Category Archives: Juegos

Juego para un Bebe de 9 a 12 meses

A pesar de que un recién nacido, su bebé le encantará mirando caras . Cuando su bebé tenga entre 9 y 12 meses de edad , se puede aprovechar esa fascinación para desarrollar varias habilidades: La coordinación ojo-mano, lenguaje y habilidades de escucha y la imitación, sólo para nombrar unos pocos. He aquí una actividad de juego simple niño que su bebé está obligado a amar.



Juego del bebé con Espejos
  1. Comience por ubicar un espejo irrompible o un espejo que sea segura y firmemente anclada.
  2. Coloque a su bebé frente a un espejo para que pueda ver tanto su reflexión y la suya.
  3. Desarrollar las habilidades lingüísticas de las partes del cuerpo por preguntarle a su bebé para que apunte a la nariz, el pelo, los ojos, etc Si necesita ayuda, puede apuntar a su propia nariz o punto de la nariz hasta que agarra el concepto.
  4. El trabajo sobre las habilidades de imitación, haciendo muecas en el espejo y le pide que haga lo mismo (nariz arrugas, saca la lengua, ensanchar los ojos, etc.)
  5. Utilice los juguetes favoritos de realizar una especie de “espectáculo de títeres” delante del espejo. Le invitamos a unirse a usted en el juego.
  6. Desarrollo de la conciencia de uno mismo


Lo creas o no, el bebé no se dará cuenta de que está mirando su propio reflejo hasta que en algún lugar alrededor de 9 meses de edad. Para “probar” para ver si él tiene el concepto, sin él saberlo colocar una pequeña pegatina o mancha de lápiz labial en su rostro. Cuando se sienta delante del espejo, si trata de borrarlo de su propia cara y no la cara del bebé en el espejo entonces tiene todo resuelto. Además, mientras se está mirando en el espejo, poner un juguete o peluche detrás de él. Si se trata de llegar a la reflexión en lugar de llegar detrás de él para agarrar el juguete, él todavía no es consciente de que él y su reflexión son uno en el mismo.

Beneficios del canto en los niños

Un estudio reciente sobre el beneficio del canto en el desarrollo de los pequeños en edad preescolar afirma que cantar nutre el cerebro de los niños.
Los niños deberían tener más oportunidades de jugar cantando durante los primeros años de vida, ya que hacerlo apoya su desarrollo en las áreas física, mental y social.
El canto es la expresión de un niño saludable, y aunque ellos no lo sepan, una eficaz forma de reforzar la memoria y aprender nuevos conceptos. Lo que aprenden cantando se les queda grabado a fuego, porque les motiva, les divierte. Además, ayuda a estimular su imaginación y su sensibilidad artística.
Según la investigación llevada a cabo por doctores de la University of Münster, Alemania, con 500 jardines de infancia, un 88% de los niños que cantaban frecuentemente, estaban mejor preparados para la escolarización, en comparación con sólo el 44% de los niños que cantaban menos a menudo.
 Calificaron el cantar como “un potente nutriente para los cerebros de los niños”. Aporta ventajas para su desarrollo integral, especialmente en el desarrollo del habla, conducta social y control de la agresión.

Han podido observar que cantar implica una mayor producción de hormonas que hacen sentirse bien y una disminución de las las hormonas que desencadenan la agresión.
Así que ya sabes, estimula en tu hijo su capacidad natural de cantar. Aprovecha cualquier momento para aprender cantando o para improvisar una canción. Porque cantar es bueno para el cerebro, pero también para el alma.

Los juegos para los niños

Los juegos son una parte fundamental en la vida de todo niño, ya que colaboran en su crecimiento y en el aprendizaje de nuevos conocimientos. Además sirve para que comiencen de pequeños a enfrentar ciertas situaciones donde deben aprender a tomar decisiones que marcarán el rumbo de su vida, obviamente sin presiones.
Un método de juego muy importante es el libre, donde los niños tienen que utilizar su imaginación para divertirse. En este tipo de entretenimiento, los padres también pueden ser partícipes estimulando los deseos del niño y participando de sus actividades. No hay nada más gratificante para un pequeño que ver a sus padres correteando junto a él o brindándoles una sonrisa.
Con el paso del tiempo el tipo de divertimento y los modos de juego del niño irán cambiando hacia formas más estructuradas, con reglas explícitas y objetivos por cumplir. Cuando se presenta la idea del triunfo es necesario que los padres estén preparados para responder y respaldar a los más pequeños.
Cuando la victoria se presenta, el niño se verá rebosante de alegría pero no hay que permitir que la soberbia se haga parte de él. Es necesario explicarle que así como se puede ganar también se puede perder, lo cual no implica que por una caída alguien sea malo en lo que hace.
Hay que sentar desde pequeños las bases necesarias para que los más chicos entiendan lo que significa ser una buena persona, lo cual no implica ser vencedor utilizando cualquier recurso disponible.
El niño debe comprender que la competitividad tanto para sí mismo como frente a los demás debe ser siempre manteniendo una base de respeto que lo moldee como persona. Pero cuidado, los padres tampoco deben presionar a sus hijos en las prácticas de cualquier tipo de juego o deporte, porque la carga puede explotar emocionalmente de un modo no deseado.

