llegar.


Los expertos en nombres de bebés Belly Ballot realizaron una encuesta con el público para descubir los nombres más románticos que las películas nos han dejado para la posteridad y aquí está el top 10:

1. Tristan (Leyendas de Pasión o Legends of the Fall): Este personaje lo encarnó el galán de Hollywood Brad Pitt en 1994 y en el filme, Brad representó a un apasionado y romántico hombre de familia. Sin duda un nombre emblemático.

2. Rose y Jack (Titanic): Una historia de amor que cautivó a personas de todo el mundo por el drama de las clases sociales en un barco de proporciones inimaginables. Rose (Kate Winslet) y Jack (Leonardo DiCaprio) protagonizaron una filme épico del romance y esto los ubica dentro de los nombres más románticos para tu bebé.

3. Oliver (Love Story): En la década de los 70 este filme llenó de esperanza e ilusión a todas las chicas y es que el protagonista Ryan O’Neal enamoró al instante con su personaje de Oliver.

4. Scarlett (Gone with the Wind o Lo que el viento se llevó): La actriz Vivien Leigh llevó a la pantalla a una chica bella y engreída al final de la década de los treinta y pese al paso del tiempo, el nombre de su personaje sigue inspirando a futuras madres.

5. Westley (The Princess Bride o La princesa que quería soñar): Un clásico del drama americano en el que se muestran las tragedias y trabas de un amor imposible. El nombre de Westley podría irle bien a un bebé aventurero y muy decidido.

6. Juliette (French Kiss o Beso francés): Ese es el nombre de la rival de Meg Ryan en el filme, y aunque no es un personaje principal el nombre está dentro de los preferidos por el público.

7. Edward (Pretty woman o Mujer bonita): El galán madurito Richard Gere interpretó al millonario que encontró el amor en una mujer de la calle. Entre los atributos de este guapo están la caballerosidad, el romanticismo y la distinción.

8. Liesl (The sound of music o La novicia rebelde): El nombre del chico mayor de los Von Trapp nos hace sentir nostalgía por aquellos amores de la infacia, llenos de ilusión y sueños.

9. Viola (Shakespeare in love o Shakespeare enamorado): El nombre de la joven que en al ficción cautivó y enamoró al escritor inglés es uno de los preferidos. La dulzura que proyecta Gwyneth Paltrow sin duda ha sido determinante para posicionar a Viola como uno de los nombres más románticos.

10. Henry (50 First Dates o Como si fuera la primera vez): La comedia romántica que fue protagonizada por Adam Sandler y Drew Barrymore en el 2004 muestra a un romántico casanova que conquista diariamente a su amada, porque ella lo olvida cada noche mientras duerme. Un nombre perfecto para un bebé curioso y tierno.

La contaminación y el recién nacido

Cada vez más niños nacen bajos de peso debido a los altos niveles de contaminación en todo el mundo. Ésta es la conclusión de un estudio sin precedentes sobre la relación entre la contaminación del aire y los recién nacidos.
El trabajo publicado en Environmental Health Perspectives revisó más de tres millones de nacimientos en nueve países de todo el mundo.



“Estamos hablando de una contaminación de partículas más finas que un cabello, que emiten los autos, algunas calefacciones y plantas generadoras de energía”, dijo Rachel Morello-Frosch, una las autoras del trabajo.

Los niños que nacen bajos de peso tienen más riesgo a morir en el primer año. Si bien la mayoría sobrevive, éstos son más propensos a desarrollar enfermedades de alto riesgo -cardiovasculares y diabetes- al alcanzar la adultez.

El equipo de investigadores estudió los datos proporcionados por las agencias de contaminación en Norteamérica, Suramérica, Europa y Asia. A partir de estas cifras estimaron la contaminación a la que pueden estar expuestas las embarazadas en cada región, lo que compararon con los registros de nacimientos, según explicó la especialista de la Universidad de California.

Estudios previos ya han determinado la relación entre la contaminación del aire, las mujeres embarazadas y los riesgos en bebés.

Consistencia mundial

Esta investigación determinó que hay una consistencia en los datos a nivel mundial que apuntan a que la relación entre el peso del recién nacido y la contaminación es directamente proporcional: a más exposición, menor es la media de peso en bebés.

“Lo que más me sorprendió de los resultados es la relación consistente entre la contaminación del aire de las partículas finas y el alto riesgo de nacer bajo de peso”, señaló Morello-Frosch.

Según el estudio, por cada incremento de 10 microgramos de partículas por metro cúbico hay un aumento del riesgo de entre el 3% y el 10%.

“Desde el punto de vista individual puede parecer una diferencia insignificante, pero cuando estamos hablando de una población expuesta, entonces se trata de un posible cambio general en el peso de neonatos, con un aumento en el número de bebes bajos de peso”, advirtió la especialista.

Por su parte, el profesor Tracey Woodruff, co-autor del estudio, informó que lo “realmente significativo de la investigación es que se trata de niveles de contaminación del aire a los que prácticamente todo el mundo está expuesto”.

“En regiones como China, que tiene los niveles de contaminación más altos en el mundo, los partos se podrían estar viendo afectados”, explico Rachel Morello-Frosch.

Efecto en millones

La investigadora señaló que si bien se ha comprobado una relación entre el feto y la contaminación, todavía no se sabe con certeza cómo las partículas finas afectan al bebé.
Morello-Frosch especula que se podría deber al estrés oxidativo que afecta tanto a la madre como al feto.

Los especialistas sugieren la implementación de regulaciones que busquen disminuir los niveles de contaminación en todo el mundo
Este tipo de estrés se origina por un desequilibrio entre las especies reactivas al oxígeno y la capacidad del sistema biológico a desintoxicar esos reactivos con rapidez.

