Category Archives: Uncategorized

Como lograr que nuestros bebes coman

La gran dificultad de los padres es la inapetencia de los niños, haciendo cada vez más difícil instaurar en ellos una disciplina y uno hábitos alimenticios que favorezcan las funciones de su organismo y su salud.

Cuando un bebé alcanza sus 18 meses de edad, debe estar consumiendo diariamente tres comidas y dos meriendas, una en la mañana y otra en la tarde.



Si el bebé no muestra interés en la comida, se debe evaluar si se está dando una cantidad muy grande, si está consumiendo otro tipo de alimentos que llenan al niño o si no le gusta la preparación.

Es normal que un niño muestre mayor apetito unos días y otros no muestre interés en los alimentos, esto puede deberse a la actividad diaria del niño y a sus capacidades funcionales y psicomotoras, entre más actividad tenga el niño, más energías gastará y más hambre podrá manifestar.

Una buena nutrición en los pequeños no necesariamente es sinónimo de peso o gordura. La constitución del niño y una dieta saludable deben ser consideradas a la hora de pensar en la alimentación y el desarrollo del pequeño. El médico o pediatra te orientará sobre los alimentos que tu hijo puede consumir.

A continuación te daremos algunos consejos que puedes poner en práctica para que la alimentación no sea un motivo de preocupación:

  • Involucra al niño en el momento de la comida, has que disfrute el momento y que lo asocie como una espacio agradable para compartir y degustar un rico y nutritivo alimento.
  • Aunque el niño manifieste poco interés en el alimento trata de tener paciencia, no le muestres enojo al pequeño para que el no asocie la comida con regaños.
  • La alimentación es otro proceso de concomimiento y desarrollo del pequeño, enséñale a sentarse en la mesa y a consumir, poco a poco, por sus propios medios los alimentos.
  • Establece unos horarios para cada uno de los alimentos, así lograras una buena nutrición y una digestión regulada. De ser posible, esta rutina debe ser la misma de los demás integrantes de la familia para que se convierta en un espacio de interacción, de asociación con momentos agradables y vea cada vez más normal el hecho de alimentarse.
  • Revisa muy bien las porciones que ofreces a tu hijo con el fin de evitar que quede con hambre o demasiado lleno como para no querer nada más y rechazar la siguiente comida.

Apoyo a la lactancia

En todos los grupos, el porcentaje de madres que inician la lactancia materna está aumentando, según un informe dado a conocer por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). Del 2000 al 2008, el número de madres que iniciaron la lactancia materna aumentó más de 4 puntos porcentuales. Durante ese mismo tiempo, el número de madres que dio el pecho hasta los seis meses aumentó casi 10 puntos porcentuales, de un 35 por ciento que se estimaba en el año 2000 a casi el 45 por ciento en 2008.

Además del aumento en todos los grupos, las diferencias en tasas de lactancia materna entre las madres afroamericanas y blancas se están reduciendo. La brecha se redujo en 24 puntos porcentuales en 2000 a 16 puntos porcentuales en 2008.

Apoyo a la lactancia

“La lactancia materna es buena para la madre como para el bebé, además que miles de bebés están siendo amamantados en comparación de años anteriores, y este incremento se ha visto en todos los grupos raciales y étnicos”, dijo el director de los CDC Tom Frieden, pues “A pesar de estos aumentos, muchas madres que desean amamantar aún no están recibiendo el apoyo que necesitan de hospitales, médicos o empresarios. Debemos redoblar nuestros esfuerzos para apoyar a las madres que desean amamantar”.

Si bien las brechas continúan acortando entre los grupos, las estrategias más específicas para aumentar el apoyo a la lactancia materna para madres afroamericanas siguen siendo necesarias. Para solucionar esto, los CDC están financiando actualmente el Best-Fed Beginnings, un proyecto que brinda apoyo a 89 hospitales, en específico a las minorías y las poblaciones de bajos ingresos, con el fin de mejorar las prácticas hospitalarias que apoyan a las madres que amamantan. El CDC también ha otorgado recientemente fondos a seis departamentos estatales de salud de la comunidad para desarrollar sistemas de apoyo a la lactancia materna en las comunidades de color.

Para comprender mejor las tendencias de la lactancia materna y las diferencias entre los afroamericanos, blancos y bebés hispanos nacidos entre 2000 y 2008, el CDC analizó los datos de las encuestas nacionales de inmunización de 2002 a 2011.

Otros hallazgos clave del informe

De 2000 a 2008, la lactancia materna a los seis y doce meses aumentó significativamente entre los bebés afroamericanos, blancos e hispanos.  Mientras que los números están aumentando en todos los grupos, todas las madres necesitan más apoyo para continuar con la lactancia, ya que menos de la mitad de las madres en período de lactancia a los seis meses (45 por ciento) y menos de una cuarta parte de las madres (23 por ciento) están amamantando a doce meses.

Aunque las tasas de lactancia materna a los seis meses aumentaron en más del 13 por ciento entre las madres afroamericanas, este grupo todavía tenía las tasas más bajas de duración de la lactancia, lo que indica que todavía necesitan en demasía un apoyo específico.