Modelos de saltadores para tu bebe

Hoy te vamos a introducir en el mundo de los saltadores para bebés. Si tuniño todavía no aprendió a dar los primeros pasos y pasa largos períodos de tiempo en el piso de vuestra habitación gateando sin cesar te recomendamos acondicionarte con un saltador para bebés.
SALTADOR-PLANETA-FELIZ-FP
Los hay de diferentes estilos y precios, acondicionados con la máxima seguridad y comfort y equipados con distintos tipos de juguetes: llámesesonajeros,juguetes electrónicos, y también incluyen equipo de luz y sonidos.
A continuación te describiremos brevemente tres opciones de saltadoresde primera calidad. Empezemos entonces por el saltador Air Jumper deJané. Éste permite al bebé divertirse con total seguridad ya que dispone de especial protección en el asiento protegiendo las cervicales del bebé.
Incluye en el lateral un hinchable para evitar golpes o rozaduras, también incorpora sonajeros en su interior que producen sonidos al iniciarse el movimiento activando así los reflejos del niño.

saltador%20air%20jumper
Otra opción de primera linea es el saltador Planeta Feliz marca Fisher Price. Este modelo posee asiento giratorio que le permite al bebé descubrir todos los juguetes de su alrededor. Planeta Feliz tiene cinco zonas de juego alrededor del asiento con diferentes animales, incluido un juguete electrónico en la parte delantera que el niño puede activar fácilmente y dos plátanos colgantes que al niño le encantará golpear. 
El saltador viene incorporado de fundas de suave tejido en su estructura para proteger a los deditos del bebé. Como novedad este modelo incorpora un sensor de movimiento que detecta cuando salta el niño,emitiendo luces y sonidos.

Por último, el saltador distribuido por Eureka Kids está especialmente diseñado para puertas. El saltador para puertas es una forma original y divertida de tener al niño cerca y seguro. Le ayuda a dar los primeros pasos de manera controlada y suaviza los primeros esfuerzos del bebé mientras que a su vez el niño se divierte. Este modelo incluye sonajero central con diversos sonidos y luces.

Llega la 6 edición del Cantajuegos

Esto es un no parar. Hace un año lanzaban el quinto volumen, en Navidad los villancicos, y ahoraCantajuego lanza su sexto volumen, el cual ya se puede conseguir en las tiendas y el que han dado a conocer con un concierto de lanzamiento en Madrid.
Lo cierto es que Cantajuego es un fenómeno que causa sensación entre los más pequeños. Por si algún padre despistado aún no los conoce, es un grupo de animación infantil cuya fórmula mágica no es más que cantar, jugar y divertirse con las canciones infantiles de toda la vida.
Han editado ya cinco volumenes recopilatorios con canciones pegadizas que tanto niños como padres nos aprendemos al pie de la letra.
En este último CD podremos encontrar grandes clásicos que echábamos de menos en los anteriores volúmenes como “Tengo una vaca lechera”, “Antón pirulero”, “El brujito de Gulubú” y “Soy así”.

Jugando solo

Es deseable que de vez en cuando el niño sea capaz de entretenerse por sí solo. Cuando juega solo, el niño experimenta y aprende. Se concentra en un objeto o actividad hasta que lo domina.