“Pero esto es sólo una teoría que no ha sido probada”, aclara la investigadora.

Los especialistas sugieren la implementación de regulaciones que busquen disminuir los niveles de contaminación en todo el mundo.

Tony Fletcher, del departamento de Epidemiología Ambiental de la escuela de Medicina Tropical del Londres, declaró que “el estudio es de excelente calidad y las conclusiones son claras”.

“Si bien el efecto promedio en cada bebé por separado es pequeño, y no debe alarmar a futuros padres, para toda una población estos pequeños riesgos se suman entre millones de personas”.

Como enseñarle a nuestros hijos a ser obedientes

La obediencia es una actitud responsable de colaboración y participación, importante para las buenas relaciones, la convivencia y las tareas productivas. La acción de obedecer es aquella en la que se acatan normas, órdenes, reglas y comportamientos.

Aunque el aprender a obedecer parece un valor a inculcar solamente a los niños, toda persona puede, y debe, procurar su desarrollo.



La obediencia no se determina por el afecto que puedas tener hacia la persona que autoriza, manda o pide, se concentra en realizar la tarea o cumplir el encargo que se te encomienda, sin pedir nada a cambio.
La obediencia forma parte del aprendizaje del control y regulación de la conducta, de la asimilación de las reglas, primero en el plano externo, haciendo las cosas como el adulto le dice para agradarlo, y ganarse su aprobación y elogio; y, posteriormente, si el niño es debidamente estimulado por el adulto, por propio deseo, aprendiendo a controlar su conducta y cumplir las reglas de manera consciente, ya no para agradar a nadie sino por la satisfacción que esto le produzca. El aprender a ser obediente consiste también en que se explique el por qué es necesario que se haga las cosas que se le pidan.

El niño puede aprender a ser obediente
– Sabiendo qué es lo que sus padres o profesores quieren

– Conociendo la satisfacción que su obediencia producirá

– Sabiendo el por qué y el valor de cada orden

– Teniendo claras sus obligaciones y deberes

– Con una enseñanza sistemática de todas sus actividades

– Teniendo reglas en casa y en la escuela

– Cuando siente la aprobación de sus padres cuando es obediente

– Con las experiencias de sus padres

– Cuando siente que con la desobediencia no consigue lo que quiere

Fuente consultada: – Cuentos y canciones para compartir valores. Ed.de la Infancia

Como transmitir valores a los hijos

Nos preguntamos muchas veces por qué es importante y necesario que eduquemos a nuestros hijos a través de los valores. Educar a nuestros hijos para que aprendan a dar valor a algunas conductas y comportamientos les ayudará a convivir de mejor manera y a sentirse bien en el ambiente en que se encuentren. 

Valores como la amistad, la comprensión, la tolerancia, la paciencia, la solidaridad y el respeto, son esenciales para un sano desarrollo de los niños.

Un niño que conoce el límite del otro, podrá vivir una vida sana y saludable, sea en su entorno familiar o escolar. Un niño que sabe respetar a los demás, será más fácilmente respetado, y así con todo.
Los valores son las reglas de conducta y actitudes según las cuales nos comportarnos y que están de acuerdo con aquello que consideramos correcto. Al nacer, los niños no son ni buenos ni malos. Con la ayuda de sus padres, educadores y de los que conviven con ellos, aprenderán lo que está bien y lo que está mal decir, hacer, actuar, vivir.

Pero, ¿cómo educar a los hijos en valores? Primero, conociendo cada uno de los valores. GuiaInfantil.com hizo una selección de los principales valores para que los padres hagan un repaso y luego se los enseñen en el día a día a sus hijos, y con ejemplos.

También es preciso recordaros que los niños aprenden con el ejemplo. El ejemplo que dan sus padres en su forma de relacionarse con los demás, de pedir las cosas, de compartir mesa, asiento, de cooperar, de ayudar a los demás, de defender, de reclamar, de tolerar y aceptar. Si los padres no tienen paciencia con su hijo, ¿qué creen que el niño va a aprender? La responsabilidad que tienen los padres en la transmisión de los valores a sus hijos es crucial.

Comodidad en la moda infantil

A veces, es difícil vestir de una manera cómoda y divertida a nuestros bebés que rondan el año. Ya necesitan prendas que les permiten libertad de movimiento porque empiezan a gatear, a andar, a hacer alguna que otra trastada, etc… Por eso hoy os hablamos de los peleles o monos que son ideales para niñ@s de esa edad.

Atrás quedaron los peleles tipo pijama para bebés de pocos  meses, que todavía existen, pero hoy impera una tendencia que viste a bebés mayores con este tipo de monos o peleles. Una tendencia que viene de los países nórdicos, y que aunque cuesta un poco, porque aquí tendemos a vestirlos de más mayores, creemos que puede ser muy original y sobretodo hipercómoda!!


Fotogtafías de la decoración Rustica para la habitación del bebe

En la web Style Cookie encontramos este dormitorio de bebé tan especial. Como está escrito en neerlandés ha sido complicado entender bien lo que ponen,deduzco que se trata de un trabajo fruto de la colaboración con la revista Van nu ouders. ¿Cómo definir este ambiente? ¿rústico-vintage? No se, no se… lo cierto es que es muy acogedor y personal para un bebé. Un espacio para pasar horas con nuestro peque y ver como se va haciendo mayor día a día…

Los detalles son el elemento predominante en este dormitorio de bebé donde todo es especial, desde los textiles de la cuna hasta un antiguo baúl reciclado en el suelo…