En algunos momentos parece que no hubiera nada más a su alrededor.  En estos momentos no conviene interrumpirle (ni siquiera para “ayudarle”).
En este periodo suele demostrar interés por los juegos que es capaz de asimilar y rechaza los que son demasiado avanzados para su nivel de desarrollo.  Puede que también deje de mostrar interés por los juguetes que le gustaban durante los meses anteriores.
También empieza a implicar en sus juegos a sus padres, a sus hermanos o a sus cuidadores. Pero en esos juegos él es siempre quien manda e impone las reglas. Tan pronto entrega uno de sus juguetes a otra persona para que juegue con él, como se lo quita o rechaza otro juguete, porque en ese momento quiere jugar solo. 
Su juego preferido consiste en imitar lo que ve. Experimenta con los objetos que usan los adultos, como interruptores, llaves, cazuelas, picaportes, puertas, etc.

Los mejores juegos para los niños de 12-24 meses

El niño de esta edad ya sabe andar. Por eso disfruta:
  • Empujando o arrastrando juguetes con ruedas, como andadores, carretillas, cochecitos y camiones. Le llaman la atención los juguetes mecánicos con luces y sonidos.
  • Lanzando o dando pequeñas patadas a una pelota.
  • Bailando al son de una canción. La música y las canciones infantiles le gustan y le entretienen. Suele tener fuertes preferencias, rechazando las canciones que no le gustan y pidiendo reiteradamente sus favoritas.
    DESTREZA MANUAL

    Como además está perfeccionando su destreza manual:
    • Le gustan los juegos en los que utiliza sus manos, como garabatear con pintura de dedos y jugar con plastilina.

    • Disfruta pasando las páginas y mirando los dibujos de libros de hojas gruesas para niños que por su sencillez y colorido fomentan además su capacidad cognitiva, la maduración de su inteligencia.

    • Le apasionan los “centros de actividades” que tienen palancas, botones, puertecitas, sonidos,…

    • Meter la manos en al agua, tocar la tierra, arrancar hierba, son juegos para él.

    • A partir de los dieciocho meses el niño se siente atraído por otros juegos más complejos, como encajar objetos de formas y colores distintos en sus respectivos agujeros, hacer torres de hasta cuatro o seis bloques y encajar aros de distintos tamaños alrededor de un pivote.

    • Y ¡es un maestro escondiendo cosas!
    IMITACIÓN

    Como le gusta imitar a los adultos, el niño descubre a esta edad descubre los juegos de imitación:
    • Acunar, pasear, columpiar, peinar, bañar… a los muñecos.

    • Hacer comiditas, jugar con los utensilios de cocina.

    Jugar con otros niños

    Es característico de esta edad que el niño quiera jugar junto a otros niños, pero que no quiera compartir su juego ni sus juguetes con ellos.
    Por tanto, cuando juegan dos niños pequeños conviene que haya un adulto cerca para evitar peleas o agresiones. Que les vaya enseñando a compartir y que les distraiga cuando haya tensiones …
    Más adelante, a medida que desarrolle su sociabilidad y comiencen a interesarle los juegos “en paralelo”, el niño disfrutará al compartir una actividad. 
    Cada  vez será capaz de jugar durante más tiempo con otros niños.

    Cuando jugar con el bebe

    Los juegos por la noche de mi marido con mi bebé, cuando él tiene ganas de jugar con ella porque no la ha visto en todo el día y ella sólo quiere irse a dormir, me han motivado a escribir este post. No es un ataque a mi marido, que bastante sufre por casi no verla en la semana, sino una reflexión con la que posiblemente os sintáis identificados. Creo que hay que jugar con el bebé según su estado de ánimo.
    Hay que respetar al bebé como a cualquier otra persona, ya sea un niño o un adulto. Deberíamos adaptar los juegos a su estado de ánimo en cada momento. Como nos sucede a todos, el bebé tiene sus momentos para cada cosa. Le gusta jugar, pero a lo mejor no está dispuesto a hacerlo a cualquier hora del día. Cuando tiene mucho sueño, lo más probable es que sólo quiera dormir, y aunque nos haga una sonrisa cumplidora, lo que quiere es que le arropen y descansar.
    Por la noche, después de su baño, su sesión de masajes y su comida, lo que suele querer es dormir, o si no lo vemos por la labor de todas formas le proporcionamos un clima tranquilo que propicie al sueño. Los bebés, a diferencia de la mayoría de los adultos, pueden cambiar de estado de ánimo de un momento a otro. Con lo cual, si lo excitamos con juegos enérgicos y animados a la hora de dormir, puede que los acepte de buena gana pero se irá a dormir alterado.
    Ser un compañero de juegos es cosa de dos. Tanto el adulto como el bebé tienen que disfrutar de la compañía mutua. Si el bebé se siente con ganas de jugar de forma enérgica, con revolcones, risas y cosquillas, perfecto. Disfrutará de jugar con su propio cuerpo y de descubrir nuevas sensaciones y habilidades.
    Ahora bien, cuando el niño esté tranquilo querrá un juego más sosegado. Sino se asustará o se sentirá “maltratado”. A nadie le gustan unas cosquillas cuando no se está de ánimo para ellas. Si el bebé está mimoso, querrá descansar en unos brazos afectuosos, y cuando se sienta cansado o hambriento lo que querrá será dormir o ser alimentado.
    El juego debe ser una experiencia gratificante para el bebé, pues a través de él se entretiene, pero también aprende, interactúa con su entorno y se relaciona con los demás. Respetar sus estados de ánimo a la hora de jugar es también una forma de atender sus necesidades emocionales.

    Técnicas de juego para los bebes


    En artículos anteriores mencionamos que los bebés absorben la información del medio ambiente por medio de los sentidos. Hay bebés que desde muy pequeños desarrollan con más ahínco el sentido de la vista, otros el sentido auditivo y el resto la parte motora.

    Las siguientes técnicas ayudarán en cada área y así brindar ideas a los padres para que puedan desarrollar en sus bebés las habilidades de aprendizaje.

    Si queremos desarrollar habilidades de la vista podemos hacer una diferencia, según Bradway & Albers Hill (1993):
    -Cuando el bebé esté tomando leche en la mamadera, cámbielo de posición así como se hace cuando están tomando leche materna para estimular el otro lado del ojo. Mírelo hasta que el bebé sea el que cambie la dirección de la mirada;
    -Dibuje una carita feliz en su dedo índice y juegue con su bebé como si fuera un títere.

    -Haga un álbum utilizando las fotos más importantes en la vida de su bebé como lo son los abuelitos, tíos y primos y mírelo junto al bebé. Con el dedo índice muéstrele a los queridos familiares.

    -Pasen mucho tiempo en frente de un espejo haciendo muecas, caras y jugando, logrando que el bebé se ría.

    -Recuérdele al bebé de mirar a los objetos que usted le esté mostrando, utilizando la palabra “mira” y haga muestras exageradas de sorpresa. Por ejemplo, cuando vea el peluche diga: “mira el perrito”.

    -Haga un juego cuando el bebé esté gateando y le muestra un juguete, una vez que el bebé lo toca, luego lo esconde, y le pregunta donde está.

    -Pregunte al bebé dónde están sus ojos, donde están los ojos del peluche, los de papá y mamá.

    -Juguetes como bloques o anillos que se coloquen en orden de tamaño son ideales para luego colocarlos en desorden mencionando los colores y luego los pone en el orden correcto.

    Si queremos desarrollar las habilidades auditivas:

    -Hagamos maracas con diferentes sonidos (puede hacerlo en casa utilizando botellitas de jugo de plástico colocando legumbres como porotos, lentejas y otros granos para obtener diferentes sonidos.

    -Mantenga diferentes tipos de música en el día y otra para la noche. Exponerlos a música de otras partes del mundo es muy estimulante;

    -Cuando le hable descríbale lo que está haciendo, por ejemplo: “Anita, te estoy cambiando la ropa, te gusta la camisa rosada” y responda a cualquier respuesta que el bebé ofrezca. “Si, tienes razón, nos vamos de paseo”.

    -Préstele atención a los sonidos y dígale la palabra “oye” o “escucha” en casa. Por ejemplo. “Escucha Anita, el timbre está sonando”, “Anita, oye, el microondas terminó de calentar la comida”.

    -Pretenda hablar por teléfono y que el bebé haga lo mismo.

    -Cuando lea, póngale vida a los diferentes sonidos que tenga el cuento. Si tocaron la puerta, haga el sonido golpeando la superficie. Y más divertida se vuelve la historia cuando utilizamos todo tipo de interjecciones.

    -Use las manos para demostrar acciones como “hasta luego”, “está caliente”, “está frío”, “grande o pequeño”.

    Si queremos desarrollar las habilidades motoras:

    -Es bueno que tenga una mantita de esas que tienen un muñequito en una esquina para que el bebé la abrace, la sostenga, la hale o la tire.

    -Coloque un colchón o una almohada grande para que el bebé se pueda trepar y bajar bajo su supervisión.

    -En un platón, coloque cereales como Cherrios o Kix para que el bebé encuentre una maraca o cualquier objeto con sonido.

    -Tenga a mano pelotas de diferentes tamaños para que el bebé pueda patear y coloque objetos que ofrezcan resistencia para que también pueda patear.

    -Haga un juego, cubriéndole la mano o cualquier parte del cuerpo para que pueda quitarla él mismo.

    -Es importante que logre tocar diferentes texturas mencionándole el nombre. Hay libros que ya traen las diferentes texturas y sus características.

    -No olvide mantener el contacto de su piel con la de su bebé. Cárguelo, muévalo, trépelo y lo mejor, jugar a darle muchos besitos.

    Juega con tus niños al aire libre

    La llegada del buen tiempo es una oportunidad ideal para disfrutar de las actividades al aire libre con los niños.
    Jugar al aire libre, correr, saltar, montar en bicicleta o simplemente dar un paseo puede ser un plan de lo más divertido para hacer en familia. Pero además de entretenido, es saludable para fomentar la práctica de ejercicio y muy recomendable para que los pequeños descubran todo lo que la naturaleza tiene para ofrecer.
    Además de esparcimiento, también es una forma diferente de aprender. Los niños observan cómo crecen las plantas, cómo viven los animales, el comportamiento de los insectos, se manchan (que también es una forma de aprender), estimulan sus sentidos, se sociabilizan y aprenden a compartir con otros niños.
    Por eso, os animo a aprovechar la llegada del buen tiempo para organizar salidas en familia. Ya sea hacer una visita al zoo, al parque de atracciones o planes más económicos como un pic-nic improvisado en el parque, un paseo por el bosque o dar una vuelta en bici.
    Lo importante es enseñarles que hay todo un mundo por descubrir más allá de la tele, el ordenador y las consolas. Y que puede ser igual e incluso más divertido.
    Como hemos dicho otras veces, el ejemplo de los padres es fundamental para que los niños adopten buen hábitos de vida, y el buen tiempo nos da la oportunidad ideal para educar con el ejemplo, y además disfrutar juntos.
    Es favorable para su desarrollo intelectual y físico, pero cuando las actividades son compartidas con la familia, lo es también para su desarrollo emocional. Puede parecer insignificante, pero estas pequeñas cosas son las que contribuyen día a día a reforzar el vínculo entre padres e hijos.

    Juega con tus bebe en el suelo

    A partir de los seis meses, el bebé empezará a sentir curiosidad por todo lo que le rodea y a acompañar esa curiosidad con pequeños logros físicos. Empezará a reptar, luego a gatear, a sentarse solito y más tarde intentará ponerse de pie. En esta etapa de descubrimientos, el suelo es el mejor espacio de juegos para el bebé.
    Necesita un espacio diáfano, sin límites ni obstáculos para jugar en libertad. Lo ideal es buscar un sitio de la casa que podamos adaptar como espacio de juego del bebé.
    Debe ser grande, en la medida de lo posible, debe estar desprovisto de cosas, especialmente de objetos que puedan hacerle daño al niño, ser razonablemente cálido, blandito, fácil de limpiar y lo más cercano posible al lugar de la casa donde mayor tiempo paséis el resto de la familia.
    Aún cuando la casa no sea muy grande podéis crear un sitio especial para el bebé. En casa, donde precisamente el espacio no es lo que abunda, tenemos que adaptar el salón para que el bebé juegue. Movemos la mesa de centro y le colocamos una mantita de juegos y su gimnasio encima de la alfombra protegiendo con cojines las esquinas peligrosas.
    Si el suelo es de piedra o demasiado frío, podéis cubrirlo con una alfombra blandita de goma. Este tipo de alfombras son ideales para delimitar la zona de juego del bebé. Generalmente son cuadrados que se encastran a modo de puzle gigante, así que podéis usar las necesarias para cubrir el espacio de suelo disponible y agrandarlo o achicarlo según las necesidades.
    Muchos padres optan por el parque de juegos, pero es más favorable para su desarrollo jugar directamente en el suelo y así no restringir sus posibilidades de exploración. Puede ser una solución a corto plazo y puntual para momentos en los que nadie pueda controlar al bebé, pero desde luego se sentirá más cómodo y libre en un espacio delimitado menos formalmente, siempre que sea seguro. Incluso si hay muebles cerca como un sofá o una cama, les servirán para empezar a practicar a ponerse de pie.
    Si el bebé está en el rango de edad entre los 6 meses y el año, el suelo es el mejor espacio de juegos para el bebé. Merece la pena adaptarle un espacio dentro de la casa para que juegue pues será algo que usará unos cuantos meses.